Anticoagulantes Naturales

Mediante el proceso de la coagulación, nuestros cuerpos pueden detener el flujo sanguíneo, algo crucial al momento que alguien sufre una lesión significativa. Pero la coagulación sanguínea también puede causar serios problemas de salud, por ejemplo un coágulo puede causar un ataque al corazón o infarto. Es por esto que los anticoagulantes son necesarios, ya que pueden usarse  para ayudar a restaurar el flujo sanguíneo a las partes críticas del cuerpo y prevenir daños mayores.

Para adelgazar la sangre, muchos médicos les prescriben fuertes medicamentos a sus pacientes, pero existen muchos anticoagulantes naturales que los pacientes pueden ingerir por sí mismos para evitar que surjan problemas. Tomemos en cuenta que aún es importante consultar con su médico antes de irse por la vía natural para adelgazar la sangre para asegurar que sea la una opción viable.

Ajo

Además de darle ese sabor especial a la salsa de spaghetti que prepara la abuela, el ajo también puede ser bueno para la salud. Para empezar, tiene la capacidad de limitar la colección de plaquetas, una de los pasos iniciales en la formación de un coágulo sanguíneo.

En dosis pequeñas, no se sabe con exactitud si el ajo realmente tiene el potencial de prevenir un devastador ataque al corazón o infarto a causa de un coágulo sanguíneo. Sin embargo, en grandes cantidades – tales como las que se ingieren en forma de suplementos – el ajo pudiera tener un papel mayor en ayudar a limitar la agregación plaquetaria. Consulte con su médico para saber cuánto ajo debe consumirse. Si se encuentra en una posición en la cual los coágulos sanguíneos puedan representar un problema de salud, podría ser buena idea incorporar más ajo a su dieta.

Aceite de Pescado

Es muy probable que ya conozca los beneficios a la salud que brinda el aceite de pescado, y especialmente aquellos que contienen ácidos grasos omega 3. Estos ácidos, que se encuentran en una gran variedad de pescados, como el salmón, han mostrado que ayudan a incrementar el funcionamiento cerebral y combaten serios problemas de la salud, como los infartos.

Pero los ácidos grasos omega 3 también pueden ayudar a adelgazar la sangre al prevenir la formación de sustancias que promueven la formación de plaquetas. Para aquellas personas que necesitan mantenerse pendientes de la amenaza que representan los coágulos sanguíneos, esto hace que el aceite de pescado sea de gran beneficio para su dieta. Si no disfruta del sabor del pescado, también se puede ingerir el ácido graso omega 3 en forma de suplemento.

Vitamina E

De pequeños, era muy común que los padres nos recordarán que necesitábamos vitaminarnos, ya sea mediante una dieta balanceada o a través de la ingencia literal de un multivitamínico. Pero tal vez no nos explicaron que cada tipo de vitamina es diferente.

Por ejemplo la vitamina E. Esta se encuentra en una gran variedad de alimentos como en las almendras, los granos integrales, las semillas de girasol, los huevos, y las nueces, y se ha comprobado que ayuda a combatir la formación de coágulos sanguíneos además que limita las probabilidades de un ataque al corazón o infarto. Si no disfruta del sabor de los huevos, nueces, semillas o granos integrales, la vitamina E también está disponible en forma de suplemento.

Hierbas con Cumarina

Literalmente existen cientos de miles de medicamentos disponibles para ayudar a prevenir o tratar problemas de salud serios como un ataque al corazón o infarto. ¿Pero sabe de donde provienen muchos de estos medicamentos? Podría ser sorpresa para muchos que algunos medicamentos, tales como la warfarina – misma que ha sido diseñada para prevenir la formación de coágulos sanguíneos – son formulados con hierbas que se pueden conseguir fácilmente.

De hecho, la warfarina contiene un compuesto conocido como cumarina, y esta se encuentra en plantas como la raíz de angélica, la flor de árnica, el anís, la manzanilla, el fenogreco, raíz de regaliz, perejil, y clavo rojo. Dicho esto, el consumo de estas hierbas podría representar un problema si ya se toma medicamento para adelgazar la sangre como la warfarina, por lo tanto consulte con su médico para confirmar si es bueno incluir estas en su dieta.

Jengibre

Es probable que sepa que el jengibre podría ayudar a reducir la inflamación digestiva y a aliviar un leve malestar estomacal o indigestión, pero ¿sabía que también puede ayudar a adelgazar la sangre? Esto es debido a que el jengibre contiene salicilato, un tipo de ácido que se encuentra en algunas plantas. De hecho, el ácido salicílico es el nombre técnico para la aspirina, misma que podría ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo humano y hasta podría ayudar a prevenir un infarto.

El jengibre se encuentra disponible en forma de raíz, especie, o en té, así que es fácil incorporarlo en su dieta diaria. Recuerde consultar con su médico para verificar que no represente un problema en cuanto a los medicamentos que ya se le hayan prescrito.

Aguacate

El aguacate puede ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos de dos maneras: primeramente, contiene ácidos grasos omega 3, que han mostrado ser efectivos en asistir en la prevención de la formación de plaquetas y de coágulos sanguíneos. Y, al igual que el jengibre, contiene salicilato, que también ha mostrado que ayuda a limitar las posibilidades de que se formen coágulos sanguíneos.

Los aguacates se encuentran disponibles en la mayoría de los supermercados y se puede agregar a casi cualquier platillo, desde guacamole hasta emparedados y ensaladas. Recuerde consultar con su médico familiar para verificar que este no vaya a interactuar negativamente con alguno de los medicamentos anticoagulantes que le hayan sido prescritos.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X