Las mejores formas de prevenir los cálculos renales

Los cálculos renales pueden provocar dolor intenso cuando se desprenden o bloquean el tubo urinario que sale del cuerpo. Así que, no sobra decirlo, es preferible no tenerlos.

Pero, ¿es más fácil decirlo que hacerlo? No existe una forma garantizada de prevenirlos, pero existen factores relacionados con la dieta y el estilo de vida que pueden reducir en gran medida el riesgo. Aquí hay 12 de ellos…

1. Deles de beber

Mantenerse hidratado es importante por muchas razones, pero también es una forma de evitar que se formen cálculos renales, dice Healthline. De hecho, “beber más agua es la mejor manera de prevenir los cálculos renales”, dice.

Cuanta más agua beba, más orina producirá, y si no orina regularmente, se volverá más concentrada “y será menos probable que disuelva las sales de la orina que causan cálculos”, agrega.

2. Consuma café

Si bien el café es una forma estándar que ayuda a que millones de estadounidenses se pongan en marcha por la mañana, resulta que también puede ser un aliado cuando se trata de prevenir cálculos renales, según Prevention.

La fuente cita un estudio del Clinical Journal of the American Society of Nephrology que muestra que quienes beben al menos 1 taza de café con cafeína al día tienen un 26 % menos de posibilidades de desarrollar cálculos renales. Aquellos que beben café descafeinado todavía tienen un 16 por ciento menos de posibilidades, agrega.

3. Déles limonada

Según la National Kidney Foundation, la limonada tiene un alto contenido de citrato natural y tiene los mismos beneficios para prevenir cálculos que el citrato de potasio que se usa para tratar los cálculos renales crónicos.

Sin embargo, advierte sobre el contenido de azúcar y señala que puede aumentar el riesgo de cálculos renales. La fuente sugiere probar limonada sin azúcar, o hacer la suya mezclando jugo de limón (o lima) con agua y usando un edulcorante sin azúcar si lo prefiere. La fuente señala que “el citrato en la orina puede evitar que el calcio se una a otros componentes que conducen a la formación de cálculos renales”.

4. Considere el calcio

Hablando de calcio, Healthline dice que a menudo se lo culpa falsamente de causar cálculos renales; después de todo, dice que el tipo de cálculo más común es el cálculo de oxalato de calcio.

Sin embargo, aunque muchas personas usan esta información como una razón para evitar el calcio, las dietas bajas en calcio en realidad pueden aumentar la probabilidad de desarrollar cálculos renales, agrega. Sin embargo, intente obtener su calcio de fuentes alimenticias como la leche o el queso bajos en grasa, en lugar de suplementos que pueden aumentar el riesgo (si toma suplementos, tómelos con una comida para limitar ese riesgo).

5. Dígale adiós al sodio

En realidad, es bastante difícil evitar la sal y el sodio en su dieta, y no necesariamente siempre es algo malo. Sin embargo, como WebMD señala mucho sodio en la dieta puede conducir a un mayor contenido de calcio en la orina “que aumenta las probabilidades de cálculos renales”.

La fuente dice que no tiene que evitar los alimentos ricos en calcio como el salmón y la col rizada, pero también debe controlar su consumo total de sal. WebMD reitera que muy poco calcio en su dieta puede ser más un riesgo que un beneficio.

6. Aprenda sobre el oxalato

La Kidney National Foundation explica que hay algo llamado oxalato que ocurre naturalmente en muchos alimentos, incluidas frutas y verduras, así como nueces, semillas, granos y más. “Moderar la ingestión de estos alimentos puede ser beneficioso para las personas que suelen a formar cálculos de oxalato de calcio”, explica.

Sin embargo, habla de un “concepto erróneo común” de que limitar estas fuentes de alimentos de oxalato limitará todo el riesgo. “Si bien en teoría esto podría ser cierto, este enfoque no es inteligente desde una perspectiva de salud general”, agrega, y señala que los cálculos generalmente se forman cuando el oxalato se une al calcio cuando los riñones producen orina.

7. Vigile su consumo de carne

Aquí hay uno por el que los vegetarianos no tienen que preocuparse. Si bien no estamos diciendo que comer carne sea algo malo (obtendrá elementos esenciales como hierro, zinc y vitaminas esenciales), Healthline advierte que demasiada carne puede ser un factor de riesgo para desarrollar cálculos renales.

Obtendrá mucha proteína de la carne, pero dice que las fuentes altas de proteína animal también son ácidas y podrían hacer que su orina sea más ácida. Esto podría conducir a cálculos de ácido úrico o cálculos renales de oxalato de calcio, agrega. Limite o evite la ingestión de carne de res, aves, pescado y cerdo, sugiere la fuente.

8. Obtenga vitamina C de fuentes naturales

La misma fuente advierte que tomar vitamina C adicional en forma de suplemento puede aumentar el riesgo de cálculos renales, principalmente en hombres, al menos según un estudio de 2013.

La fuente señala que el estudio encontró que los hombres que tomaron “altas dosis” de suplementos C tenían el doble de riesgo de desarrollar cálculos renales. “Los investigadores no creen que la vitamina C en los alimentos conlleva el mismo riesgo”, agrega.

9. Evite las bebidas gaseosas (sodas)

El sitio web Prevention explica que las bebidas gaseosas no son sus amigas cuando se trata del riesgo de cálculos renales. Cita un estudio del Brigham and Women’s Hospital que encontró que aquellos que beben uno o más refrescos azucarados por día tienen un 23 por ciento más de probabilidades de desarrollar cálculos renales.

Aparentemente, la razón detrás de esto radica en el contenido de fructosa de la soda, que aumenta la excreción de calcio, oxalato y ácido úrico, todo lo cual puede contribuir a la formación de cálculos renales, agrega.

10. Dele una sacudida al cuerpo

A través del ejercicio, eso es. Prevention.com cita un estudio en el Journal of the American Society of Nephrology que muestra que un poco de “ejercicio ligero” puede reducir el riesgo de cálculos renales en más del 33 por ciento.

Esta fuente señala que tan solo caminar 3 horas a la semana o trotar por 1 hora  “cambia la forma en que su cuerpo maneja los minerales de la dieta de manera que reduce las posibilidades de desarrollar un cálculo renal”.

11. No coma demasiada azúcar

EveryDay Health advierte sobre los peligros de los alimentos y bebidas que contienen una gran cantidad de azúcares naturales o agregados cuando se trata de riesgo de cálculos renales.

El azúcar hace que aumente el calcio en la orina mientras reduce el volumen de orina, que es un factor que contribuye a los cálculos renales, dice. Por supuesto, hay otras razones para evitar los alimentos azucarados de forma regular.

12. Hable con su médico

La misma fuente dice que si beber mucha agua y cambiar su dieta no conduce a una diferencia cuando se trata de cálculos renales, entonces es posible que desee considerar algunas opciones de medicamentos.

Dice que los medicamentos comúnmente recetados para combatir los cálculos renales incluyen citrato de potasio, diuréticos tiazídicos (que reducen el calcio en la orina), alopurinol (que limita el ácido úrico), ácido acetohidroxámico (para evitar cálculos formados por infecciones repetidas del tracto urinario) y otros. El manejo de condiciones de salud como la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes también puede ayudar a evitar los cálculos, agrega.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X