Síntomas más comunes de EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (o EPOC, por su abreviación) suele ser consecuencia del tabaquismo. La EPOC se produce cuando las vías respiratorias de los pulmones se inflaman debido a la acumulación excesiva de mucosidad. Como consecuencia, las vías respiratorias se obstruyen y el aporte de oxígeno se reduce.

Conocer los primeros signos de alerta de la EPOC puede ser el primer paso para evitar que la enfermedad empeore. Si no se trata, la EPOC aumenta el riesgo de infecciones pulmonares víricas o bacterianas y puede provocar la pérdida total de la función pulmonar.

Si tiene uno o varios de los siguientes síntomas de EPOC, busque atención médica inmediatamente…

1. Falta de aliento

La EPOC provoca disnea, también conocida como falta de aire. Suele ser uno de los primeros síntomas en aparecer, por lo que a veces puede pasarse por alto. Aunque es diferente para cada persona, la mayoría de los pacientes con EPOC la describen como “una sensación de jadeo o respiración dificultosa”. Otras personas describen la sensación como “hambre de aire”, escribe VeryWellHealth.

Al principio, es posible que sólo aparezca durante el ejercicio, pero a medida que la enfermedad avanza, empeorará y empezará a aparecer después de actividades que antes no eran agotadoras, como caminar. “A medida que la enfermedad avanza, puede faltar la respiración, incluso con una actividad pequeña, como ir al baño, subir las escaleras o caminar de regreso a casa”, explica a Reader’s Digest el doctor Haven Shah, MD, especialista en cuidados críticos pulmonares del Advocate Lutheran General Hospital de Park Ridge (Illinois).

2. Tos crónica

La tos crónica es otro síntoma común y bien conocido de la EPOC. Todos hemos tenido tos alguna vez, pero ¿qué es una tos “crónica”? Médicamente, se define como una tos que dura más de 8 semanas, dice VeryWell Health. La tos comienza como resultado de la hinchazón e inflamación de las vías respiratorias provocada por la EPOC. Al igual que la falta de aire, la tos es uno de los primeros síntomas que aparecen y a menudo se pasa por alto, especialmente en los fumadores. La gente suele achacarlo a la “tos del fumador”, a las alergias o al entorno.

“La tos aparece lentamente y puede ser una tos productiva”, dice en charla con Reader’s Digest el doctor Brian Stein, MD, profesor adjunto de medicina en el Centro Médico de la Universidad Rush (Rush University Medical Center) de Chicago. Esta tos es seca, o produce mucosidad (a la que nos referiremos a continuación). Recuerde que, aunque la tos es la forma natural que tiene el cuerpo de proteger las vías respiratorias (especialmente de los irritantes como el humo del cigarrillo), una tos persistente y crónica significa que los pulmones no están funcionando correctamente.

3. Tos con flema

Otro signo de alerta temprana de la EPOC es el aumento de la mucosidad. Nuestro cuerpo produce mucosidad para proteger o atrapar los irritantes inhalados. Según Healthline, las personas que fuman tabaco u otros agentes irritantes producen más mucosidad en su cuerpo que la media de las personas.

Cuando se trata de la EPOC, suele ser peor por la mañana. La persona afectada estará constantemente intentando aclarar la garganta porque hay un exceso de mucosidad en los pulmones, dice la Clínica Mayo (Mayo Clinic). También es posible que la tos produzca mucosidad de color blanco, amarillo, transparente o incluso verdoso.

Esta mucosidad o flema se denomina “esputo”, el cual -según Reader’s Digest- no es otra cosa que una mezcla de saliva y mucosidad. “A menudo la tos persistente es peor por la mañana, pero puede empeorar a lo largo del día”, dice el Dr. Stein.

4. Sibilancias

La EPOC puede provocar un silbido o sibilancia durante la inhalación y la exhalación. Según VeryWell Health, este ruido sibilante se debe al estrechamiento o, incluso, a la obstrucción de las vías respiratorias. También puede provocar otros sonidos extraños que pueden captarse con un estetoscopio.

5. Opresión en el pecho

Las personas con EPOC también pueden experimentar opresión en el pecho. Reader’s Digest señala que, a diferencia de la dificultad para respirar, este síntoma no es específico de la EPOC, pero puede ocurrir. La opresión en el pecho también puede ir acompañada de falta de aire. “Cuando la gente describe la opresión en el pecho, puede sentir que no puede respirar”, dice el Dr. Stein a la fuente.

VeryWell Health dice que la opresión en el pecho se siente como una presión en la pared torácica, lo que también dificulta la respiración. “La opresión torácica puede estar presente cuando hay una infección en los pulmones y puede hacer que la respiración profunda sea dolorosa (dolor torácico pleurítico), haciendo que la respiración sea corta y superficial”, escribe la fuente.

6. Labios y uñas azules

Los labios y las uñas azules son un signo común en las últimas etapas de la EPOC, dice Healthline. Cualquier persona que tenga EPOC y presente estos signos debe buscar atención médica lo antes posible.

7. Pérdida de peso involuntaria

La mayoría de nosotros trabajamos muy duro para perder peso o, incluso, para no aumentarlo. Por eso, cuando la pérdida de peso empieza a producirse por sí sola sin ninguna explicación, es preocupante. Aunque el aumento de peso es realmente más común en las primeras etapas de la EPOC (porque el individuo no podrá hacer ejercicio debido a la dificultad para respirar), pronto se convertirá en una pérdida de peso extrema y en pérdida de apetito. Estos síntomas pueden ser bastante graves e, incluso, en casos extremos, llevar a la desnutrición.

“Tanto la pérdida de apetito como la pérdida de peso involuntaria son síntomas que justifican una investigación más profunda, ya que también pueden indicar la presencia de otras enfermedades, como el cáncer de pulmón o la tuberculosis pulmonar”, escribe VeryWell Health. La fuente también señala que comer de forma saludable es extremadamente importante para las personas con EPOC. Si quiere saber más, consulte nuestro artículo “8 consejos de alimentación saludable para pacientes con EPOC.

La EPOC hace que el aire quede atrapado en los pulmones, debido a que no se libera correctamente. “Cuando se atrapa el aire, es como si se respirara encima de un pulmón lleno. Expandir el pecho y volver a la línea de base (esto es, el estado de reposo) se vuelve muy difícil. Ese mayor trabajo respiratorio puede provocar la pérdida de peso”, afirma el doctor Umur Hatipoglu, MD, en declaraciones a Reader’s Digest.

8. Dolores de cabeza

Las personas con EPOC sufren dolores de cabeza (sobre todo por las mañanas). Esto también se debe a la falta de oxígeno en los pulmones. “Cuando los pulmones no funcionan correctamente, no se obtiene suficiente oxígeno mientras se duerme, y el dióxido de carbono se acumula en la sangre”, escribe Everyday Health. Estos dolores de cabeza matutinos van acompañados de aturdimiento y mareos.

9. Problemas para dormir

Las personas que padecen EPOC tienen problemas para dormir porque sus vías respiratorias se estrechan por la noche. Esto puede resultar especialmente incómodo durante las primeras horas de la mañana, cuando las vías respiratorias tienen un diámetro mínimo.

“Cuando se padece EPOC, no se dispone de mucha reserva; por eso, por la mañana, al estrecharse o reducirse las vías respiratorias, pueden aparecer los síntomas y eso nos despertará”, explica a Reader’s Digest el Dr. Hatipoglu, Director Médico del Centro de Atención Integral a la EPOC (Center for Comprehensive Care for COPD) del Instituto Respiratorio de la Clínica Cleveland (Cleveland Clinic) de Ohio.

10. Fatiga extrema

Todos nos cansamos de vez en cuando, especialmente si no hemos dormido lo suficiente la noche anterior. Sin embargo, la fatiga asociada a la EPOC es extrema y habitual. Tendrá más cansancio de lo normal, y se manifestará más como una falta de energía o resistencia, que como unos simples ojos cansados. “En general, la fatiga es tres veces más frecuente en las personas con enfermedad pulmonar que en las que no la padecen. Mientras que la disnea es el síntoma más preocupante entre los enfermos de EPOC, la fatiga puede ser uno de los más molestos”, escribe VeryWell Health.

En conversación con Reader’s Digest, el Dr. Stein explica que la fatiga puede deberse al sobreesfuerzo, ya que los pacientes tienen que esforzarse mucho para respirar. Dado que hay muchas razones e, incluso, otras condiciones de salud que causan fatiga, debe evaluar si está experimentando otros síntomas de esta lista y consultar con un médico para determinar si la EPOC es la causa.

11. Tobillos hinchados

Healthline explica que otro síntoma de la EPOC es la hinchazón de los pies, los tobillos o las piernas, pero esto ocurre más comúnmente en las últimas etapas.

La hinchazón se produce porque los vasos sanguíneos no reciben suficiente oxígeno, lo que supone un esfuerzo para el corazón, dice Everyday Health. “Este esfuerzo puede hacer que se acumule líquido, haciendo que se hinchen los tobillos, los pies o las piernas. La hinchazón también puede deberse a daños en los pulmones”, escribe la fuente.

12. Infecciones respiratorias crónicas o recurrentes

Las personas que padecen EPOC sufren con frecuencia infecciones respiratorias crónicas o recurrentes (como resfriados, gripe o incluso neumonía). Esto se debe a que los pulmones no están funcionando lo suficiente, lo que vuelve a estas personas más susceptibles a las infecciones, dice VeryWell Health.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X