Artritis ESP

Diecinueve opciones de tratamiento de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune a largo plazo que puede ocurrir a cualquier edad. Provoca inflamación en las articulaciones y en los tejidos del cuerpo. Se desconoce qué es lo que la causa, pero las mujeres la padecen a una velocidad superior que los hombres y es más común en individuos de mediada edad.

Los síntomas de la artritis reumatoide pueden ser debilitantes. Incluyen rigidez, dolor y deformidad. Afortunadamente, hay muchísimas de opciones de tratamiento disponibles. Se clasifican en cuatro categorías: medicina, cirugía, estilo de vida y terapia. Aquí presentamos 19 de los tratamientos más comunes y eficaces. Consulte a su médico antes de comenzar un nuevo plan de tratamiento.

19. Los AINEs

Los AINEs son antiinflamatorios no esteroideos. Se utilizan en el tratamiento de la artritis reumatoide estrictamente para reducir el dolor y la inflamación. No retrasan la progresión de la enfermedad; simplemente ayudan a los pacientes a sobrellevar el dolor y la hinchazón.

18. Corticosteroides

Los corticosteroides se utilizan generalmente para los brotes a corto plazo en personas con artritis reumatoide. Éstos pueden reducir el dolor y la inflamación, con el beneficio añadido de ralentizar el daño provocado a las articulaciones. Estos fármacos son conocidos por aliviar el dolor rápidamente y se suelen prescribir cuando los AINE no son eficaces en el paciente.

17. FARME

Esta clasificación de drogas suele ser la primera que las personas con artritis reumatoide toman. Son llamados medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad. La mayoría de ellas fueron desarrolladas para tratar otras enfermedades como el cáncer. Utilizadas en mucha menor cantidad, estas son algunas de las medicinas más eficaces disponibles para la artritis reumatoide.

16. Productos biológicos

Los productos biológicos son una de las más recientes opciones de tratamiento para los enfermos de artritis reumatoide. Se utilizan cuando los otros medicamentos fallan. Estos fármacos fueron creados a base de proteínas provenientes del gen humano. Inhiben la respuesta inmune a la inflamación. Los productos biológicos típicamente se dan por medio de inyección o a través de IV.

15.Los inhibidores de COX-2

Los inhibidores de COX-2 son también conocidos como ciclooxigenasa. Se trata de un AINE que detiene la inflamación y la hinchazón del cuerpo. Los inhibidores de COX-2 son diferentes de los AINEs porque no bloquean el COX-1, la cual es una enzima que crea mensajeros químicos, las prostaglandinas en el cuerpo. Estos protegen el revestimiento del estómago. Los inhibidores de COX-2 protegen de algunos de los efectos secundarios de los AINEs, entre ellos las úlceras.

14. Inmunosupresores

Suprimir el sistema inmune de los pacientes con artritis reumatoide es útil porque ayuda a reducir el daño al tejido sano del cuerpo. Hay algunos tipos diferentes de inmunosupresores que son típicamente prescritos. Los pacientes deben tener cuidado porque el uso de inmunosupresores conlleva a un mayor riesgo de padecer infecciones.

13. Terapia ocupacional

La terapia ocupacional puede ser un tratamiento eficaz para los pacientes con artritis reumatoide porque les puede ayudar con la planificación de alternativas para llevar a cabo las tareas diarias que pueden considerar dolorosas o difíciles para sus cuerpos. Por ejemplo, un terapeuta ocupacional podría recomendarles a los pacientes una herramienta para ayudarlos a ponerse las medias.

12. Cirugía

Si se han agotado otras vías y opciones de tratamiento, el médico puede recomendar la cirugía para los pacientes con artritis reumatoide. La cirugía puede reparar las articulaciones dañadas, corregir las deformidades, o reducir el dolor. Puede permitir que los pacientes logren una mejor calidad de vida. La cirugía podría oscilar en complejidad desde la reparación del tendón hasta la artroplastia, la cual es un reemplazo total de la articulación.

11. Ejercicio

Cuando lo brotes no son experimentados por el paciente, el ejercicio ha demostrado ser muy útil para aquellas personas con artritis reumatoide. Los músculos alrededor de las articulaciones pueden debilitarse y el ejercicio puede ayudar en el fortalecimiento de estos. Algunos ejercicios como la natación pueden ser más fáciles para el cuerpo.

10. Dieta

La dieta es una parte importante de vivir una vida sana y equilibrada. Es particularmente importante para las personas con artritis reumatoide llevar una alimentación equilibrada. Los médicos suelen recomendar una dieta rica en ácidos grasos Omega-3 o en aceites de pescado.

9. Fisioterapia

La fisioterapia puede ser una gran manera de que los enfermos de artritis reumatoide recuperen el rango de movimiento en sus cuerpos. Es una manera óptima de estirar y trabajar las articulaciones y los músculos en un entorno seguro y supervisado. Los fisioterapeutas pueden recomendar ejercicios seguros para que sean ejecutados por los pacientes.

8. Baño de agua tibia/fría

A veces se les recomienda a los pacientes que sufren esta enfermedad bañarse con agua tibia/fría o hacerse compresas frías y calientes. Esto puede ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones y puede brindar alivio entre las dosis del fármaco u otras opciones de tratamiento. Es mejor seguir el consejo de su médico para saber si estos baños son buenos o no para usted.

7. Acupuntura

La acupuntura se utiliza para estimular los meridianos principales del cuerpo humano, los cuales pueden ayudar a aliviar el dolor causado por la artritis reumatoide. Este tipo de tratamiento libera endorfinas que trabajan para disminuir el dolor que el paciente siente. Este tipo de tratamiento generalmente es parte de un tratamiento y no es un único tratamiento para la artritis reumatoide.

6. Tratamientos quiroprácticos

Los tratamientos quiroprácticos se centran en el sistema nervioso, junto con los músculos y las articulaciones. Este tratamiento ayuda a facilitar la rigidez articular, la cual es común en la artritis reumatoide. Cuando visite un quiropráctico la realizará una evaluación que determinará su tratamiento. Es probable que su plan incluya entrenamiento de movilidad, ejercicios de apoyo y aplicación de calor.

5. Electroterapia

La electroterapia se utiliza para estimular los músculos o un nervio mediante el uso de impulsos eléctricos. Existe un número de maneras en las que la electroterapia es llevada a cabo en los pacientes, incluyendo la estimulación eléctrica del nervio, la lontophoresis y la corriente interferencial. La estimulación nerviosa eléctrica es la forma más común de tratamiento y se utiliza para tratar el dolor musculo esquelético, las lesiones periféricas del nervio y el dolor regional.

4. Hidroterapia

La hidroterapia se realiza en el agua y hace que el paciente se ejercite o esté en remojo durante un tiempo. Este tipo de tratamiento es bien recomendado para la rigidez y combatir el dolor articular. La hidroterapia tiene como fin reducir la hinchazón alrededor de las articulaciones, lo cual puede aliviar significativamente el dolor. Este tratamiento se realiza a menudo con agua tibia o jets.

3. Masaje

Realizarse masajes musculares y articulares con frecuencia puede reducir significativamente los niveles de dolor de las personas con artritis. Aprovechar este proceso simplista regularmente ha demostrado ofrecer mejoría en la rigidez, en el rango de movimiento, en la fuerza, en el alivio del dolor y en la función global.

2. Osteopatía

La osteopatía es una combinación de técnicas manuales que se realizan en las articulaciones, los músculos y los ligamentos. Este tratamiento ayuda a reducir los niveles de dolor y la hinchazón y a mejorar el movimiento. Hay diversas técnicas involucradas que incluyen el estiramiento, la movilidad y los procedimientos de tracción. Estas técnicas pueden realizarse en agua caliente con sal para aliviar la tensión.

1. Suplementos

Hay una serie de extractos y de suplementos que pueden ayudar a tratar la artritis reumatoide. Algunos de los más comunes para tratar la artritis incluyen los ácidos grasos omega 3 y el extracto de la planta de borraja. Los ácidos grasos de omega 3, cuando son consumidos en grandes cantidades, pueden reducir la inflamación de las articulaciones. El aceite de la planta de borraja funciona de manera similar que la típica AINEs.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X