Los mejores remedios naturales y calmantes para el herpes labial

El herpes labial es muy desagradable e, incluso, puede ser un poco embarazoso. Cualquiera que haya sufrido uno puede saber cuándo está apareciendo. El herpes labial suele aparecer en la comisura de la boca y en el borde del labio, y tiene el aspecto de un pequeño grupo de ampollas blancas. Al principio se siente como un pequeño cosquilleo, y luego, a medida que se desarrolla, comenzará a arder.

El herpes labial es causado por, y se propaga a través de, la saliva infectada con el virus del herpes simple tipo 1. Estas contagiosas ampollas febriles, que pueden permanecer en la boca o a su alrededor hasta varias semanas, se activan por el estrés, la baja inmunidad o la exposición al sol. Por suerte, hay algunas cosas que se pueden probar para prevenir la aparición de un herpes labial, aliviar el dolor o, incluso, acelerar el proceso de curación. Aquí le ofrecemos una larga lista de 18 remedios naturales y calmantes para el herpes labial…

Bálsamo labial con FPS

El exceso de exposición al sol suele ser el desencadenante de un desagradable herpes labial. Muchas personas han mejorado sus habilidades para ponerse protección solar, pero una zona de la que a menudo se olvidan es la de los labios. Pero, de hecho, no es menos importante proteger los labios de los dañinos rayos UV, dado que también son considerados “piel expuesta”. El herpes labial inducido por el sol puede ser prevenido mediante la aplicación de un bálsamo labial con protección solar. Busque un protector con FPS 15, o superior.

Ejercicio

Si siente que un herpes labial se está gestando bajo la superficie de su piel, puedes ponerle freno antes de que asome su fea cabeza. Un poco de ejercicio suave para aliviar el estrés, como el yoga, puede ayudar a calmar los desencadenantes de la ansiedad y, con suerte, la formación de la ampolla febril.

Leche fría

Basta con empapar un algodón, o el extremo de un hisopo de algodón, en leche fría y frotarlo suavemente sobre el herpes labial. Haga lo mismo si nota que se está formando la ampolla en la superficie del labio para evitar que, de hecho, termine formándose.

Vaselina

Cubra ese antiestético herpes labial con vaselina para calmar el dolor y acelerar la curación del herpes labial. La refrescante vaselina también protegerá la ampolla de cualquier infección bacteriana secundaria.

Regaliz en polvo

El regaliz es definitivamente delicioso, pero también tiene algunos beneficios secretos para la salud. Reader’s Digest dice que contiene propiedades antiinflamatorias y antivirales. Por supuesto, estamos hablando del auténtico regaliz en polvo, no del caramelo rojo de aperitivo.

La raíz de regaliz tiene un alto contenido en ácido glicirrícico (un ingrediente que tiene el poder de impedir la formación del virus del herpes labial). Mezcle un poco de polvo de regaliz con aceite vegetal para hacer una pasta y aplicar una pizca directamente sobre el herpes labial, o prepare una infusión de regaliz.

Desinfectante de manos

Una de las principales formas de contagio del herpes labial es el contacto boca-mano; por ejemplo, puede tocarse accidentalmente la ampolla y dar la mano a otra persona.

Por eso, utilizar frecuentemente el desinfectante de manos puede prevenir el contagio del herpes labial, ya sea a otra persona o a su ojo, nariz u otras partes del cuerpo.

Hielo

Aunque una compresa fría como el hielo no curará el herpes labial, ni lo tratará, aliviará síntomas como la inflamación y el enrojecimiento. La sensación de frío también puede aliviar el dolor.

Health.com escribe que la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology, o AAD por sus siglas en inglés) aconseja utilizar una toalla o compresa fría y mantenerla contra el herpes labial durante unos 5 a 10 minutos, en lugar de poner hielo directamente en la zona afectada.

Cambie su cepillo de dientes

Al igual que después de un resfriado o una gripe, es conveniente cambiar el cepillo de dientes por uno nuevo, una vez que se haya curado el herpes labial.

Si sufre de herpes labial crónico, su cepillo de dientes puede ser el lugar donde se aloja el virus del herpes simple 1, y desde el cual se sigue propagando.

Aloe Vera

Cuando pensamos en el aloe vera probablemente pensamos en las quemaduras solares, pero esta planta tiene muchos otros usos, especialmente cuando se trata de afecciones de la piel. El aloe vera también puede utilizarse para tratar el herpes labial.

Esta planta tiene muchos poderes curativos porque está cargada de vitaminas antioxidantes, enzimas, minerales, ácidos grasos y hormonas. Existen muchos geles de aloe vera que pueden aplicarse directamente sobre el herpes labial a lo largo del día para aliviar el dolor y favorecer el proceso de curación.

Evite los factores desencadenantes

La mejor manera de evitar los desencadenantes es saber cuáles son. Las personas que padecen herpes labial probablemente hayan aprendido o se hayan dado cuenta de que un brote del virus del herpes simple suele ser provocado por factores desencadenantes como “el estrés emocional, el agotamiento, un sistema inmunitario debilitado (a veces causado por medicamentos), infecciones, cambios hormonales y la exposición a la radiación ultravioleta (es decir, demasiada exposición al sol)”, escribe Reader’s Digest.

La mejor manera de prevenir y tratar el herpes labial es abordar cualquiera de los factores desencadenantes mencionados. A veces, todo lo que se requiere es un ligero y sencillo cambio de estilo de vida, como hábitos alimentarios más saludables, ejercicio regular, eliminar el estrés y dormir más.

Melisa

Según Healthline, se sabe que la melisa (estrechamente relacionada con la familia de la menta) reduce el enrojecimiento y la inflamación de una ampolla, o, en este caso, de un herpes labial. Por desgracia, sus efectos son limitados, ya que no mejora el dolor ni la formación de costras.

La mejor manera de aplicar la melisa es comprar un bálsamo labial que contenga al menos un 1% de melisa (o “bálsamo de limón”), o preparar una infusión de melisa y crear una compresa. Ambos remedios proporcionarán resultados similares.

Lisina

La lisina es un aminoácido que funciona muy bien como remedio natural para el herpes labial porque ayuda a evitar que el virus crezca y se propague. Reader’s Digest dice que es el mejor remedio de todos los disponibles. Esto se basa en investigaciones que muestran que la lisina “frustra la replicación del virus al interferir con la absorción de la arginina, un aminoácido que se sospecha que es necesario para que el virus del herpes se replique”, escribe la fuente. Por lo tanto, la lisina no sólo cura el herpes labial, sino que puede evitar que se produzca.

Puede tomar lisina en forma de cápsulas o aplicarla directamente sobre la piel. Si la toma en forma de suplemento, el Dr. Axe recomienda tomar 1,000 miligramos tres veces al día. Para obtener los mejores resultados, consuma también alimentos ricos en lisina, como legumbres, pescado, pavo, pollo y verduras.

Almidón de maíz

Este es otro remedio que es muy fácil de preparar porque está hecho de algo que probablemente usted ya tiene en su despensa: almidón de maíz (o “maicena”). Reader’s Digest promete que una pasta hecha con una mezcla de almidón de maíz y agua ayudará a curar el herpes labial. “El almidón de maíz neutraliza el pH de la llaga (el herpes labial prospera en ambientes ácidos), lo que aliviará el dolor y la inflamación”, escribe Reader’s Digest. Todo lo que tiene que hacer es batir la mezcla y aplicarla en la zona afectada un par de veces al día.

Consuma más vitamina C, zinc y alimentos probióticos

El herpes labial suele aparecer en personas con un sistema inmunitario debilitado, por lo que una de las mejores formas de combatirlo es crear un sistema inmunitario fuerte. Una de las formas más fáciles de hacer esto es a través de la dieta. Asegúrese de consumir alimentos que refuercen el sistema inmunitario, esto es:  alimentos que contengan vitamina C, zinc o probióticos.

No se preocupe; no tiene que pertrecharse de montones de naranjas, ya que estas no son el único alimento con alto contenido en vitamina C. Reader’s Digest señala que ciertos alimentos (como las bayas, los kiwis, los cítricos y los melones) son una gran fuente de vitamina C, y que otros alimentos (como el marisco, las aves, los frijoles y los cereales integrales) están cargados de zinc. Por su parte, según el Dr. Axe, las mejores fuentes de alimentos probióticos son el yogur, el vinagre de sidra de manzana, el kimchi, el chucrut y el natto. Como es habitual, las verduras también son una parte importante de una dieta saludable, lo que significa que lo/a ayudarán a reforzar su sistema inmunitario.

Deje de tocarlo

Cada vez que tenemos una pequeña imperfección que nos molesta (especialmente cuando está en nuestra cara), no podemos evitar tocarla… ¡constantemente! Usted no es la única persona que tiene este mal hábito. Mucha gente lo hace. Pero al igual que con el acné o las costras, tocarlo sólo lo empeorará. Nuestras manos son portadoras de muchas bacterias y gérmenes, por lo que tocar la ampolla introducirá nuevas bacterias en la infección e interferirá en el proceso de curación. Además, el herpes labial es muy contagioso, por lo que tocarlo y luego tocar una superficie compartida podría hacer que el virus se transmita a otra zona del cuerpo (como los genitales o los ojos), o a otra persona.

Si tiene que tocarse el herpes labial, hágalo con una toalla facial o una compresa fría y deséchela inmediatamente en la lavandería o en la basura. Además, no olvide lavarse las manos inmediatamente después.

Vino tinto

¿Busca otra razón para beber vino? ¡No busque más! Es una broma… por desgracia, este remedio no requiere que nos bebamos el vino (aunque nadie le impide que también lo haga), sino que, de lo que se trata, es de aplicar el vino sobre el herpes labial.

Se ha investigado mucho sobre los beneficios para la salud del resveratrol en el vino tinto, y al parecer este antioxidante puede ayudar a aliviar la inflamación de un herpes labial. Para crear este remedio, Reader’s Digest dice que hay que dejar reposar un poco de vino en un platillo hasta que el líquido se evapore, y luego utilizar los sedimentos solidificados para aplicarlos directamente sobre el herpes, pues ellos aliviarán el dolor.

Aplicar aceite o extracto de vainilla

Tanto el Dr. Axe como Reader’s Digest mencionan el extracto y el aceite de vainilla como un remedio útil para combatir el herpes labial. Este alimento básico de la cocina no sólo ayuda a dar sabor a la comida, sino que, también, puede funcionar como un antiinflamatorio que reducirá la hinchazón y aliviará el dolor. “Algunas personas creen que el alcohol del extracto de vainilla puro dificulta el desarrollo del virus del herpes labial, lo que reduciría la gravedad del brote”, afirma Reader’s Digest. El aceite de vainilla, en particular, ayudará a combatir la infección y a acelerar el proceso de curación, dice el doctor Axe, quien también recomienda utilizar el (más carito) extracto total de vainilla Co2, debido a su alta calidad.

Estas fuentes recomiendan aplicar el aceite en la zona afectada hasta que empiece a sentir un cosquilleo. La mejor manera de hacerlo es empapar una bola de algodón en el aceite (o extracto) de vainilla y mantenerla durante uno o dos minutos. El Dr. Axe dice que hay que hacer esto cuatro veces al día hasta que el herpes labial se cure. Además, ¡huele muy bien!

Beber té de equinácea

Este remedio es fácil, porque todo lo que tiene que hacer es sentarse y beber un poco de té. Según el Dr. Axe, el té de equinácea es excelente para las personas que tienen un sistema inmunológico débil.

Esta saludable infusión se utiliza normalmente para curar un resfriado, porque da al sistema inmunitario un impulso muy necesario, pero también puede ayudar a combatir virus como el del herpes simple. Otros grandes beneficios del té de equinácea son que reduce la inflamación y puede ayudar a aliviar el dolor.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X