Signos Comunes de Glaucoma

El glaucoma causa pérdida progresiva y permanente de la visión debido a una acumulación de presión de líquido en el globo ocular. La enfermedad se presenta en dos formas comunes: El glaucoma primario de ángulo abierto y  el glaucoma de ángulo cerrado. Desafortunadamente, ambos tienen su propio conjunto de síntomas únicos y sutiles, en los que el ojo no afectado contrarresta la pérdida de visión del ojo afectado.

El glaucoma primario de ángulo abierto, el tipo más común, comienza en la periferia y trabaja hacia adentro para incapacitar la visión central y conducir a la visión de túnel. Mientras que el glaucoma de ángulo cerrado agudo (también llamado glaucoma de ángulo cerrado crónico o glaucoma de ángulo estrecho) causa visión borrosa con efectos de halo alrededor de los ojos. Ambos tipos provocan daño irreversible y gradual del nervio óptico (el mecanismo que envía información visual desde la retina al cerebro). El lento deterioro de la visión a menudo significa que la afección no se diagnostica hasta la etapa avanzada.

Se puede prevenir el glaucoma con exámenes ópticos regulares (con una prueba de campo visual) y también estando atento a estas 12 sutiles señales de advertencia.

Tipos de Glaucoma

Antes de sumergirnos en las primeras señales de advertencia de esta afección ocular, es importante que hagamos una distinción entre los dos tipos diferentes de glaucoma. Los dos tipos de glaucoma: glaucoma de ángulo abierto y glaucoma de ángulo cerrado, presentan signos diferentes. WebMD señala que el glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común. A veces también se le conoce como glaucoma de gran ángulo. Ocurre cuando la “estructura de drenaje en su ojo, se llama malla trabecular, parece normal, pero el líquido no fluye como debería”, escribe WebMD.

El segundo tipo es el glaucoma de ángulo cerrado, que es menos común, pero más prominente en Asia que en Occidente, dice la fuente. También puede denominarse glaucoma crónico de ángulo cerrado o de ángulo estrecho. Es el resultado de un mal drenaje en el ojo. “Su ojo no drena correctamente porque el espacio de drenaje entre el iris y la córnea se vuelve demasiado estrecho”, dice WebMD. “Esto puede causar una acumulación repentina de presión en el ojo”. Además del glaucoma, esto también puede provocar cataratas e hipermetropía.

Dolor de Ojo

La aparición de dolor ocular repentino y dolores de cabeza detrás de los ojos y las cejas son signos primarios de glaucoma agudo de ángulo cerrado en etapa tardía. El término “agudo” se refiere al daño repentino e irreversible del nervio óptico. Si experimenta dolor en los ojos, busque tratamiento de inmediato para evitar una pérdida de visión más grave e incluso la ceguera.

Cambios en el Globo Ocular

Es difícil ver el daño del glaucoma a simple vista. Sin embargo, los pacientes con glaucoma de ángulo cerrado agudo suelen tener globos oculares rojos con pupilas grandes que no reaccionan a la luz. La córnea (la cubierta transparente del ojo que protege la pupila, el iris y la cámara anterior) también puede verse ligeramente turbia e hinchada.

Halos de Noche

El glaucoma de ángulo cerrado agudo a menudo causa un efecto de arco iris de colores o problemas de visión nocturna, como halos (o destellos) y visión borrosa alrededor de las luces. Esto puede ser problemático para los conductores con glaucoma que sienten una presión extrema y una ceguera repentina cuando se abre la pupila, especialmente de noche o en entornos con poca luz.

Visión de Túnel

El glaucoma primario de ángulo abierto generalmente se presenta con un estrechamiento lento de la visión periférica del paciente (lo que provoca una visión de túnel) e interrumpe los bordes del campo de visión en ambos ojos. Muchos pacientes con glaucoma no se dan cuenta de que hay un problema hasta que su vista se limita a lo que está directamente (no en la periferia) frente a ellos en las etapas avanzadas de la enfermedad.

Visión Borrosa

El glaucoma de ángulo cerrado agudo provocará una disminución gradual de la nitidez de la visión (o agudeza visual). La borrosidad severa no es evidente hasta las últimas etapas de la enfermedad. Trágicamente, a menudo en ese momento, el daño significativo de la visión es irreversible, incluso con cirugía.

Hinchazón y Enrojecimiento de los Ojos

El glaucoma de ángulo cerrado agudo muestra pocos signos. Sin embargo, los ojos rojos y los dolores de cabeza pueden indicar iris hinchados debido a la acumulación de presión ocular. En el momento en que los ojos se tornen obviamente rojos e hinchados, será necesario un tratamiento de emergencia inmediato. El enrojecimiento de los ojos también puede ocurrir por el uso crónico de gotas para los ojos.

Náusea

Las náuseas y los vómitos a menudo resultan cuando la visión está distorsionada. Sin embargo, el cierre de ángulo agudo causa náuseas y vómitos acompañados de dolor ocular intenso, que distingue ligeramente los síntomas de la gastroenteritis viral u otras dolencias gastrointestinales.

Puntos Ciegos Irregulares

Estos síntomas sólo son específicos del glaucoma de ángulo abierto, que puede causar puntos ciegos irregulares en la visión lateral (periférica) o central de una persona. Tiende a ocurrir con más frecuencia en ambos ojos que en uno solo, dice la Mayo Clinic. También causa visión de túnel, pero solo en los casos avanzados.

Sin síntomas

¡No hay nada más aterrador que una condición de salud que no presenta ningún síntoma o señal de advertencia! Desafortunadamente, este es el caso del glaucoma. Según WebMD, muchas personas que padecen glaucoma no lo saben porque no han experimentado ningún síntoma. El primer signo tiende a ser la pérdida de la visión de alguna forma, ya sea visión periférica o lateral. Sin embargo, esto puede tardar años en aparecer y no presentarse hasta que la enfermedad haya progresado. WebMD señala que esta es la razón por la cual el glaucoma se acuñó como el “ladrón furtivo de la visión”.

Lo mejor para prevenir el glaucoma es la detección temprana, por lo que es muy importante que todos nos hagamos exámenes de la vista y chequeos regulares. No asuma que no tiene nada de qué preocuparse sólo porque no siente ningún síntoma. Sólo se puede descartar el glaucoma con un exámen completo de la vista realizado por un especialista. WebMD recomienda ir cada 1 o 2 años.

Si Se Deja Sin Tratar…

Es importante tener en cuenta que el glaucoma no mejorará por sí solo y no es algo que deba ignorarse. Si comienza a notar síntomas, vaya a ver a un oftalmólogo de inmediato. Si no se trata, esta condición conducirá a la ceguera. “Incluso con tratamiento, alrededor del 15 por ciento de las personas con glaucoma quedan ciegas de al menos un ojo en 20 años”, escribe la Mayo Clinic.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X