Nutrientes ESP

Ocho signos de advertencia de deficiencia de magnesio

Los signos y síntomas de la deficiencia de magnesio son enormes. Algunos son sutiles, pero otros pueden causar serios problemas de salud. Muchas personas que la padecen ni siquiera lo saben y existen miles de problemas de salud, los cuales son culpados por otras cosas o siguen siendo inexplicables si se pasa por alto una posible deficiencia de magnesio.

Puede padecer una deficiencia de magnesio si no consume suficiente cantidad de dicho nutriente en su dieta o si su cuerpo no absorbe los niveles necesarios cuando pasa a través de su sistema. Otras cosas, como consumir demasiado alcohol y ciertos medicamentos también pueden agotar el magnesio del cuerpo. Este mineral desempeña un papel integral en la capacidad del cuerpo para mantener a los riñones, al corazón y a los músculos saludables. También regula los niveles de nutrientes y mantiene los huesos fuertes. Dado que este mineral es tan importante, lo mejor es estar al tanto de estos ocho signos de advertencia de deficiencia de magnesio.

1. Fatiga

Estar cansado y sentirse aletargado no es infrecuente y es fácil culpar erróneamente a varios factores que van desde el estrés laboral hasta una agenda apretada. Sin embargo, uno de los síntomas más comunes y tempranos de la deficiencia de magnesio es la fatiga. Por desgracia, la fatiga no desaparecerá hasta que su cuerpo reciba la cantidad adecuada de este mineral en su sistema. Debido a que el magnesio ayuda a producir y a transportar energía, un nivel insuficiente puede resultar fácilmente en sentimientos de fatiga y debilidad. Para mantener sus niveles de energía donde deben estar, tendrá que darle a su cuerpo los niveles adecuados de magnesio.

2. Espasmos y calambres musculares

Los espasmos y calambres musculares no sólo son incómodos sino que además son bastante dolorosos. Son incontrolables e imprevisibles, y no pueden ser ignorados simplemente para continuar con su día. Mientras que los atletas sufren a menudo de calambres musculares debido al estiramiento inadecuado, a la deshidratación, al exceso de esfuerzo y a la falta de una dieta adecuada, muchas otras personas también los padecen y puede ser difícil entender por qué y cómo prevenirlos. Cuando una deficiencia de magnesio empeora, los espasmos y calambres musculares pueden ser un signo de la falta del nutriente. Así que si le ocurre esto con regularidad, podría tratarse de un signo de advertencia de niveles bajos de magnesio.

3. Arritmia

El magnesio desempeña un papel vital en la salud general del corazón. Es esencial para tener una contracción muscular adecuada, por lo que un nivel bajo puede afectar al músculo más importante del cuerpo: el corazón. La arritmia es una palpitación cardiaca irregular y el magnesio ayuda directamente a mantener un ritmo normal. Algunos estudios han demostrado que mantener un nivel regular de magnesio puede incluso prevenir algunos problemas y enfermedades del corazón, entre los que está incluida la arritmia. De hecho, el magnesio es a menudo utilizado en entornos médicos para controlar a pacientes con arritmia.

4. Mareos

A veces, los mareos aparecen cuando nos ponemos de pie demasiado rápido y desaparecen al instante. Sin embargo, cuando experimentamos una deficiencia de magnesio y sufrimos mareos, debemos tener en cuenta que no desaparecerán fácilmente; podrían durar todo el día sin ningún remedio y hasta puede ser difícil para su médico hacerle un diagnóstico preciso. Como resultado, la deficiencia de magnesio es a menudo pasada por alto cuando se trata de diagnosticar y solucionar este problema. Los niveles bajos de magnesio pueden generar sensaciones similares a las del vértigo que no sólo lo harán sentir mareado, sino también totalmente sin equilibrio. Si experimenta este síntoma con frecuencia, podría tratarse de un signo de advertencia de deficiencia de magnesio.

5. Náuseas y vómitos

Igual que el vértigo, si tiene un nivel bajo de magnesio, puede experimentar náuseas y vómitos. Aunque sean considerados síntomas tempranos, sentir náuseas y vómitos constantemente es simplemente desagradable y puede afectar su vida diaria terriblemente. Para quienes sufren de náuseas o vómitos regulares, vale la pena preguntarle al médico sobre las otras posibles causas, como la deficiencia de magnesio. Como muchos otros síntomas, puede haber una variedad de causas y puede que se estén pasando por alto algunas, como la deficiencia de este nutriente.

6. Entumecimiento

El magnesio es uno de los minerales más importantes y abundantes del cuerpo y su deficiencia puede afectar bastante su salud general. Puesto que el magnesio afecta su sistema nervioso, el hormigueo y el entumecimiento pueden ser signos de advertencia, particularmente a medida que empeoran. Al no tener suficiente magnesio en el cuerpo, se pueden afectar las funciones apropiadas de los nervios y músculos. Esto puede hacer que su cuerpo no envíe las señales adecuadas y dé lugar a entumecimientos y hormigueos. Es común sentir estos síntomas en la cara, los pies y las manos.

7. Cambios en la personalidad

Puede parecer extraño y definitivamente no ser la primera causa de precipitación, pero los cambios de personalidad son un signo de advertencia temprana de deficiencia de magnesio. Los cambios significativos de personalidad, los cuales incluyen ciclos anormales de confusión e irritabilidad, pueden parecer llegar de la nada. Las cosas simples pueden parecerle abrumadoras, puede sentirse fuera de base y es probable que note los cambios pero no esté seguro de cómo arreglarlos o ni siquiera sepa qué los está causando. Puesto que muchos factores pueden causar síntomas como estos, una deficiencia de magnesio no es considerada a menudo cuando se trata de diagnosticar un cambio en la personalidad.

8. Ansiedad y ataques de pánico

Todo el mundo experimenta ataques de ansiedad o pánico de vez en cuando, pero si los experimenta con regularidad, puede ser debido a una deficiencia de magnesio. Podrá culpar rápidamente a la ansiedad por el estrés cotidiano al tener que equilibrar su vida personal y profesional con su horario, pero debería considerar el papel que tiene una deficiencia de magnesio con respecto a la ansiedad y los ataques de pánico, especialmente si no es típicamente propenso a entrar en pánico o a padecer ansiedad. Desafortunadamente, si sufre de ansiedad, el estrés puede disminuir sus niveles de magnesio, lo cual da lugar a un círculo vicioso – los niveles bajos de magnesio causan ansiedad y agotan sus reservas de magnesio durante el ataque. Debería hablar con su médico si está experimentando regularmente ataques pánico o ansiedad.

X