Fumar ESP

Cinco cambios para dejar de fumar más rápido

Dejar de fumar implica realizar una serie de cambios (a veces difíciles) en su perspectiva y en su estilo de vida. Para algunos, es casi tan difícil como alejarse de un amigo de toda la vida, que los ha acompañado en los momentos de estrés y les ha permitido encajar en nuevos círculos sociales.

Decirle adiós al cigarrillo es una de las decisiones más importantes que puede tomar a fines de mejorar su salud, aunque no debería tomárselo a la ligera. Para deshacerse de este mal hábito de forma exitosa, le recomiendo que realice las siguientes cinco modificaciones…

1. Entienda que no se trata sólo de fuerza de voluntad

Existe la vieja creencia popular de que fumar no es más que un mal hábito, al igual que comerse las uñas o hablar con la boca llena. En realidad, se trata de una adicción poderosa y debe tratarse como tal. Esto significa que se les debe dar la oportunidad a los fumadores de comprender que vencer la dependencia a la nicotina implica mucho más que fuerza de voluntad.

Si la fuerza de voluntad le fue suficiente para dejar de fumar, lamento decirle que a todos les pasa eso la primera vez. Pero con esto no basta para superar la adicción a la nicotina. Esta sustancia por sí sola no es peligrosa, aunque la combustión de químicos sí lo es. La adicción a la nicotina puede ocurrir tan sólo con una pitada o calada, por más que no se haya dado cuenta, y es por eso que casi todos los fumadores se vuelven adictos.

Quitting Smoking

2. Intente dejar el cigarrillo poco a poco en lugar de recurrir a la abstinencia

Cualquiera que haya tenido que luchar contra una adicción, debe haber querido cortar con todo de una sola vez. Esto se debe a que muchos fumadores deciden abstenerse por completo al cigarrillo; simplemente se ponen firmes y aseguran que jamás volverán a fumar en su vida. Lo cierto es que menos del 5% que intenta abandonar este mal hábito de forma abrupta logra su objetivo con éxito. Como muchas otras adicciones, el síndrome de abstinencia suele ser terrible. Dolor de cabeza, náuseas, irritabilidad…entre otras tantas cosas.

En cambio, dejar de fumar de forma gradual hace que la etapa de abstinencia sea más leve y, por consecuencia, más fácil de tolerar. Al efectuar pequeños cambios, como no fumar durante la tarde, le resultará menos estresante y más viable adaptarse a su nueva rutina. Fíjese metas pequeñas — y verá cómo poco a poco disminuye el deseo.

smoking 7

3. Detecte los desencadenantes

Para dejar de fumar de forma exitosa, necesita tener bien claro qué es lo que lo lleva a querer encender cada cigarrillo. Más allá de la adicción a la nicotina, ciertos lugares, personas y ambientes pueden elevar su deseo. ¿Acaso suele fumar más cuando está rodeado de determinadas personas, como sus compañeros de trabajo o su pareja?¿Qué me dice de los lugares?¿Le cuesta más resistirse a fumar mientras conduce por la carretera o cuando sale a tomar algo a un bar?

Los ambientes sociales, como las reuniones familiares, pueden llevarlo a fumar para lidiar con la presión o para poder relacionarse con sus compañeros fumadores. Incluso ciertos momentos del día (como antes de beber su café o por la noche después de cenar) están tan asociados con la idea de fumar que sus planes pueden aguarse de un segundo al otro. Una vez que conozca cuáles son los factores desencadenantes, estará en condiciones de planear cómo superarlos.

smoking

4. Diseñe un plan

Muchos fumadores fallan al planear en qué momentos del día podrán enfrentarse a la necesidad imperiosa de querer fumar un cigarrillo. Piensan que con muchísima determinación serán capaces de vencer esos antojos poderosos que los han llevado a fumar durante décadas. Por desgracia, la fuerza de la adicción y la relación sólida entre el desencadenante y el hábito son difíciles de romper. Al diseñar un plan realista que contemple esos momentos de mayor vulnerabilidad, encontrará la fuerza que necesita para no ceder a sus impulsos.

Un buen plan debe constar de dos partes: la primera, implica modificar su rutina al buscar un sustituto para el cigarrillo. Cambiar su rutina incluye cargar un par de cigarrillos con usted en lugar de llevar un paquete completo durante el día. Las acciones alternativas, como mascar chile, tomar agua o caminar, le permiten hacer algo distinto en esos momentos que solían estar destinados a fumar.

smoking 3

5. Pruebe con la terapia de reemplazo de nicotina (TRN)

Los fumadores suelen ser reacios a la TRN porque no entienden cómo funciona y no saben cuán útiles pueden ser estos productos a la hora de ayudarlos a vencer el tabaquismo. Según una investigación de los National Institutes of Health, estas terapias le suministran las dosis de nicotina que su organismo necesita para saciar el deseo sin contar con los efectos secundarios peligrosos de encender un cigarrillo. Esto reduce el impacto del síndrome de abstinencia y le permite dejar de fumar de forma gradual. Dichos productos, combinados con apoyo y ciertos cambios en el comportamiento, son la forma más efectiva de ganar esta guerra.

Ciertos productos novedosos como la goma de mascar, los inhaladores y las pastillas aportan dosis instantáneas de nicotina que aplacan el deseo de fumar. Los tratamientos a largo plazo (como los parches) le brindan dosis constantes de nicotina durante el día. Ambos métodos pueden combinarse sin problemas. Consulte a su farmacéutico en caso de que no sepa qué dosis necesita; por lo general, la proporción sugerida es de un miligramo de nicotina por cada cigarrillo que acostumbraba fumar.

smoking

Share This Article

X