Remedios ESP

10 Opciones de Tratamientos para los Enfermos de Tendinitis

La tendinitis es un tipo de lesión que se produce por el uso excesivo de los tendones. Resulta cuando un tendón, el cordón grueso que une el hueso al músculo, se inflama o irrita debido a un impacto o lesión. El daño se produce cuando el cuerpo no es capaz de reconstruir el tendón con el reposo adecuado.

Ya que la tendinitis se produce sobre todo por estrés repetitivo — comúnmente por una lesión deportiva o estrés en el trabajo — el reposo es el factor más importante. Sin embargo, las siguientes diez opciones de tratamiento han demostrado tener éxito, antes de considerar someterse a una cirugía…

1. Acupuntura

La acupuntura tiene como objetivo aumentar el suministro de sangre y la circulación de ésta al tendón afectado, que a su vez estimula la liberación de endorfinas y serotonina (el analgésico natural del cuerpo). A menudo este método puede aliviar el dolor sin necesidad de analgésicos recetados.

2. Terapia física

La terapia física puede ayudar a aumentar la movilidad y reducir el dolor e inflamación que afecta al tendón. Los ejercicios de terapia física monitoreados también pueden fortalecer el músculo para ofrecer mejor protección contra un daño más grave del tendón.

3. Inyecciones de cortisona

Si los síntomas de tendinitis son persistentes, puede considerar ponerse una inyección de cortisona. La cortisona es un potente anti-inflamatorio, pero en vez de ser administrado por vía oral, se inyecta directamente en la parte inflamada. Esto puede ser extremadamente útil para situaciones que no mejoran con el reposo. ¡No todos los tipos de tendinitis pueden ser abordados con inyecciones de cortisona! Por ejemplo, en la tendinitis de Aquiles raramente se inyecta cortisona debido al riesgo de una posible ruptura del tendón.

4. Anti-inflamatorios

Medicamentos anti-inflamatorios sin esteroides (o NSAID, por sus siglas en inglés) son frecuentemente recetados por un medico (por ejemplo, Ibuprofeno o Motrin) para reducir la inflamación y el dolor del tendón.

5. Masaje Terapéutico

El masaje terapéutico también tiene muchas ventajas cuando se trata de disminuir el dolor y estimular el flujo de sangre al tendón afectado. El masaje profundo puede promover la movilidad y acelerar el proceso de curación.

6. Electroterapia

La electroterapia es un tratamiento muy usado para reducir la inflamación, el dolor, estimular la reparación de los tejidos y aumentar la circulación sanguínea y, por consiguiente, la movilidad de la articulación.

7. Apoyos y Férulas

Proteger el tendón afectado también proporcionará un poco de alivio y le dará tiempo para que sane. Una muñequera (férula) o rodillera puede proporcionar protección al realizar actividades o deportes que exigen esfuerzo en las articulaciones de la zona afectada.

8. Ultrasonidos

La tecnología de ultrasonidos es utilizada a menudo por terapeutas físicos con el fin de aumentar la circulación en las articulaciones. La máquina de ultrasonidos envía ondas de sonido y produce calor hacia la articulación afectada para liberar la tensión de los músculos, reducir el dolor y acelerar la curación.

9. Hielo y Calor

Alternar compresas de hielo y calor a una articulación lesionada reducirá la inflamación (con hielo) y aumentará la circulación (con calor).

10. Crioterapia

La crioterapia (o congelación del tejido dañado con nitrógeno o dióxido de carbono) es un método utilizado para eliminar el tejido dañado de la articulación y alrededores del tendón con el fin de reducir el dolor y restaurar la movilidad total.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X