Remedios naturales para calmar el dolor de garganta

Existen muchas soluciones para el dolor de garganta, desde productos de venta libre que adormecen la garganta hasta antibióticos para los casos de faringitis estreptocócica. Sin embargo, si usted no quiere ir al médico (o a la tienda), y su dolor de garganta no es grave (como suele ocurrir con los estreptococos), quizá quiera ver si ya tiene un remedio en casa.

Hay varios remedios que pueden proporcionar un alivio temporal del dolor de garganta. Algunos funcionan por sí solos o en combinación con otros ingredientes, pero en general -con algunas excepciones- estos remedios son seguros para todos. A continuación, le presentamos 13 remedios que puede probar…

1. Miel

Este producto de origen natural no sólo es una buena alternativa al azúcar para el café o el té, sino que también puede ayudar a calmar la garganta inflamada. Según Medical News Today, la miel no sólo tiene la capacidad de combatir las infecciones y aliviar el dolor por sí sola, sino que también puede hacer que otros remedios (menos apetecibles) sean más fáciles de tomar.

La fuente explica que la miel puede combinarse con agua caliente y vinagre de sidra de manzana -ya explicaremos más sobre este remedio-. Sin embargo, hay un par de advertencias relacionadas con la miel: no debe darse a los bebés porque ellos no pueden manejar las esporas que a veces se encuentran en la miel, ni tampoco a las personas que deben controlar su consumo de azúcar y carbohidratos ya que la miel contiene mucho de ambos.

2. Té de manzanilla

Según Healthline, la manzanilla, utilizada a menudo para ayudar a la gente a relajarse, también puede ayudar a que el dolor de garganta se tome un descanso. “Se ha utilizado durante mucho tiempo con fines medicinales, tales como el alivio del dolor de garganta. A menudo se utiliza por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y astringentes”, señala la fuente.

Healthline añade que algunos estudios han demostrado que la simple inhalación de vapor de manzanilla puede aliviar los síntomas del resfriado (entre los que se encuentra el dolor de garganta). “También puede estimular el sistema inmunológico para ayudar al cuerpo a combatir la infección que causó el dolor de garganta en primer lugar”, dice la fuente.

3. Agua salada

No hay solución más sencilla que ésta, literalmente. Todo lo que se necesita es agua corriente y un poco de sal (algo que, seguramente, tiene ahora mismo en su cocina). La revista Best Health dice que la sal y el agua “se han utilizado como gárgaras durante siglos porque funcionan muy bien: esta mezcla extrae la humedad de las membranas mucosas (diluyendo así la mucosidad) y ayuda a limpiar la garganta de flemas”.

La fuente dice que hay que disolver media cucharadita de sal en una taza de agua caliente y hacer gárgaras, idealmente 3 o 4 veces al día o hasta que la garganta se sienta mejor. No trague la mezcla; escúpala después de hacer gárgaras.

4. Sopa de pollo

Resulta que este alimento no sólo es reconfortante para el alma, sino también para el dolor de garganta. Según Health.com, aunque a menudo se utiliza para cuidar un resfriado, también puede ayudar a aliviar los síntomas relacionados, como el dolor de garganta.

La clave es el sodio del caldo, el cual puede contener propiedades antiinflamatorias, señala la fuente. Su textura suave también es una buena manera de mantenerse nutrido (y obtener los nutrientes que necesita para combatir las infecciones), mientras otros alimentos se sienten como lija en su garganta.

5. Malvaviscos

El jurado parece estar muy dividido sobre la eficacia real de comer malvaviscos como cura para el dolor de garganta, pero Lifehacker.com se inclina por respaldar los beneficios de esta práctica. “Aparentemente, la gelatina es muy útil cuando se trata de aliviar la irritación y calmar el dolor de garganta”, señala la fuente, citando a una bloguera llamada Ashley Brown.

El té de malvavisco también es un remedio popular, y la savia de la raíz de malvavisco (con la que se hacían los malvaviscos antiguamente, antes de que la gelatina la sustituyera) puede utilizarse para este fin. Al parecer, en las tiendas de salud se puede comprar cápsulas de malvavisco que se pueden abrir y añadir al agua para preparar este té mágico.

6. Vinagre de sidra de manzana

Este tónico natural para la salud entra en muchas listas debido a sus propiedades curativas, entre las que se encuentra el alivio de la garganta irritada. MedicalNewsToday.com dice que el vinagre de sidra de manzana -además de haber ha sido un remedio de “medicina popular” durante años- tiene un ingrediente activo llamado ácido acético que combate las bacterias. Añada una cucharada de este vinagre a una taza de agua caliente y bébalo.

Desde la antigua Grecia, el vinagre de sidra de manzana ha sido combinado con la miel para crear algo llamado “oximel”, remedio que se utiliza para tratar las gripes con tos y los dolores de garganta, añade la fuente. Puede añadir una cucharada de miel a la sencilla receta anterior para aumentar su eficacia.

7. Especias

¿En serio? ¿Añadir calor picante a su garganta, que ya se siente como si estuviera en llamas? Sin embargo, parece que funciona, al menos según GlobalHealingCenter.com, que dice que especias como la cayena, la cúrcuma, el jengibre y el clavo de olor pueden ayudar a adormecer el dolor (después del ardor inicial).

No tiene que tomar una bocanada de pimienta de cayena para que esto funcione -de hecho, por favor, nunca lo intente-. En su lugar, añada una cucharada de cayena a un cuarto de taza de agua tibia, mézclela bien y haga gárgaras. Al parecer, las gárgaras de cúrcuma también funcionan bien, sin el “escozor” que causa la cayena, añade la fuente. Hacer un té de jengibre es la mejor forma de consumir esta especia, para este fin concreto. También el té de clavo de olor es otro remedio que puede calmar la inflamación de la garganta, explica la fuente.

8. Dormir

Para este remedio no necesita encontrar nada en sus armarios; sólo necesita una cama o un sofá y algo de tranquilidad. “Dormir adecuadamente es de vital importancia para superar el dolor de garganta”, señala DrAxe.com.

La fuente señala que, en realidad, se debe aspirar a dormir entre 9 y 10 horas “hasta que empiece a sentirse bien”. La falta de sueño es perjudicial para la inmunidad en general. Según la fuente, las investigaciones han demostrado que “la calidad del sueño se considera un importante factor de predicción de la inmunidad y la susceptibilidad al resfriado común”.

9. Bicarbonato y agua

Este remedio de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) está dirigido a quienes reciben tratamiento contra el cáncer, pero puede proporcionar alivio en otros casos. Ponga una cucharadita de bicarbonato de sodio en un cuarto de galón de agua y añada una cucharadita de sal para darle más fuerza. “Haga gárgaras con la mezcla para aliviar el dolor de garganta, pero no la trague”, añade la fuente.

Este remedio también puede ayudar a aliviar el dolor de boca debido a las llagas, añade la fuente. La solución ayudará a evitar las infecciones. Busque un producto de bicarbonato de sodio natural en la tienda (puede decir bicarbonato de sodio natural en la etiqueta -este es el estado más puro-).

10. Limón y agua

Cuando la vida le da un dolor de garganta, usted le da… ¿limones? Reader’s Digest señala que una mezcla de jugo de limón y agua puede ayudar a ahuyentar el picor de garganta.

La fuente dice que hay que mezclar una cucharadita de jugo de limón en una taza de agua para “ayudar a reducir el tejido inflamado de la garganta y crear un entorno hostil (ácido) para los virus y las bacterias”. Beber agua de limón regularmente también tiene otros beneficios para la salud.

11. Salsa picante

Lo último que querría echar en su tierna garganta es salsa picante, pero Reader’s Digest dice que lo haga. Al fin y al cabo, está hecha (normalmente) con pimientos picantes de verdad, y algunas de estas salsas saben realmente bien.

La clave está en el pimiento picante, el cual ayuda a reducir la inflamación mientras adormece el dolor, añade la fuente. Reader’s Digest sugiere añadir “unos cuantos batidos de salsa picante” a una taza de agua caliente para aliviar el dolor; no le dará una buena sensación al principio, pero haga gárgaras con esta solución cada 15 minutos y, según parece, se acostumbrará a ella. Aléjese de las salsas muy picantes (con pimientos fantasma, por ejemplo) si no está acostumbrado/a a ellas.

12. Salvia y equinácea

Medical News Today explica que la salvia tiene usos medicinales, además de ser útil para cocinar. “Se ha utilizado para tratar muchas afecciones inflamatorias, y estudios controlados sugieren que puede ayudar a aliviar el dolor de garganta”, señala la fuente.

Por su parte, la equinácea también se utiliza en todo el mundo por sus propiedades medicinales, y se ha demostrado que combate las bacterias y reduce la inflamación, añade la fuente. Para hacer un “spray para la garganta” con estos componentes se necesita una cucharadita de salvia molida, una cucharadita de equinácea molida, y 0.5 tazas de agua. Deje las hierbas en remojo en agua hirviendo durante 30 minutos, cuélelas y ponga la infusión en una pequeña botella de spray para utilizarla cuando sea necesario.

13. Aceite de coco

La misma fuente afirma que el aceite de coco puede ayudar con el dolor de garganta, ya que sus propiedades calmantes “ayudan a lubricar las membranas mucosas de la garganta”. También señala que estudios en animales sugieren que el aceite de coco puede ayudar a combatir la infección y la inflamación.

Puede añadir una cucharada de aceite de coco al té caliente o al cacao, una cucharada a la sopa o puede ponerse una cucharada directamente en la boca “y dejar que se derrita en la garganta”, sugiere la fuente. Intente limitar la ingesta a 2 cucharadas al día (de lo contrario, puede tener efecto laxante).

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X