Dolor ESP

Ocho tratamientos naturales y eficaces para la ciática

La ciática es un dolor insoportable (o radiculopatía) que se produce en un lado de la pierna — desde los glúteos hasta los pies. El dolor del nervio ciático se produce generalmente cuando se pellizca un nervio en la zona lumbar o cuando hay una hernia discal que sobresale en el canal espinal y comprime el nervio ciático. El dolor punzante e intolerable de la ciática es a menudo comparado con un dolor de muela.

Afortunadamente, los pacientes de ciática pueden encontrar algún alivio natural con estos ocho tratamientos provenientes de una variedad de profesionales médicos y terapeutas físicos recomendados…

1. Yoga suave

Una investigación del Centro Integral del Dolor de la Universidad de las Ciencias de la Salud en Oregón, descubrió que la práctica regular de yoga se vincula con la reducción del dolor de ciática. El estudio supervisó a un grupo de pacientes con dolor crónico de espalda durante una práctica de yoga Iyengar de 16 semanas. Después de que terminara dicho período, el dolor de los pacientes se redujo en aproximadamente un 64% en términos generales. Los investigadores vincularon los efectos del estiramiento suave con una mejoría en la fuerza muscular y con la presencia de mayor flexibilidad y movilidad.

2. Alterne entre hielo y calor

Aunque alternar entre hielo y calor en el área afectada no hará nada para reducir la inflamación de la ciática, los terapeutas a menudo lo recomiendan como un método “masajeante”, lo que significa que aplicarse compresas frías y calientes durante 15 minutos cada uno puede proporcionar estímulos alternativos en la zona (aparte de dolor) para reducir el malestar angustioso.

3. Manipulación de la columna

Según las investigaciones recolectadas por el National Spine Care en Alberta, el alivio quiropráctico es a menudo prometedor cuando otras terapias para tratar la ciática no proporcionan ningún alivio del dolor. Los investigadores han descubierto que la manipulación espinal activa el sistema nervioso para curar la zona naturalmente — lo cual reduce la inflamación y restaura la movilidad normal en aproximadamente 60% de los pacientes que visitaron a un quiropráctico regularmente para el tratamiento de la ciática.

4. Terapia de masaje de los puntos desencadenantes

La terapia de masaje de los puntos desencadenantes aplica presión directa al músculo piriforme en los glúteos, el cual se encuentra justo por encima del nervio ciático. Este masaje afloja los músculos y alivia la compresión que provoca dolor, entumecimiento y hormigueo en la pierna afectada. Según terapeutas de la Asociación Americana de Terapia de Masajes, la terapia semanal de masaje de los puntos desencadenantes ha mostrado mejorías en la enfermedad.

5. Hierbas medicinales

Los pacientes de ciática a menudo recurren a las hierbas curativas como la garra del diablo, la cual tiene buena reputación como antiinflamatorio natural y cuenta con el aval de profesionales en el Centro para la Medicina Integrativa de Arizona. Los médicos afirman que sólo 1.500 miligramos de garra del diablo dos veces al día pueden inhibir la respuesta inflamatoria si la hierba contiene 50 miligramos del compuesto activo, harpagósido. Sin embargo, los pacientes que toman anticoagulantes o padecen de úlceras pépticas deben evitar tomar garra del diablo.

6. Acupuntura caliente

Si sufre de ciática, no descarte la acupuntura hasta que la haya intentado. Un estudio del año 2009 publicado en el Diario de Medicina Tradicional China expuso un grupo de 30 pacientes de ciática a la terapia de acupuntura caliente (con agujas calientes). Más del 50% de los pacientes informó diversos grados de alivio.

7. Aceites y ungüentos naturales

Una gran variedad de aceites naturales han mostrado efectos positivos sobre la ciática. De hecho, Tieraona Low Dog, MD, director de la asociación en el Centro para la Medicina Integrativa de Arizona, usa parches y ungüentos tópicos de pimienta de Cayena OTC para el tratamiento del dolor en los pacientes con ciática. El Dr. Low Dog afirma que la capsaicina en los chiles obstruye la liberación del dolor causado por los compuestos de los nervios.

8. Terapia física

Es difícil imaginar que el movimiento podría ayudar al dolor agonizante de ciática cuando a menudo parece exacerbarlo. Sin embargo, la inmovilidad mantendrá el área tensionada mientras que los ejercicios de terapia física pueden aumentar el flujo sanguíneo en la zona y el nervio afectado. Por ejemplo, un apacible paseo de 20 minutos, nadar o hacer una rutina de estiramiento diariamente fortalecerá sus músculos, reducirá la inflamación, mejorará la flexibilidad y estabilizará la columna vertebral.

X