Medio Ambiente ESP

10 maneras pequeñas, pero significativas de ayudar al medio ambiente

Cuando lee noticias acerca de destructivos derrames de petróleo y apagones devastadores, podría preguntarse en qué puede contribuir para hacer la diferencia. Sin embargo, aún siendo pequeños niños, todos podemos hacer nuestro aporte para llevar un estilo de vida más amigable con el medio ambiente — como por ejemplo; comprando menos productos envasados en plástico, aportando a la conservación de la energía y reduciendo las emisiones de carbono.

Aquí le presentamos diez maneras pequeñas, pero significativas en las que podemos ayudar a mejorar nuestro entorno…

1. Use el sistema público de transporte

A veces, es bueno abandonar el asiento del conductor; especialmente si reduce sus huellas de carbono y emisiones de gases, las cuales promueven la mala calidad del aire y enfermedades respiratorias como el asma. Así que ponga de su parte tomando el autobús, el tren, el metro, el tranvía, o viaje en el mismo auto con su equipo de trabajo o compañeros de la escuela.

2. Llene su bolsa con compras virtuales

Sus viajes al centro comercial contribuyen con emisiones de gases, ya que contamina cuando conduce y consume plástico por cada artículo que compra, sin mencionar la energía que se necesita para iluminar todas las tiendas en su centro comercial local. Sin embargo, si compra en línea, salva al planeta de múltiples tensiones y puede simultáneamente hacer compras cómodamente y en un ambiente consciente como su propia casa.

3. Camine o use la bicicleta

Si está tratando de ser más consciente del cuidado del medio ambiente, no hay nada como meterse en el desorden, con el viento en su cabello, el sol en su rostro y la tierra bajo sus pies. Es cierto: caminar o ir en bicicleta al trabajo, a la escuela y a las salidas sociales reduce de manera significativa las emisiones de gases y el consumo energético en comparación con usar el auto. Caminar o pedalear también lo hará querer comprar sus cosas más cerca de casa y por lo tanto, de manera local.

4. Haga compostaje con su basura

No tiene que tirar toda su basura en la caneca. De hecho, puede ser más respetuoso con el medio ambiente y cortar su contribución de basura que va a los vertederos al iniciar una compostera o también mediante el reciclaje de alimentos y nutrientes biodegradables para la tierra. Y si tiene un jardín, el compost enriquece el suelo con nutrientes que hacen que crezcan los mejores tomates y hierbas.

5. Trabaje desde su hogar, cuando sea posible

Es bastante obvio cómo trabajar desde casa en lugar de hacerlo en una oficina ahorra energía. En primer lugar, su empresa puede ahorrar energía en forma de luces, computadoras y mucho más en un enorme edificio de oficinas lleno de personal. En segundo lugar, podrá cortar sus emisiones de carbono ya que no tiene que conducir a la oficina y volver todos los días. Incluso si su empresa no está abierta a que trabaje en casa todos los días, hágalo solo un par de veces a la semana o configure un espacio de trabajo cerca a su casa con otros compañeros de trabajo que vivan lo suficientemente cerca para caminar.

6. Reduzca el embalaje de los productos

Ésta es una tarea difícil que tomará un poco de práctica, pero en los últimos 6 meses conscientemente he empezado a comprar productos con la mínima cantidad o sin embalaje — tales como los alimentos a granel. Cuando esto no sea posible (por ejemplo, con el papel higiénico), busco aquellos productos con empaques reciclados. Puede confirmar que sean empaques amigables con el medio ambiente en la etiqueta o al comprar productos empacados en cartón.

7. Guarde los frascos de vidrio y plástico

Mientras que solía reciclar todos mis frascos de mermelada, sopa y mantequilla de maní, ahora los lavo hasta que queden limpios y los guardo para almacenar mis alimentos a granel, como cereales, pepinillos, café, comida para gatos y mucho más. Siempre se está a salvo al reutilizar los frascos de vidrio a menos que estén agrietados, sin embargo, con el plástico, asegúrese de confirmar su reutilización en el fondo de la jarra para no arriesgarse a que ocurra una fuga tóxica. Generalmente, los números 2, 4 y 5 indican plásticos reutilizables.

8. Compre de manera local

En vez de perderse en el supermercado de cadena en la ciudad, me parece que comprar en el mercado local de cultivadores o directamente en la granja es una manera mucho más íntima de comprar frutas frescas, carnes, huevos, lácteos, conservas y vegetales. Y si no está muy lejos de una granja local, regístrese en línea para obtener su porción mensual de alguna granja, la cual se entrega en temporada y en la puerta de su casa.

9. Reutilice los empaques

Y con eso quiero decir, cargar todo el tiempo con usted una taza de café reutilizable para el trabajo y la escuela. Si es como yo, una persona que compra al menos 2 cafés diarios en un café local, puede ahorrar 10 vasos de papel o de poli estireno desechable cada semana, lo que se traduce en 40 al mes… ¡y 480 anuales!

10. Cargue bolsas recicladas

He sido culpable también de llevar mis compras a casa en bolsas endebles de plástico. Pero una vez que empecé a usar bolsas robustas, tejidas y recicladas, nunca miré hacia atrás (y mi hombro me lo agradece también). Realmente, las bolsas de plástico contribuyen al caos de las bolsas plásticas que flotan en vertederos y océanos, amenazando a los pájaros y la vida marina. Así que ponga de su parte y tenga una colección de bolsas reutilizables en su próxima excursión a la tienda de comestibles.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X