Lo Que Debe Saber Sobre la Cirugía de Remoción de Vesícula Biliar

La vesícula biliar es una pequeña bolsa en forma de pera ubicada detrás del hígado que tiene un trabajo no tan pequeño. Este órgano es responsable de almacenar la bilis (y otros líquidos), el líquido que nuestro cuerpo usa para descomponer las grasas y digerir los alimentos. Desafortunadamente, no es raro que las personas tengan problemas con la vesícula biliar, incluida la enfermedad de la vesícula biliar.

Una persona puede desarrollar una enfermedad de la vesícula biliar debido a un exceso de colesterol o bilirrubina en la bilis, lo que puede provocar cálculos biliares, inflamación aguda o crónica o cálculos en las vías biliares. Todos estos pueden causar síntomas incómodos que pueden conducir a una cirugía abierta o laparoscópica de extirpación de la vesícula biliar. Aquí hay 20 cosas que debe saber sobre el procedimiento y qué esperar después…

1. Función de la Vesícula Biliar

Healthline dice que aunque la vesícula biliar no es esencial para vivir, realiza una función bastante importante. El diminuto órgano digestivo se encuentra junto a su hígado, conectado a él a través del “conducto biliar común”.

“Este conducto transporta la bilis desde el hígado a través de los conductos hepáticos, hacia la vesícula biliar y hacia el duodeno, la primera parte del intestino delgado”, agrega. En resumen, su vesícula biliar es una instalación de almacenamiento de bilis y, sin ella, es un poco más difícil para su cuerpo descomponer los alimentos grasos o ricos en fibra, señala la fuente.

2. ¿Por Qué Remover la Vesícula Biliar?

Healthline.com explica que necesitará que le remuevan o extirpen la vesícula biliar si “tiene tendencia a desarrollar cálculos biliares dolorosos”, que son depósitos duros generalmente hechos de colesterol pero que también pueden contener sales de calcio y otros fluidos corporales.

Estos cálculos biliares pueden bloquear los conductos biliares de la vesícula biliar o del hígado, lo que puede causar infección y dolor. También puede interferir con el páncreas y provocar pancreatitis.

3. Causas de Problemas de la Vesícula Biliar

Hay múltiples razones por las que podría experimentar problemas de vesícula biliar. Estadísticamente, los pacientes tienen más probabilidades de tener problemas de vesícula biliar si son mujeres, han tenido hijos, tienen sobrepeso y / o tienen más de 40 años. Otra causa común de problemas de la vesícula biliar es la genética.

4. Síntomas de Problemas de la Vesícula Biliar

Hay algunos indicadores clave de problemas de la vesícula biliar que es importante tener en cuenta, lo que en última instancia podría llevar a tener que someterse a una cirugía de remoción o extirpación de la vesícula biliar. Algunos síntomas comunes de los problemas de la vesícula biliar incluyen dolor agudo en el abdomen, náuseas, vómitos, indigestión, fiebre e ictericia.

5. La Colecistectomía es el Término Médico para la Remoción de la Vesícula Biliar

Si comienza a experimentar problemas de la vesícula biliar, como cálculos biliares u otros problemas, es posible que necesite que le remuevan o extirpen la vesícula biliar.

El término médico oficial para la cirugía de remoción de la vesícula biliar es “colecistectomía”. Según HealthGrades.com, la cirugía generalmente se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará dormido durante el procedimiento.

6. ¿Qué Tan Común es la Cirugía?

Si se siente nervioso por la extracción de la vesícula biliar, sepa que es “uno de los procedimientos de cirugía general más comunes en el país”, así como uno de los más seguros, según Prevention.

Las posibilidades de complicaciones durante la cirugía de remoción de la vesícula biliar son menos del 5 por ciento, y la mayoría de ellas serán “problemas no graves”, como hemorragias leves.

7. Ocurrirán Evaluaciones Preoperativas y Exámenes de Sangre

Es probable que su médico solicite una prueba de diagnóstico antes de decidir si necesita una colecistectomía. Frecuentemente, estas pruebas incluirán análisis de sangre y radiografías. Otra prueba preoperatoria común es una ecografía o una exploración con HIDA (Hepatobiliary Iminodiacetic Acid – Ácido Iminodiacético Hepatobiliar) que utiliza una inyección de tinte para mostrar qu�� tan bien están funcionando la vesícula biliar y el conducto biliar.

8. Los Cirujanos Generales Realizan la Mayoría de Cirugías de Vesícula Biliar

Según HealthGrades.com, una colecistectomía es una cirugía que será realizada por un equipo de cirugía general en un hospital o centro quirúrgico. Es probable que el cirujano principal de este equipo sea un cirujano endoscópico, un cirujano gastrointestinal o, frecuentemente, un cirujano general. Todos los cirujanos descritos estarán calificados para realizar un procedimiento de remoción de la vesícula biliar.

9. Cómo Prepararse para Una Cirugía

Hay algunas formas de prepararse para una colecistectomía que su médico describirá. Las instrucciones exactas sobre cómo prepararse dependerán de su médico, sin embargo, hay un par de pautas comunes que puede seguir.

Frecuentemente se recomienda tomar una ducha la noche anterior a la cirugía o la mañana anterior y su cirujano puede solicitarle que use jabón antibacteriano. El médico también describirá un momento para dejar de comer y beber antes de la cirugía. Su médico también puede recetarle ciertos medicamentos para tomar antes de la cirugía, que podrían incluir anticoagulantes o suplementos.

10. Método de Extirpación: Colecistectomía Abierta

MedicineNet.com explica que este tipo de cirugía se ha utilizado durante más de 100 años y es un “método seguro y eficaz para tratar los cálculos biliares sintomáticos, los que causan síntomas importantes”.

Una colecistectomía es la extirpación de la vesícula biliar a través de una incisión de 5 a 8 pulgadas en el abdomen. “Durante una colecistectomía abierta, el corte se hace justo debajo de las costillas del lado derecho y va justo debajo de la cintura”, agrega.

11. Método de Extirpación: Colecistectomía Laparoscópica

MedicineNet.com explica que este método común de extirpación de la vesícula biliar es menos invasivo, utilizando un laparoscopio para hacer el trabajo. Este instrumento permite a los médicos ver el interior de su cuerpo y la cirugía se realiza “a través de varias incisiones pequeñas en lugar de a través de una incisión grande”, agrega.

Durante un procedimiento de colecistectomía laparoscópica, generalmente hay cuatro incisiones involucradas, todas de 1 pulgada o menos. El método abierto se puede usar si la vesícula biliar está demasiado inflamada para extraerla a través de una pequeña incisión.

12. Tiempo de Recuperación: Colecistectomía Abierta

En el caso de este procedimiento abierto, que en realidad se usa menos que el método laparoscópico en estos días según SELF, es posible que deba permanecer en el hospital durante una semana más o menos. Además, es posible que deba evitar la actividad extenuante hasta por 1 mes.

Este método generalmente requiere más control del dolor y podría haber un “líquido de color sangriento oscuro” que se escapa de la incisión, lo cual es normal según la fuente. También es posible que le inserten tubos para ayudar a eliminar estos líquidos a medida que se recupera, que generalmente saldrán de 2 a 4 semanas después del procedimiento. La recuperación completa puede tardar hasta 8 semanas, dice la fuente.

13. Tiempo de Recuperación: Colecistectomía Laparoscópica

Debido a que este procedimiento es menos invasivo, puede esperar volver a ponerse de pie y volver a su rutina habitual más rápido que el método abierto, dice SELF. “La mayoría de las personas que se someten a una colecistectomía laparoscópica son dadas de alta el mismo día y pueden reanudar la actividad física normal después de una semana”, dice.

Sin embargo, puede experimentar algo de “dolor residual”, así como dolor de garganta por el tubo de respiración, advierte la fuente. También puede experimentar algunas náuseas o vómitos y hematomas alrededor de las incisiones, agrega. “En general, la recuperación completa toma alrededor de una a tres semanas”, dice.

14. Riesgos de la Extirpación de la Vesícula Biliar: Infección

Como dijimos anteriormente, las complicaciones de la cirugía de la vesícula biliar no son muy comunes en absoluto, pero la cirugía en sí, sí lo es. Dicho esto, no está completamente exento de riesgos.

El NHS en el Reino Unido explica que existe la posibilidad de infección de la herida, filtración de bilis al estómago o daño a un conducto biliar desde el hígado.

15. Riesgos de la Extirpación de la Vesícula Biliar: Sangrado y Coágulos de Sangre

Si bien es muy poco común, otro riesgo de la extracción de la vesícula biliar es el sangrado o los coágulos de sangre. Los pacientes con ciertos factores de riesgo, como coágulos de sangre previos, inmovilización prolongada o cáncer, tienen un mayor riesgo de desarrollar estos problemas después de la cirugía.

Si entra en la categoría de alto riesgo con los coágulos de sangre, es posible que deba usar una media de compresión después de la cirugía para evitar que se formen coágulos en las piernas.

16. Información para Digerir

Si bien su cuerpo aún podrá descomponer los alimentos, es posible que deba hacer algunas modificaciones para ayudar en el proceso, explica Everyday Health. En lugar de almacenar bilis, se vierte constantemente en el intestino. “En teoría, esto significa que no digerirá los alimentos tan bien”, dice.

Eso significa que durante las primeras 3 semanas después de la cirugía, su médico probablemente le recomendará que siga una dieta baja en grasas para permitir que su cuerpo se adapte a los cambios, agrega la fuente, que señala que el 90 por ciento de los pacientes “vuelven a comer como lo hacían antes “.

17. Sus Heces Pueden Cambiar

Prevention explica que el cambio en la mezcla de bilis puede resultar en algunas heces inusuales—al menos en comparación con las que tenía antes de la cirugía de extirpación de la vesícula biliar.

“Así que, si come una comida rica en grasas, sus heces pueden ser un poco más sueltas, y este puede ser el caso de por vida”, explica la fuente. Esto también significa que es posible que deba permanecer más cerca de un baño si planea disfrutar de una comida rápida grasosa, agrega.

18. Manejando los Problemas Digestivos

Es posible que tenga algunos problemas digestivos continuos después de que se haya extraído la vesícula biliar de su cuerpo, pero son manejables, señala Everyday Health. Por ejemplo, es posible que deba tomar ciertos medicamentos que se unen a la bilis, explica.

También hay algunos cambios en el estilo de vida que usted puede hacer, como adoptar una dieta baja en grasas (permanentemente), evitar los alimentos fritos, comer comidas más pequeñas pero más frecuentes y evitar comer una comida abundante después de ayunar durante el día, agrega la fuente.

19. Usted Puede No Extrañarlo Para Nada

Prevention dice que “no tendrá ni idea de que no tiene vesícula biliar” y que no tendrá ningún “dolor fantasma”, como lo haría si le amputaran una extremidad.

Los pacientes en el sitio informan que funcionan “perfectamente bien” sin la vesícula biliar y sin complicaciones a largo plazo. La conclusión es que lo más probable es que no se arrepienta de la cirugía que lo libra del dolor de un órgano inflamado.

20. Llame a Su Doctor Si Usted Experimenta Complicaciones

Si bien es muy poco probable que surjan complicaciones con la cirugía de extirpación o remoción de la vesícula biliar, se recomienda que se comunique con su médico de inmediato si nota alguna inquietud. Algunas causas inmediatas de preocupación incluyen desmayos, dificultad para respirar, signos de infección o signos de un coágulo de sangre.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X