Home » Spanish » Tratamiento & Prevención » Tratamientos eficaces para el dolor de nervio

Tratamientos eficaces para el dolor de nervio


Ya sea una rigidez crónica en el cuello, una terrible jaqueca, o una punzada en un nervio del hombro, el dolor neurálgico es terrible — y siempre ataca en el peor momento posible.

Lograr el control del dolor del nervio puede parecer imposible sin el alivio efectivo. Afortunadamente, los médicos profesionales ofrecen nueve opciones populares — con prescripción y sin prescripción — para cuando se trata de aliviar el dolor del nervio. De hecho, muchos de los tratamientos a seguir se combinan para garantizar mayor éxito.

1. Analgésicos opioides

Para el dolor agudo de nervio, los médicos sugieren a menudo la prescripción más potente disponible — los analgésicos opioides. Estos no solo funcionan rápidamente en el alivio del dolor, sino que también funcionan cuando un tratamiento de menor dosis no logra calmar el malestar. Solamente tenga en cuenta que los opiáceos tienen fuertes efectos secundarios como malestar estomacal, estreñimiento, problemas digestivos y agotamiento, así como un alto riesgo de adicción.

2. Árnica

El gel natural de árnica es un remedio sin prescripción para el dolor que se aplica tópicamente en la zona afectada. Mientras que el gel de árnica se usa más a menudo para tratar el dolor de la artritis, este elemento derivado de una flor puede ser también frotado en el cuello, en los hombros, en las rodillas y en la espalda. Y mejor aún, es relativamente barato y se consigue en cualquier tienda de alimentos saludables.

3. Anticonvulsivos

Tradicionalmente prescritos a los epilépticos para controlar las convulsiones, los fármacos anticonvulsivos pueden ser eficaces contra el dolor de nervio pues su efecto es el de calmar y equilibrar la respuesta del sistema nervioso. Sin embargo, deberá tener en cuenta que tomar estos poderosos medicamentos puede causar malestar estomacal, somnolencia, visión doble y hasta mareos.

4. AINES

Otra prescripción poderosa para tratar el dolor de nervio son los AINES (o antiinflamatorios no esteroideos). Estos se prescriben para tratar el dolor de cabeza, la migraña y el dolor de nervio asociado con los síntomas de la artritis y los esguinces. Sin embargo, los AINES también reducen la inflamación mientras que proporcionan el alivio del dolor.

5. Antidepresivos

Actualmente, los médicos recetan antidepresivos tricíclicos para el dolor del nervio pues funcionan como un analgésico además de calmar la depresión que a menudo se desarrolla con el dolor crónico. Para los pacientes que no pueden tomar antidepresivos tricíclicos (es decir, aquellos que padecen enfermedades del corazón), los IRSN (inhibidores de la recaptación de la serotonina y la norepinefrina) suelen prescribirse en su lugar.

6. Cremas de capsaicina

La capsaicina, el ingrediente activo en los chiles picantes, funciona como un analgésico eficaz que bloquea los impulsos de dolor en el nervio. La crema de capsaicina puede ser aplicada tópicamente en la zona afectada — el cuello, la espalda, el hombro o la rodilla — varias veces al día para obtener una sensación de calor que alivia el dolor crónico en unos cuantos minutos.

7. Parches para aliviar el dolor

El dolor del nervio localizado (en áreas pequeñas del cuerpo como el tobillo) puede aliviarse con parches de lidocaína que se aplican justo en el punto de origen del dolor. Estos parches sin prescripción pueden adquirirse en cualquier farmacia. Lo único que tiene que cuidar es el desarrollo de erupciones cutáneas y otras irritaciones exteriores que pueden llegar a aparecer.

8. Vitamina B12

La vitamina B12 es un eficaz tratamiento suplementario para el dolor de nervio, ya que estimula la creación de un soporte dentro del cuerpo a través del fortalecimiento y el engrosamiento de la capa que protege los nervios. Esta barrera asegura que los nervios no queden expuestos y causen así dolor agudo y crónico.

9. Terapia de liberación posicional

La terapia de liberación posicional (o PRT) es una terapia alternativa que alivia los espasmos asociados con el nervio y el dolor en el cuello, el codo, las piernas y los hombros. La PRT centra el tratamiento en el punto sensible del dolor al ejercer presión en el área con intervalos de 90 segundos mediante el uso de técnicas de respiración para calmar el cuerpo y la mente. La PTR está destinada a romper el ciclo del dolor a través de la soltura del cuerpo y de la relajación del paciente.

ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat