Enfermedades ESP

Síntomas de vértigo: 10 signos que indicarían que tienes vértigo

El vértigo es causado por problemas en el oído interno, como el Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (o VPPB), que se desarrolla en forma de partículas de calcio diminutas que se acumulan en los canales del oído; la enfermedad de Meniere, que es causada por la presión de fluido en el oído, y la Neuritis vestibular, una infección viral de los nervios del oído interno. Todo esto causa que el cuerpo pierda el equilibrio, lo que resulta en una sensación de desequilibrio en la que el mundo parece girar o inclinarse, y mareos que van y vienen durante unos 20 segundos cuando cambias la posición de tu cabeza.

Los síntomas asociados con el vértigo incluyen:

1. Equilibrio distorsionado

El principal síntoma de vértigo es una sensación de movimientos giratorios que pueden causar que tú mismo te sientas inclinado; o puedes sentir que el mundo se balancea, lo que provoca una sensación de desequilibrio como si fueras arrastrado en una dirección.

2. Cefaleas migrañosas

Las personas con vértigo a menudo experimentan fuertes dolores de cabeza migrañosos, causados por el aumento de la presión de fluido o de calcio, y una sensación de pérdida de equilibrio.

3. Náuseas

Habitualmente, cuando se siente que el mundo pierde el equilibrio, se genera una sensación severa de náuseas. Esto es debido a la sensación de dar vueltas o de caída. En los casos graves, el vértigo puede causar vómitos.

4. Zumbido en los oídos

El tinnitus, o timbre agudo o silbido en los oídos, puede acompañar a los episodios de vértigo. Sin embargo, con el tiempo puede llegar a ser más continuo e intenso como un zumbido incómodo y pesado.

5. Fatiga

La mayoría de las personas sienten que la sensación de desequilibrio que causa el vértigo es físicamente agotadora. No saber cuándo tendrán lugar los episodios o cuánto tiempo van a durar puede causar estrés y fatiga física y emocional grave.

6. Sudoración

La repentina aparición de un ataque de vértigo puede causar pánico severo y sudoración profusa, especialmente en la frente, la cabeza, el cuello y el pecho. Un escalofrío húmedo y pegajoso debido a la transpiración excesiva puede deslizarse a lo largo de todo tu cuerpo si sientes que se aproxima un episodio.

7. Pérdida de la audición

El vértigo, especialmente si se atribuye a la enfermedad de Meniere, puede causar la pérdida progresiva de la audición de baja frecuencia que afecta a un oído. Tu audición puede convertirse en “metálica” y los ruidos de alto volumen pueden ser dolorosos. La audición generalmente empeora progresivamente con el paso del tiempo y los pacientes pueden volverse completamente sordos del oído afectado.

8. Espasmos Oculares

Las contracciones anormales o espasmos de los músculos oculares (nystagmus) son un signo habitual de vértigo, que ocurre debido a la fatiga y al estrés, y causa que los músculos de los párpados se contraigan por períodos que pueden durar desde unas horas a varios días. El descanso alivia el espasmo ocular.

9. Presión en el oído

La sensación de presión en el interior del oído (o taponamiento auditivo) puede deberse a los cambios de presión barométrica cuando ocurre el vértigo. Esto puede ocurrir cuando la cabeza cambia de posición o por cambios de presión, por ejemplo, al descender en un avión.

10. Ataques de pánico

Muchas personas afectadas por el vértigo se quejan de largos ataques de pánico que pueden ocurrir esporádicamente y durar hasta 30 minutos, privándolos prácticamente de energía.

X