Osteoporosis ESP

Diez tratamientos para la osteoporosis

La palabra osteoporosis significa “hueso poroso” y se trata de una enfermedad ósea que deteriora y debilita los huesos. Afecta a alrededor de 8 millones de mujeres y a 2 millones de hombres en los Estados Unidos. Otros 34 millones de estadounidenses padecen osteopenia o disminución de la densidad ósea y, a su vez, los pone en riesgo de desarrollar osteoporosis. La afección aumenta los riesgos de sufrir fracturas, principalmente en la cadera y la columna vertebral. La Unidad Especial de Servicios Preventivos les recomienda a todas las mujeres mayores de 65 años que se realicen pruebas de densidad mineral ósea, o lo que también se conoce como absorciometría con rayos X de doble energía (DEXA, por sus siglas en inglés).

A continuación, le presentamos los diez tratamientos más comunes…

1. Calcio

El calcio es esencial para los seres humanos. Es el mineral más abundante en el organismo y es el principal componente de los huesos y los dientes. Además, es necesario para que los músculos y vasos sanguíneos puedan expandirse y contraerse para secretar hormonas y enzimas y enviar estímulos a través del sistema nervioso. Algunas de las fuentes de calcio son los productos lácteos (quesos, yogures y leche) y los vegetales de hojas verdes (grelos, coles rizadas, bok choy y brócoli).

La ingesta diaria recomendada de calcio para las mujeres con osteoporosis es de 1200 mg. Muchas pacientes optan por utilizar suplementos de calcio para cumplir con la dosis requerida. Los dos suplementos más comunes y más estudiados son el carbonato de calcio y el citrato de calcio. Ambos se absorben mejor si se los consume junto con algún alimento sólido. No obstante, los suplementos de carbonato de calcio contienen porcentajes más altos del mineral, lo que significa que, tan sólo con un par de comprimidos obtendrá las cantidades diarias recomendadas. Los efectos secundarios más comunes de este tipo de tratamientos son la constipación y las molestias estomacales.

2. Vitamina D

Este tipo de vitamina es liposoluble. Además, es esencial para fortalecer huesos y dientes y le permite al organismo absorber el calcio de los alimentos. Se obtiene a través de la exposición solar y es por eso que se la conoce como la “vitamina de la luz del sol.” Los expertos aseguran que tan sólo 20 ó 25 minutos de sol al día son suficientes. Otras fuentes de vitamina D incluyen los pescados azules (como el salmón, la caballa, la trucha, las anguilas y el atún), las yemas de huevo, el hígado, el aceite de hígado de bacalao, los lácteos fortificados y los granos enteros.

La Fundación Nacional de la Osteoporosis afirma que las dosis diarias de vitamina D en las personas mayores de 50 años son de 800 a 1000 UI. Los suplementos son clave en este caso, ya que es muy difícil lograr dicha cantidad sólo por medio de la alimentación. Un estudio llevado a cabo por la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) reveló que unos 700 u 800 UI de vitamina D a diario previenen las fracturas de cadera en los pacientes de edad avanzada.

3. Alendronato

El Alendronato (Fosamax®) pertenece a una clase de medicina conocida como biofosfonatos. Estos previenen la rotura de ósea gracias a un tipo de célula conocido como osteoclastos. Si estas actúan de más, la masa ósea se reduce y los riesgos de padecer osteoporosis se incrementan. Como resultado, el alendronato aumenta la masa ósea y evita las fracturas.

El alendronato fue la primera droga oral aprobada por la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos para tratar la osteoporosis posmenopáusica. Además, se suele recetar a hombres con osteoporosis y a pacientes con enfermedad ósea de Paget. Un estudio de origen canadiense reveló que este fármaco incrementa la densidad mineral ósea en la zona de la cadera y la columna. Puede administrarse en dosis semanales y debe ingerirse acompañada con abundante agua. Es necesario esperar unos 30 ó 60 minutos antes de consumir otros medicamentos, bebidas o alimentos, a fines de evitar molestias gastrointestinales.

4. Risedronato

El risendronato (Actonel® ) es una droga oral que pertenece al grupo de los biofosfonatos, que se utilizan para tratar la osteoporosis. Un factor clave en el desarrollo de la enfermedad es el aumento de las probabilides de sufrir roturas óseas. Este medicamento inhibe la acción de los osteoclastos, las células responsables de las fracturas. Además, bloquea la reabsorción de los huesos en el cuerpo. Ambos vienen de la mano del aumento de densidad ósea, un factor esencial en el tratamiento de la osteoporosis.

El risendronato ha demostrado ser muy útil en el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. Además, se lo suele recetar a los hombres con osteoporosis y a los pacientes con la enfermedad ósea de Paget. Un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine ha demostrado que el risendronato es muy efectivo a la hora de evitar las fracturas de cadera y columna vertebral en los individuos con osteoporosis. La droga puede consumirse en dosis semanales y mensuales. Se recomienda administrar el medicamento con abundante agua y luego esperar entre 30 y 60 minutos antes de consumir otros medicamentos, bebidas y alimentos.

5. Ibandronato

El ibandronato (Bonviva®) es un biofosfonato utilizado en el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. El mecanismo de acción de la droga consiste en inhibir tanto la actividad de los osteoclastos (las células que degradan los huesos) como la resorción ósea. Esto favorece el incremento de la masa ósea y es una de los objetivos principales a la hora de tratar la osteoporosis.

Este fármaco suele administrarse por vía oral en dosis mensuales o por vía intravenosa cada tres meses. En 2005, se convirtió en el primer medicamento oral de dosis mensual destinado al tratamiento de enfermedades crónicas. Una investigación de origen danés reveló que el ibandronato por vía oral disminuye los riesgos de sufrir fracturas en la columna vertebral en pacientes con osteoporosis posmenopáusica. Un estudio de origen suizo concluyó que el ibandronato por vía intravenosa es una forma segura de incrementar la densidad mineral ósea (BDM, por sus siglas en inglés) en mujeres con osteoporosis posmenopáusica. Entre los efectos secundarios de la droga se incluyen dispepsia (indigestión), diarrea, vómitos y gastritis (inflamación estomacal).

6. Ácido zolendrónico

El ácido zolendrónico (Reclast ®) es un biofosfonato indicado para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. Además, suele indicarse para tratar a hombres con osteoporosis e individuos con enfermedad ósea de Paget. Esta droga inhibe la actividad de los osteoclastos, las células que degradan los huesos. De hecho, el desarrollo de la osteoporosis es provocado por la actividad osteoblástica excesiva. La droga, además, inhibe la resorción ósea. Como resultado, el ácido zolendrónico incrementa la masa ósea.

Este fármaco debe administrarse por vía intravenosa una vez al año. Un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine reveló que inyectarse este ácido durante 3 años reduce los riesgos de sufrir fracturas en la columna y la cadera en mujeres con osteoporosis posmenopáusica. Una investigación de origen suizo reportó que es la única alternativa capaz de reducir la incidencia de fracturas y la tasa de mortalidad de pacientes que hayan sufrido fracturas de cadera leves.

7. Raloxifeno

El raloxifeno (Evista ®) es un modulador selectivo de los receptores de estrógeno (MSRE) utilizado para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. El primer MSRE en haber sido introducido al mercado fue el tamoxifeno, un tipo de terapia hormonal para el cáncer de seno. El fármaco aprovecha al máximo los beneficios del estrógeno y mantiene la densidad ósea. Además, disminuye considerablemente los riesgos de desarrollar cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis. Como si esto fuera poco, reduce la concentración de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre, o lo que también se conoce como colesterol “malo”, el principal culpable de las enfermedades cardiacas y de la arterioesclerosis.

Este medicamento se administra por vía oral una vez al día. Un estudio clínico llevado a cabo por la organización sin fines de lucro Kaiser Permanente concluyó que el raloxifeno eleva la densidad ósea mineral en la cadera y reduce los riesgos de sufrir fracturas en la columna vertebral. Los efectos secundarios más comunes son los sofocos.

8. Aerosol nasal de calcitonina

Los aerosoles nasales de calcitonina (Miacalcic®) suelen ser recetados para tratar la osteoporosis posmenopáusica. Además, han demostrado ser efectivos a la hora de combatir la hipercalcemia (elevación de los niveles de calcio plasmático) y la enfermedad ósea de Paget. Para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica, de forma ideal, la droga debe administrarse en mujeres que hayan padecido la enfermedad por más de 5 años. La calcitonina inhibe la resorción ósea y, por lo tanto, previene el deterioro de los huesos. Al haber medicamentos mucho más efectivos, la calcitonina suele ser uno de los últimos recursos para tratar la osteoporosis.

Este fármaco se administra por vía nasal en dosis de 200 UI alternando las fosas nasales cada día. Un ensayo clínico llevado a cabo por la Universidad de Washington reveló que las dosis diarias de 200 UI de calcitonina reducen de forma significativa los riesgos de sufrir fracturas en mujeres posmenopáusicas que padecen osteoporosis. Una investigación publicada por Osteoporosis International ha descubierto que la calcitonina disminuye los dolores moderados de las lesiones agudas de columna vertebral producto de la osteoporosis posmenopáusica.

9. Teriparatida

La Teriparatida (Forteo ®) se utiliza para tratar la osteoporosis posmenopáusica. Es la única terapia que aumenta la formación ósea en lugar de frenar la degradación de los huesos. El fármaco es una forma sintética de la hormona natural paratiroidea, que regula el metabolismo de calcio y de fosfato en los huesos. Debe administrarse por más de dos años una vez al día por medio de una inyección subcutánea.

Un estudio publicado en New England Journal of Medicine descubrió que, al tratar la osteoporosis posmenopáusica con teriparatida, se reducen los riesgos de sufrir fracturas de la columna vertebral y de otras partes. Otro estudio publicado por la misma revista recomienda combinar la terapia de teriparatida con la de biofosfonato a fines de mantener el incremento de la masa ósea. En cuanto a los efectos secundarios registrados se incluyen hipotensión ortostática (la reducción brusca de la presión arterial sanguínea como consecuencia de haber estado de pie por mucho tiempo), hipercalcemia transitoria (niveles elevados de calcio en la sangre), náuseas, artralgia (dolor articular) y calambres en las piernas.

10. Terapia de reemplazo de estrógeno

Las terapias de reemplazo de estrógeno (TRE) suelen recetarse a mujeres que experimenten los primeros síntomas de la menopausia (deficiencia de estrógeno) como sofocos, ansiedad, sudores nocturnos, irritabilidad y resequedad vaginal que, a su vez, provoca dispareunia y dolor durante el coito. A las mujeres con úteros intactos se les suelen prescribir terapias combinadas de estrógeno y progesterona. El término terapia de reemplazo de hormonas (HRT) hace referencia al uso conjunto de estrógeno y de progesterona. Este método disminuye los riesgos de desarrollar cáncer de endometrio, que afecta la pared del útero.

En las mujeres, el deterioro óseo se incrementa durante y después de la menopausia como respuesta a la falta de producción de estrógeno por parte de los ovarios. La terapia de reemplazo de estrógeno bloquea la degradación de los huesos, lo que previene la osteoporosis. La Women’s Health Initiative (WHI) confirmó que el estrógeno, con o sin progesterona, reduce los riesgos de padecer fracturas de cadera y de columna vertebral. No obstante, los beneficios no compensan los riesgos de sufrir accidentes cerebrovasculares, bloqueos venosos, cardiopatías isquémicas y cáncer de mama. Se recomienda usar dosis mínimas de estrógeno por el menor tiempo posible; en lo posible, el tratamiento no debería superar los cinco años de duración.

Share This Article

X