Señales de cáncer de páncreas que nunca debe ignorar

El cáncer de páncreas es una de las formas más agresivas de la enfermedad; de hecho, la Fundación Hirshberg para la Investigación del Cáncer de Páncreas (Hirshberg Foundation for Pancreatic Cancer Research) afirma que el cáncer de páncreas es la tercera causa de muerte relacionada con el cáncer en EE.UU.; el 91% de los pacientes con esta forma de cáncer morirá en los cinco años siguientes al diagnóstico.

El cáncer de páncreas es a veces difícil de detectar, ya que no siempre presenta síntomas tempranos. Sin embargo, recibir tratamiento tan pronto como se sospeche que hay un problema puede mejorar drásticamente el resultado. A continuación, se mencionan 20 señales de cáncer de páncreas que deberían motivar una visita al médico…

1. Amarillamiento de la piel

Conocido médicamente como “ictericia”, este es “uno de los síntomas más claros del cáncer de páncreas”, según Reader’s Digest. También puede notar tonos amarillentos en los ojos.

Esto ocurre porque el cáncer de páncreas puede bloquear el conducto biliar, lo que significa que la bilis no llega a los intestinos y se acumula en el sistema. Los efectos pueden aparecer en la piel o en los ojos, y también puede ser que aparezca escozor.

BLACKDAY / Shutterstock

2. Dolor en la parte baja de la espalda

Hay muchos motivos por los que puede sufrir dolores en la parte baja de la espalda (por ej., ir a una clase de Zumba intensiva o sacar bolsas de provisiones del baúl del automóvil). Sin embargo, si no hay una razón obvia para el dolor de espalda, entonces debería hacerse ver, ya que podría ser un signo de cáncer pancreático.

3. Cambios en la orina

Puede que no tenga la costumbre de darse vuelta para chequear lo que ha dejado atrás después de usar el baño, pero tal vez valdría la pena echarle un vistazo de vez en cuando. Según Reader’s Digest, el color de la orina, es decir, el marrón oscuro o el color del óxido, puede ser un indicio de cáncer de páncreas. Esta coloración es el resultado de una sustancia llamada “bilirrubina” (un componente de la bilis) que se acumula en la sangre.

4. Cambios en las heces

Otro posible síntoma de cáncer de páncreas son los cambios en las heces. Los expertos han sugerido que se preste atención a las “heces arcillosas o grasientas”, que también pueden ser indicadores de la enfermedad debido a la obstrucción del conducto biliar. La bilis da a las heces su color marrón y también ayuda a descomponer las grasas.

Andreas Poertner / Shutterstock

5. Problemas de salud bucodental

Según Reader’s Digest, la boca puede decir mucho sobre la salud general de una persona, y en el caso del cáncer de páncreas, el enfermo puede experimentar síntomas como mal aliento, encías inflamadas o incluso dientes flojos. “Se sabe que los pacientes con cáncer de páncreas son propensos a padecer enfermedades de las encías, caries y mala salud bucal en general”, señala la fuente.

Investigadores del Centro Médico Langone (Langone Medical Center) de la Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés) descubrieron que la presencia de bacterias en la boca capaces de producir enfermedad de las encías, aumentó el riesgo de cáncer de páncreas en un 59% -en comparación con los participantes en el estudio que no tenían signos de las bacterias-. Aunque se trata más de un factor de riesgo que de un síntoma, sigue siendo un hallazgo potencialmente importante para un tratamiento rápido.

6. Pérdida de interés por la comida

La revista Women’s Health afirma que un “indicador precoz” del cáncer de páncreas es la disminución del apetito, por lo que, si no tiene ganas de comer como antes, esto podría ser una señal negativa, en algunos casos.

Si “su postre favorito hace que se le revuelva el estómago”, podría ser el resultado de tumores ejerciendo presión sobre los órganos circundantes, incluido el estómago. Esto puede crear una falsa sensación de saciedad, y es posible que se sientas mal o sienta dolor al comer (lo que no le ayudará a comer más).

7. Pérdida de peso

Algunas personas pueden estar encantadas de que la báscula marque menos, pero obviamente no si el motivo está relacionado con una enfermedad potencialmente mortal. Si no ha hecho dieta, o aumentado su nivel de actividad, y sigue perdiendo peso, es hora de prestar atención.

La revista Women’s Health confirma que el cáncer puede hacer que pierda el apetito y el interés por sus comidas favoritas, lo que a su vez puede conducir a una pérdida de peso. Incluso si sigue comiendo y perdiendo peso sin motivo con bastante rapidez -en concreto, más del 5 por ciento de su peso corporal en un plazo de 6 meses a un año-, es hora de visitar a su médico.

8. Desarrollo de diabetes

Este punto también describe más un factor de riesgo que un síntoma. Según Reader’s Digest, si le han diagnosticado recientemente diabetes de tipo 2, debe estar alerta para evitar otros problemas de salud, tales como el cáncer de páncreas.

La fuente afirma que un estudio de la Clínica Mayo descubrió que el 40% de los pacientes con cáncer de páncreas fueron diagnosticados con diabetes en los meses previos al diagnóstico de cáncer. El estudio explica: “El páncreas es responsable de crear insulina, por lo que las primeras etapas del tumor pueden afectar la capacidad del páncreas para producir insulina, causando diabetes.”

9. Malestar estomacal

Puede que tenga una gripe estomacal o que haya comido un pastel de cangrejo en mal estado, pero, en ambos casos, el malestar será temporal. Si siente malestar, o vomita a menudo, sin una causa obvia (como estar embarazada, por ejemplo), es posible que quiera investigar más a fondo.

Según Reader’s Digest, el cáncer que presiona el estómago puede provocar una obstrucción, lo que a su vez dificulta la ingestión de alimentos. También puede provocar un dolor que se agrava después de comer.

10. Tiene pancreatitis

La pancreatitis es una inflamación del páncreas que causa dolor, y suele ser el resultado de cálculos biliares que bloquean los conductos. Sin embargo, hay ocasiones en las que esta afección no está causada por los cálculos (ni por las otras causas principales: el alcoholismo y los medicamentos) y podría obedecer a un cáncer de páncreas.

“La pancreatitis inexplicable o crónica puede estar causada por un pequeño tumor en el páncreas”, señala Reader’s Digest. Por ello, es importante encontrar la causa de la pancreatitis y no detenerse en el mero diagnóstico de pancreatitis.

11. Hinchazón prolongada

La revista Women’s Health dice que la sensación de hinchazón y el aspecto de estar “embarazada de cuatro meses” pueden revelar la existencia de un cáncer de páncreas. “La hinchazón después de una comida abundante es normal, pero permanecer así durante días no lo es”, añade.

La fuente explica que, a medida que los tumores cancerosos crecen, “pueden hacer que su vientre se distienda”, lo que a menudo llama la atención del paciente en el espejo. Aunque probablemente no se trate de un cáncer, si nota este tipo de cambios, no es mala idea llegar al fondo del asunto.

12. Coágulos de sangre

Prevention afirma que los pacientes con cáncer de páncreas son más propensos a los coágulos de sangre, lo que puede causar algunos problemas de salud graves. La fuente dice que no se sabe exactamente por qué hay una correlación entre el cáncer de páncreas y los coágulos, pero se sospecha que las células cancerosas “reducen las proteínas que el cuerpo utiliza para prevenir los coágulos de sangre.”

Puede haber factores de riesgo genéticos para desarrollar coágulos sanguíneos, así como otras causas (tales como traumatismos o intervenciones quirúrgicas), pero si no encaja en ninguna de esas categorías, es posible que quiera someterse a una prueba de detección de cáncer.

Boyloso / Shutterstock

13. Agrandamiento de la vesícula biliar

Otro síntoma común del cáncer de páncreas es el agrandamiento de la vesícula biliar. La Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) dice que -aunque usted no lo note por sí mismo- un médico puede descubrir dicho agrandamiento mediante un examen físico. El agrandamiento de la vesícula biliar suele deberse a la acumulación de bilis causada por un conducto obstruido.

14. Agrandamiento del hígado

Al igual que el aumento de tamaño de la vesícula biliar, otro síntoma común del cáncer de páncreas es el aumento de tamaño del hígado. El médico puede notarlo como un gran bulto bajo el lado derecho de la caja torácica, o puede detectarlo con una imagen computarizada.

15. Tejido graso anormal

El Instituto del Cáncer de Suncoast (Suncoast Cancer Institute) dice que puede notar “anormalidades en el tejido graso”, es decir, una textura desigual de la capa de grasa que se encuentra justo debajo de la superficie de la piel.

Esta textura inusual es causada por las enzimas pancreáticas que descomponen las grasas. La fuente también dice que este síntoma “es común” entre los pacientes con cáncer de páncreas.

16. Fatiga y debilidad

Un síntoma común del cáncer de páncreas es una sensación general de extrema fatiga y debilidad. La pérdida de apetito y de nutrientes, junto con una digestión irritable, puede hacer que el paciente con cáncer de páncreas se sienta demasiado débil. Muchos pacientes han descrito esta sensación como una fatiga severa o la sensación de estar luchando contra una fuerte gripe.

17. Escozor en la piel

Otro posible signo de cáncer de páncreas es el intenso escozor de la piel. El picor puede ser un efecto secundario causado por la ictericia, que es una de las condiciones más comunes que pueden afectar a las personas con cáncer de páncreas.

La ictericia está causada por la acumulación de bilirrubina, que es una sustancia de color amarillo-marrón oscuro producida en el hígado. Esta acumulación provoca un tinte amarillento en la piel, pero además se sabe que puede causar un escozor excesivo.

18. Fiebre y escalofríos

Los pacientes con cáncer de páncreas suelen notar síntomas parecidos a los de la gripe, como escalofríos y fiebre. Los escalofríos suelen estar causados por una obstrucción de los conductos biliares del páncreas y son consecuencia de una alteración digestiva.

Prostock-studio / Shutterstock

19. Diarrea

La diarrea es otro síntoma común del cáncer de páncreas que va de la mano de muchos otros síntomas como las náuseas y el dolor de estómago. El cáncer de páncreas puede impedir que los pacientes absorban correctamente los nutrientes, lo que puede desencadenar la diarrea.

Aunque la diarrea es un síntoma de muchos tipos de cáncer de páncreas, puede ser un indicador de un tumor menos común llamado VIPoma. Este tumor envía más agua al sistema digestivo, lo que puede provocar diarrea.

20. Ascitis y edema

Otro posible síntoma del cáncer de páncreas es la ascitis, la cual provoca una acumulación excesiva de líquido en la cavidad abdominal. Esto puede provocar una hinchazón y distensión del vientre que puede causar un dolor intenso o dificultad para respirar.

Además de ascitis, los pacientes pueden notar hinchazón en las piernas y los pies, lo que se denomina “edema”. Esto se debe a la acumulación de líquido y puede dificultar el movimiento y la respiración.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X