Belleza ESP

Ocho secretos de belleza con aceite de coco

El aceite de coco destaca por contar con propiedades emolientes y es un elemento muy común en muchas recetas de belleza. Además de ser muy útil a la hora de suavizar la piel (en especial en zonas ásperas como rodillas y codos), sirve como antimicótico y antibacteriano natural.

A continuación, le presentamos ocho deliciosos usos del aceite de coco virgen…

1. Para una afeitada al ras

Sí, claro que puede gastar toneladas de dinero en cremas de afeitar humectantes o hidratantes que dejarán su piel suave y tersa después de una afeitada al ras. No obstante, es probable que cualquier producto que consiga en las tiendas esté repleto de químicos dañinos.

¿Está dispuesta a pagar un precio tan alto por absorber todas esas toxinas por medio de sus piernas, axilas y área del biquini? En lugar de eso, anímese a nutrir su piel con las bondades del aceite de coco. Por su naturaleza antimicrobiana, es ideal a la hora de combatir infecciones y, como si esto fuera poco, ¡suaviza y perfuma sus piernas!

2. Masajes humectantes

Me declaro culpable de haber gastado una pequeña gran fortuna en todas las cremas humectantes o hidratantes que me debo haber aplicado, como mucho, dos veces en mi vida. Lo mejor que puede hacer es conseguir una botella de aceite de coco orgánico y obtendrá así un tónico humectante ¡súper efectivo y económico!

Prepare su propia loción exfoliante libre de químicos al combinar media taza de aceite de coco derretido con una taza de azúcar morena (o, en su defecto, sal marina). Por lo general, yo prefiero la sal marina y perfumo el preparado con unas gotas de mis aceites esenciales favoritos (lavanda o vainilla) para darle un toque refrescante a mi tratamiento casero.

3. Loción desmaquilladora natural

Me sorprende muchísimo cada vez que descubro que he estado gastando fortunas por productos cosméticos, cuando en realidad, disponía de opciones saludables igual de efectivas a mitad de precio. Un caso muy ilustrativo es el de la loción desmaquilladora.

Empape un paño o una almohadilla de algodón en aceite y remueva el maquillaje, la suciedad y la grasitud del rostro. Al tratarse de un producto natural, puede utilizarlo sin problemas alrededor de los ojos y hasta humectar esa zona tan delicada. Hasta sirve para remover los residuos de la máscara de pestañas a prueba de agua.

4. Brillo y vida para su melena

¿Alguna vez se puso a pensar por qué tantos acondicionadores hidratantes contienen aceite de coco entre sus ingredientes? Este extracto natural tan nutritivo, al ser absorbido por el folículo piloso, estimula el crecimiento sano y fuerte. De hecho, para aprovechar al máximo los beneficios, aplíquese unas gotitas de este aceite puro en el cabello húmedo, luego péinese y colóquese un gorro para no manchar su almohada.

Al dejarlo penetrar por la noche, recuperará las proteínas perdidas y reparará los daños causados por el invierno. Por la mañana, me lavo con champú y acondicionador y… ¡Voilà! ¡Rizos más definidos y menos puntas abiertas!

5. Limpiador facial humectante o hidratante

Si bien esta no es una opción de lo más apropiada para aquellos con pieles grasas y propensas a los brotes de acné, el aceite de coco constituye un maravilloso tónico humectante que puede incorporar sin problemas a su rutina de limpieza facial. Al ser hidratante y antibacteriano, muchas mujeres (y hombres, también) aseguran que este producto natural revitaliza la piel de su rostro y alivia la resequedad.

Aplíqueselo por la noche, con pequeños movimientos circulares en las zonas de la cara y del cuello. Masajee con suavidad para que el aceite penetre en la piel. Retire los residuos con un limpiador facial regular y luego continúe con su ritual de belleza tradicional.

6. Adiós resequedad en las manos

Si después de lavar los platos, de una tarde de jardinería o de una larga jornada de trabajo (sí, es maravilloso para los hombres) nota que la piel de sus manos está reseca, hidrátela con unas gotitas de aceite de coco extra virgen siempre dejo a mano una botella al lado del fregadero y la uso como loción después de cada lavado.

Muchos factores deterioran el aspecto de la piel de las manos y, es por eso que acostumbro a llevar un pequeño recipiente de esta maravilla natural en mi bolso y me aplico unas gotitas en las manos cada tanto para mantenerlas suaves y tersas.

7. Rejuvenecimiento de pies a cabeza

El aceite de coco es un hidratante corporal maravilloso y puede aplicárselo después de una ducha caliente para prevenir la resequedad y la irritación en pieles delicadas.

Présteles mayor atención a las zonas extremadamente sensibles como los codos, las rodillas y los tobillos. Este aceite es maravilloso para las quemaduras solares, ya que acelera el proceso de curación y evita que la piel se desprenda. ¡Lo mejor de todo es que esta maravilla natural huele delicioso y deja su cuerpo perfumado durante todo el día!

8. Iluminador natural

Si desea tener una piel suave, joven y radiante; no lo piense más, el aceite de coco es la solución. Después de una larga noche de sueño interrumpido, es posible borrar los rastros de las peores pesadillas de la estética. Finja que tiene una mirada fresca y despierta al aplicar unas gotas de aceite de coco en las mejillas y alrededor del ojo después de maquillarse.

Al ser un iluminador natural, este extracto es un ingrediente popular en muchas lociones para iluminar la piel. ¡Acabe con esas ojeras y devuélvale el brillo perdido a su rostro con ayuda de la madre naturaleza!

Share This Article

X