Home » Spanish » Paternidad » Siete diferencias entre el nacimiento del primer y el segundo hijo

Siete diferencias entre el nacimiento del primer y el segundo hijo

Paternidad

Los padres primerizos tienen el lujo (aunque en ese momento no lo sepan) de planear y preparar, concentrarse y hacer todas las cosas para uno. El primer hijo, lo noten o no, recibe atención de primera y papá y mamá hacen lo imposible para darle todo lo que necesita. Es bastante emocionante y estresante a la vez darle la bienvenida a un nuevo bebé a su vida, a su hogar y a su agenda.

Luego llega el bebé número dos y todo lo que estaba bajo su control (ropa, baños, horarios) con su primer niño se vuelve un caos. Ahora debe adaptarse a tener dos niños. Bajo ningún punto de vista es imposible, pero la situación es diferente a lo que fue la primera vez. El estilo de vida que tenía con su primer hijo puede cambiar, al igual que sus métodos de paternidad. Echémosles un vistazo a algunas de las diferencias que probablemente vea cuando pase a ser padre de dos…

1. No hay más “duermo mientras el bebé duerme”

Según cuál sea la diferencia de edad entre los dos niños, lo más lógico es que el primero sea más activo que el recién nacido. Por más que le hayan aconsejado la primera vez que “durmiera mientras el bebé duerme,” y descansara lo máximo posible, es casi imposible cuando tiene dos criaturas a su cargo.

La hora de la siesta puede ser una bendición, pero no espere que ambos se adapten a la misma agenda de descanso de inmediato. Y, mientras ambos estén durmiendo, necesitará aprovechar ese tiempo para ponerse al día con los quehaceres hogareños, la rutina de actividad física y la cocina antes de que dormir vuelva a ser una prioridad. No se angustie, sacará energía de donde no haya, y las nuevas rutinas le devolverán el equilibrio a su mundo más rápido de lo que pensaba.

shutterstock_390432748

Next »
ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat