Medicina ESP

9 cosas que debe saber acerca de la cobertura de su seguro de salud

Muchas veces no pensamos en nuestra salud a menos que estemos enfermos o heridos. Sin embargo, cuando necesitamos estar saludables, a menudo dependemos de un seguro de salud, ya sabe, esos servicios de no emergencia — como las visitas al especialista, la cobertura de prescripciones y las estadías en el hospital — para volver a estar en condiciones plenas. Además, uno no quiere arriesgarse a estar endeudado de por vida a causa de un accidente de bicicleta o de una caída por las escaleras.

Así que, independientemente de si está escogiendo su cobertura de seguro de salud para el trabajo o para su salud personal, aquí presentamos nueve factores a tener en cuenta…

1. Los planes del empleador no siempre son los mejores

Incluso si su empleador ofrece una cobertura de seguro de salud dentro del plan de empleado, puede no ser la mejor opción. Recuerde que en nuestra sociedad de “un único modelo para todo”, puede tener una enfermedad preexistente que no se beneficiará con la cobertura de un plan para empleados. Asegúrese de leer la letra pequeña.

2. Considere comprar un plan grupal

Sobre todo si es independiente, la opción de comprar cobertura de seguro de salud a través de un plan grupal puede salvar su casa y su calificación crediticia si se enferma y no tiene la seguridad para cubrir el tiempo perdido. Además, si tiene alguna enfermedad preexistente, puede buscar un plan grupal que atienda dicha enfermedad específicamente.

3. Cuándo obtener una póliza de cobertura única

¿Sabía que cuando compra un plan grupal de salud tiene que pagar las primas basadas en la salud de los demás? Así que si usted tiene buena salud pero John, el de contabilidad, tiene un problema cardíaco, el plan grupal que todos están pagando se incrementará debido a eso. A veces, cuando se trata de una persona saludable, es mejor tener un plan único para mantener sus tarifas más bajas.

4. Las primas más bajas no garantizan planes más baratos

No solo seleccione el plan de cobertura de salud con la prima mensual más baja. Éste es un error común cuando los compradores no consideran por qué son tan bajas las primas — en la mayoría de los casos el plan genera los costos mensuales de otras maneras — tales como co-pagos (un porcentaje pagado por cada servicio), un deducible anual y un co-seguro (un porcentaje de los costos restantes para un desembolso máximo).

5. No huya de planes con deducibles altos

Seguro, pagar un deducible o una prima mensual alta puede ser una píldora difícil de tragar, pero si su estilo de vida lo permite y el plan cubre todos males de salud concebibles podría estarse salvando de una bancarrota imprevista si su buena salud se ve comprometida de alguna manera y necesita depender del plan.

6. Consiga un agente de salud para que haga el trabajo por usted

Aunque es una opción desconocida para muchos, puede obtener ayuda (a veces gratuita) mediante un corredor de seguros de salud que utilizará su experiencia para ayudarle a encontrar una aseguradora de salud o incluso guiarlo a través de las aplicaciones a programas gubernamentales (como, COBRA). Solo asegúrese de que no tenga la reputación de afiliarse a ciertos proveedores (pueden estar recibiendo comisiones por cada cliente).

7. Cobertura de especialista

Si utiliza un especialista en particular, por ejemplo, las mujeres pueden preferir ginecólogos a médicos generales, compruebe antes de firmar que su médico esté cubierto bajo el plan que está considerando. Ciertos planes ponen restricciones en los médicos (como, HMO) ya que los planes PPO a menudo le permitirán buscar atención médica fuera de la red con una remisión.

8. Medicamentos

No todos o a veces ningún medicamento recetado está cubierto por los planes de seguro médico. Asegúrese de leer la letra pequeña debajo de “extras” y “exclusiones”, particularmente si su salud depende de un medicamento determinado.

9. Medicina alternativa

Los proveedores alternativos, tales como quiroprácticos, nutricionistas y cuidado de maternidad — pueden no estar cubiertos por todos los planes. Así que tenga esto en cuenta, incluso si no está en condiciones de tener hijos ahora; tal vez quiera uno en el futuro.

X