Home » Spanish » Tratamiento & Prevención » Seis consejos que no se puede perder de expertos en podología

Seis consejos que no se puede perder de expertos en podología


Es probable que haya oído la frase, “intenta ponerte en sus zapatos.” La mayoría de nosotros somos muy desagradecidos con nuestros piecitos— y los castigamos con un promedio de 10.000 pasos por día. Por esa ardua labor, ¿qué tan seguido sumerge esos pobres deditos en agua tibia y sales de Epsom?

Para saber cómo agasajar nuestros pies, hemos decidido consultar a los que más saben del tema. A continuación, le presentamos seis maravillosos y útiles consejos de expertos en podología…

1. La diabetes y los pies

El podólogo oriundo de Virginia Beach Bradley A. Levitt afirma que si sufre de diabetes tipo 1 o 2, un experto en podología debería acompañar su tratamiento. A alrededor de 70.000 diabéticos se les debe amputar un pie al año y duplican así los riesgos de muerte.

Para una persona diabética, una simple laceración o ampolla puede transformarse en una infección fatal. Los cortes, úlceras, ampollas y cualquier lesión de aspecto inocente puede ser un pasaje directo a la amputación.

swollen feet

2. Pise fuerte en la salud

Como dijimos en la diapositiva anterior, sus pies pueden revelar muchísimo acerca de su salud si sabe bien qué clase de indicadores buscar. La especialista en podología Amanda Mesnaroz, oriunda de Ohio, señala que los cambios en el aspecto del pie— desde la piel hasta la forma de transpirar— pueden ser signos de algún problema de salud subyacente.

La Dra. Meszaros asegura que los cambios en el grosor de la piel de los pies tiene que ver con la mala circulación, que puede ser provocada por un problema cardiaco, un posible ataque cardíaco o accidente cardiovascular e incluso la enfermedad periférica arterial. Los pies demasiado secos o sudorosos pueden estar vinculados con un caso de diabetes no diagnosticada.

foot bath

3. Prevenga la aparición de hongos en los pies

Créame; los hongos en las uñas de los pies no son nada divertidos. La onicomicosis desarrolla una infección fúngica que genera la aparición de puntos blancos o amarillos debajo de las uñas. A medida que la infección empeora, la uña se descolora, se engrosa y, en el peor de los casos, se desprende.

Según la clínica Mayo, la mayoría de las infecciones se trata con medicamentos de venta libre (píldoras antimicóticas o cremas tópicas). Además, cambiarse con frecuencia los calcetines, secarse bien los pies y evitar bañarse descalzo en los gimnasios, facilitará el proceso de recuperación y evitará que vuelva a pasar por lo mismo.

unhygenic hole in sock dirty socks

4. Cuidado con andar descalzo en las duchas públicas

Es posible que su madre o su entrenador lo hayan aterrorizado con historias sobre el pie de atleta y las verrugas plantares, que son lesiones muy profundas causadas por el virus del papiloma humano (VPH) que, por lo general, se contrae al caminar descalzo por superficies comunitarias o duchas públicas. Pero, ¿qué tan seguido se olvida las ojotas o sandalias en casa?

Según Casey Ann Pidich, especialista en podología y oriunda de Nueva York, los vestuarios públicos y las duchas de los gimnasios están repletos de hongos que provocan pie de atleta. Por eso, es esencial llevar siempre con usted un par de ojotas al igual que secarse bien los pies después de ducharse…¡No se olvide de los espacios entre los dedos!

shutterstock_226882033

5. El pie cambia con la edad

Al igual que la piel, el cabello y el cuerpo, los pies también cambian a medida que envejecemos— según el equipo de podología de Kaiser Permanente Mid-Atlantic Hospital. Por eso, a medida que crecemos, nuestros pies tienden a ensancharse y alargarse debido a la pérdida de elasticidad en los ligamentos y tendones.

Esto significa que el calzado que usábamos los 20 o 30 puede que no nos quepa a los 60. Cuando vaya de compras, opte por tiendas que brinden asesoramiento de un experto. Pídale que mida sus pies para controlar algún cambio en el tamaño y que controle su pisada para buscar un calzado acorde a sus necesidades.

cold feet

6. Tacones extremadamente altos

La Dra. Hillary Brenner, podóloga y vocera de la American Podiatric Medical Association, señala que los tacones demasiado altos con punta fina son los más dañinos para los pies. Con diseños cada vez más altos, angostos e incómodos para los dedos, no quedan dudas de que la Dra. Brenner los llame un “¡zapaticidio!”

Hablando en serio, la Dra. Brenner asegura que los tacones extremadamente altos provocan dolor crónico, torceduras de tobillo, hinchazón, molestias al caminar y hasta juanetes, que son protuberancias que se desarrollan encima del hueso de la base del dedo gordo. Si usa tacones con frecuencia, consiga unos bien holgados, que le brinden el espacio que necesitan sus dedos y que no superen los 5 cm y medio de alto.

high heels

ADVERTISEMENT

We Recommend

More on ActiveBeat