Alzheimer ESP

12 maneras de ayudar a prevenir el Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad devastadora que afecta a más de 27 millones de personas en todo el mundo. Es la forma más frecuente de demencia, la cual es la pérdida de capacidad cognitiva. Los síntomas del Alzheimer incluyen confusión, pérdida de la memoria a corto plazo, cambios de humor y dificultades en el lenguaje. Finalmente, el cerebro se deteriora de tal manera que ocasiona la discapacidad de las funciones corporales y conduce, finalmente, a la muerte. La muerte ocurre generalmente dentro de los diez años del diagnóstico.

El Alzheimer típicamente ataca a personas mayores de 65 años. La aparición temprana de la enfermedad de Alzheimer puede afectar a cualquier persona menor de 65 años y en raros casos afectar a personas en su juventud. No hay ninguna cura conocida para esta enfermedad. El diagnóstico precoz es clave para alargar la vida del individuo afectado. Hay un número de diferentes medicamentos, pero ninguno ha demostrado alguna capacidad de retrasar o de detener completamente la progresión del Alzheimer.

Actualmente hay más de 400 ensayos de medicamentos nuevos para el Alzheimer. Esperemos que los nuevos tratamientos estén disponibles en breve. Hasta entonces, la prevención es una de las mejores opciones. Aquí le mostramos 12 maneras fáciles de ayudar a prevenir el Alzheimer.

1. Comer pescado

Para ayudar a reducir el riesgo del Alzheimer, asegúrese de comer mucho pescado. Los ácidos grasos Omega 3 en los pescados han demostrado retrasar la progresión de la enfermedad. El DHA o ácido docosahexaenoico es una de las tres formas principales de ácidos grasos Omega 3. En un estudio, el DHA demostró ser particularmente eficaz para reducir el riesgo y la progresión del Alzheimer. Disfrute de los ácidos grasos Omega 3 en pescados como el salmón, la trucha y las sardinas. También los puede encontrar en nueces, huevos y semillas de lino.

2. Jugar sudoku

Un estudio reciente publicado en los Archivos de Neurología ha demostrado una conexión entre mantener el cerebro activo y un menor riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. El estudio analizó a la gente a lo largo de sus vidas y evaluó los factores de riesgo de Alzheimer al analizar su actividad estimulante cerebral. Estas actividades incluyen comúnmente sudoku, crucigramas y juegos digitales cortos. El estudio encontró que los mejores resultados provenían de toda una vida de actividades del cerebro, así que ¡empiece a jugar sudoku mientras es joven!

3. Beber jugo

Un estudio que observó a las personas provenientes de Seattle encontró que beber jugo puede prevenir el Alzheimer. El estudio publicado en el American Journal of Medicine siguió a los participantes durante 10 años. Sus resultados mostraron que las personas que consumían al menos tres porciones de frutas y de jugos de vegetales tenían un 76 % de disminución de riesgo de padecer Alzheimer. Los científicos teorizan que los resultados pueden venir de las vitaminas de los jugos, así como de los polifenoles antioxidantes. Puede encontrar los polifenoles en zumos, te y vinos.

4. Jugar videojuegos

Jugar es más que una actividad de recreación, también puede mantener su cerebro activo. Los videojuegos proporcionan más estimulación mental que la lectura de un libro. Intentar encontrar juegos que requieran de una gran variedad de procesos mentales en acertijos, estrategia, y juegos de rol son buenas actividades en los videojuegos. Los “Juegos de estrategia” (Brain Games) en los videojuegos y juegos de computadora no son necesariamente la mejor opción. Mientras que estas actividades lo hacen pensar, solo le está enseñando a su cerebro a ser más rápido en completar los rompecabezas.

5. La vacuna antigripal

Algunas personas creen que obtener la vacuna contra la gripe puede conducir a un mayor riesgo de Alzheimer. La explicación que dan es que hay bajos niveles de mercurio en estas vacunas. En realidad, al recibir sus vacunas puede reducir su riesgo de desarrollar Alzheimer. Un estudio del Canadian Medical Journal descubrió que las vacunas que protegen contra la difteria, el tétano, la poliomielitis y la gripe pueden protegerlo contra el Alzheimer a largo plazo. No se entiende completamente la causa de esta conexión.

6. Disfrutar del café

Disfrutar de su café matutino podría estar ayudándolo a prevenir el Alzheimer. El café está repleto de antioxidantes que han demostrado luchar contra la aparición y la progresión de esta enfermedad. Un estudio publicado en el Journal of Alzheimer Disease demostró que puede reducir su riesgo al 65 % al beber de 3 a 5 tazas de café diarias. También retrasa la aparición de Alzheimer de 2 a 4 años. Uno de los investigadores, Cao Chuanhai, PhD dijo que la gente debería beber una taza (apunta a un promedio tres vasos de 8 onzas) de café por día en la mañana después de desayunar.

7. Tener un IMC saludable

Mantener un peso corporal saludable a lo largo de su vida puede ayudar a prevenir la aparición del Alzheimer. Un estudio presentado en la Academia Americana de Neurología mostró un aumento del riesgo de dicha enfermedad en correlación con el mayor peso corporal. El informe observó a personas mayores de 40 años de edad. Para mantener su cerebro sano se recomienda comenzar con todo su cuerpo.

8. Meditación

La meditación regular podría ayudar a mantener a raya la enfermedad de Alzheimer. Con meditar solo 12 minutos al día durante más de dos meses puede mejorar la circulación vascular en las personas mayores. Esto ayudará a mejorar la circulación del flujo sanguíneo al cerebro. Un estudio descubrió que, después de dos meses de meditación regular, las personas con enfermedad de Alzheimer mostraron mejores resultados en las pruebas cognitivas. La meditación tiene otros grandes beneficios como la reducción de niveles de estrés, el equilibrio de las emociones y estados de ánimo y el contacto con su cuerpo físico y mental.

9. Tomar sol

Un estudio reciente demostró que ingerir mayores niveles de vitamina D junto con ácidos grasos Omega 3 podría ayudar a prevenir el Alzheimer. En el estudio que publica el Journal of Alzheimer’s Disease se demuestra que personas que tenían altos niveles de ambos nutrientes pudieron despejar sus cerebros de la placas amiloides. Esta placa se ha relacionado con la aparición de la enfermedad de Alzheimer. La manera más fácil de obtener más vitamina D es exponerse al sol. También puede tomarla en suplementos.

10. Obtener una noche completa de descanso

La prevención de la formación de placas amiloides es un paso importante en la prevención del Alzheimer. Un nuevo estudio ha demostrado que dormir bien puede ayudar a mantener su cerebro sano. Se ha descubierto que los niveles adecuados de melatonina a lo largo de su vida pueden ayudar a prevenir la formación de dicha placa. La melatonina no puede despejar la placa, por lo que es necesaria la prevención a largo plazo. Regule sus niveles de melatonina al dormir bien. Trate de ir a la cama a la misma hora cada noche. Retire todas las fuentes de luz de su habitación cuando duerma. Asegúrese de que duerma por lo menos 7 horas cada noche.

11. Disminuya el azúcar

Algunos científicos han estado refiriéndose al Alzheimer como la Diabetes tipo 3. La insulina está directamente relacionada con la función cerebral y una dieta alta en azúcar puede crear resistencia a la insulina. Cuando las células del cerebro se vuelven resistentes a la insulina, se pueden formar las placas amiloideas y dar paso al inicio del Alzheimer. Una vida con malos hábitos alimenticios puede tener consecuencias más allá de la obesidad y la diabetes podría ser la causa del Alzheimer. Una dieta con alimentos bajos en índice glucémico podría ayudar a prevenir esto.

12. Ser social

Ser socialmente activo en la mediana edad podría ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Un nuevo estudio publicado en el Journal of Alzheimer Association demostró la existencia de una conexión entre las actividades sociales y la aparición tardía de la enfermedad. A medida que las personas envejecen, se vuelven solitarias, especialmente si se dan cuenta que están teniendo problemas de memoria. William Thies, PhD. afirma que este fascinante estudio demuestra algunas de las primeras pruebas que muestran evidencias relativamente fuertes de que las actividades cognitivas, entre las que se incluyen la interacción social, reducen el riesgo de demencia. Vuélvase activo y asista a eventos familiares, disfrute de la compañía de amigos y concurra a las actividades del club, como juegos de cartas y otras aficiones que sean buenas formas de contribuir a la mejoría del Alzheimer.

X