Consejos eficaces para calmar el dolor de ciática

Usted no puede evitar darse cuenta del dolor punzante y aniquilante que viene asociado con la ciática. Esta enfermedad afecta al nervio ciático que recorre la nalga y la parte posterior de las piernas (toda la longitud desde los isquiotibiales hasta los dedos del pie).

Cuando hay dolor del nervio ciático, el nervio resulta inflamado debido a una lesión, por ejemplo; una hernia de disco, pinzamiento de un nervio, presión debido al embarazo o a una mala postura. La ciática puede ser muy debilitante, sin embargo, hay algunos trucos que pueden ayudar a aliviar el dolor del nervio ciático y disminuir la inflamación.

Aquí tienes 15 consejos para aliviar el dolor de ciática…

1. Masaje

Masajeando los músculos de las nalgas y la parte posterior de las piernas (donde se encuentra el nervio ciático) puede aflojar la tensión muscular y disminuir la inflamación dolorosa del nervio. ¿Cómo? El masaje favorece la circulación sanguínea que aliviará el dolor del nervio ciático y la tensión acumulada.

2. Alternar Frío y Caliente

Los cambios de siempre de caliente a frio hacen maravillas en el dolor del nervio ciático. Empiece por aplicar una bolsa de hielo para disminuir la inflamación del nervio ciático y luego siga directamente con una almohadilla térmica para calmar la tensión muscular y estimular el flujo sanguíneo a los músculos tensos y los nervios en la parte posterior de las piernas y glúteos.

3. Analgésicos

Los analgésicos son bastante eficaces, aquellos que se obtienen en el mostrador de la mayoría de las farmacias locales. Concéntrese en el uso de analgésicos para la tensión muscular, como la aspirina o ibuprofeno. Estos trabajarán para ayudarle a eliminar la inflamación dolorosa asociada con la ciática crónica.

4. Acupuntura

La acupuntura tradicional china emplea agujas diminutas que se insertan en los puntos de presión específicos en el cuerpo para aliviar el dolor y la inflamación. La acupuntura ha demostrado reducir los dolorosos espasmos musculares causados por la ciática. Este tratamiento oriental también fomenta el flujo sanguíneo y la circulación en la parte posterior de las piernas, la espalda baja y la nalgas.

5. Medicamentos con Prescripción Médica

El dolor crónico del nervio ciático puede obligarlo a salir corriendo al médico en búsqueda de una receta. En muchos casos, los médicos le recetarán medicamentos para tratar la ciática — incluyendo relajantes musculares, altas dosis de analgésicos e incluso antidepresivos para incentivar la producción de endorfinas.

6. Estiramientos

Los estiramientos o el yoga puede estimular y hacer que los músculos tensos se aflojen. Mejorar la flexibilidad a través de estiramientos puede a su vez mejorar la ciática, además de mejorar el apoyo de la espalda baja y fortalecer la resistencia medular. De esta manera, se pone menos presión en la parte trasera de las piernas donde reside el nervio ciático.

7. Pomadas

En lugar de analgésicos por vía oral, muchos pacientes de ciática prefieren aplicar un ungüento tópico analgésico directamente en la zona inflamada. Estos geles para aliviar el dolor (generalmente llamados analgésicos) a menudo contienen mentol; un ingrediente que bloquea los receptores del dolor y relaja los músculos rígidos.

8. Ayuda con Soportes para la Espalda

Si se sienta durante todo el día en una silla incómoda, sólo va a exacerbar el nervio ciático causando una mayor inflamación y rigidez. Vale la pena invertir en una silla de oficina con un soporte robusto y una superficie equilibrada para una mejor postura y reducir la presión en la espalda baja y las nalgas.

9. Fisioterapia

La fisioterapia en combinación con el masaje afloja los músculos tensos, estimula el flujo sanguíneo y promueve la más completa gama de movimientos y flexibilidad. Las terapias físicas le prescribirán ejercicios y posturas específicas para disminuir el dolor crónico del nervio ciático.

10. Hidroterapia

Aplicar calor con una almohadilla térmica está bien, pero sumergir su cuerpo dolorido en una bañera de hidromasaje o un jacuzzi es el cielo. La hidroterapia no sólo disminuye la inflamación y la rigidez muscular sino que también promueve la circulación, lo que ayudará a aliviar los espasmos crónicos del músculo y del nervio ciático.

11. Atención quiropráctica

Como se mencionó en la introducción, el dolor de ciática a veces puede ser causado por una hernia de disco o un disco deslizado. Si ese es el caso, una visita al quiropráctico puede ser uno de los mejores remedios para aliviar el dolor.

De hecho, la Revista Oficial de la Sociedad Norteamericana de Columna Vertebral (Official Journal of the North American Spinal Society) publicó un estudio en el que participaron 102 adultos con dolor de ciática. El Dr. Axe explica que el estudio descubrió que “los que recibieron ajustes quiroprácticos experimentaron menos dolor local, menos cantidad de días con dolor y menos casos de dolor moderado o grave, en comparación con las personas que no recibieron ajustes quiroprácticos”.

12. Descanso en la cama

En algunos casos de ciática, el descanso puede ser la mejor medicina. WebMD indica que tres días suelen ser suficientes, durante los cuales “es importante estar en un colchón firme o en el suelo”.

Aunque puede ser tentador, asegúrese de no abusar de este período de descanso. Como explica Spine-Health.com “[…] evitar la actividad durante un período más prolongado puede conducir a un círculo vicioso negativo, en el que los episodios de dolor conducen a la inactividad, lo que lleva a más dolor, y así sucesivamente”. Así que, aunque unos días de descanso no alivien completamente el dolor, es importante volver a levantarse y moverse para evitar que se produzca más dolor.

13. Ejercicio

Hablando de levantarse y moverse, el ejercicio es importante para reducir el dolor de ciática. Aunque puede ser lo último que usted desea hacer cuando tiene dolor, “el ejercicio aumenta el flujo sanguíneo hacia el disco y el nervio ciático, ayudando a eliminar las sustancias químicas que causan la inflamación”, dice la fisioterapeuta Birgit Ruppert, en conversación con Prevention.

La fuente sugiere dar paseos cortos (de unos 15 a 20 minutos) o meterse en la piscina para nadar o hacer ejercicios aeróbicos, ya que “no hay tanta presión en la espalda cuando se está en el agua”.

14. Inyecciones epidurales de esteroides

Para algunos, los métodos ya mencionados en esta lista pueden resultar ineficaces para aliviar el dolor de ciática. En estos casos, puede ser necesario emplear terapias más agresivas, como las inyecciones epidurales de esteroides.

Estas inyecciones se introducen en la parte baja de la espalda, cerca del nervio ciático, y están pensadas para ayudar a reducir la inflamación. Las inyecciones de esteroides suelen ser recetadas sólo a aquellas personas cuyo dolor persiste durante un mes o más, y a quienes no les han servido otros remedios comunes. Las inyecciones de esteroides también se limitan a tres por año debido a sus efectos secundarios potencialmente perjudiciales, como la pérdida de densidad ósea.

15. Cirugía

Aunque en la mayoría de los casos el dolor de ciática puede aliviarse con los consejos mencionados aquí, para algunos el único método eficaz es la cirugía. Normalmente, ésta solo es necesaria para el 5 a 10 por ciento de las personas afectadas, quienes experimentan un dolor persistente durante más de tres meses.

Hay dos tipos principales de cirugía para el dolor de ciática: la discectomía y la laminectomía. Con la discectomía, dice WebMD, “[…] su cirujano elimina lo que está presionando su nervio ciático, ya sea una hernia de disco, un espolón óseo, o algo más. Con la laminectomía, se extirpa la lámina espinal -parte de la estructura ósea que rodea la médula espinal-, así como “cualquier otro tejido que esté presionando el nervio y le cause dolor”.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X