Neuropatía periférica: Signos, Síntomas, Causas y Tratamientos

Tu sistema periférico neuronal consiste de un sistema de nervios que conecta al cerebro y a la espina dorsal con los músculos, la piel y los órganos internos. Su función es vital, ya que envía información de tu cerebro y tu sistema nervioso, al resto de tu cuerpo. Si estos nervios sufren algún daño o desarrollan una condición, puedes desarrollar un desorden llamado neopatía periférica.

La neopatía periférica puede impactar el movimiento muscular, afectar la sensibilidad de tus brazos y piernas, e incluso puede causar dolor. Un diágnostico temprano es esencial para tratar los síntomas y prevenir futuros daños a otros nervios periféricos. Es por ello que reconocer los primeros signos es importante para tratar los síntomas y recuerrir al tratamiento para neuropatía periférica.

¿Qué es la Neuropatía Periférica?

La neuropatía periférica es un desorden que ocurre cuando tus nervios dejan de trabajar de forma óptima debido a un daño, o porque se han destruído completamente. Cuando esto ocurre, tus nervios no funcionan como deberían. Esto puede resultar en una falsa señal del dolor cuando realmente no existe nada que te esté causando dolor.

En contraste, puede que tus nervios no envíen ninguna señal de dolor, incluso cuando algo te está haciendo daño. Sin duda la neuropatía periférica es muy incómoda, sin embargo, existen tratamientos disponibles que pueden ser de mucha ayuda.

Tipos de Neuropatía Periférica

Existen más de 100 tipos de neuropatía periférica. Cada uno tiene su conjunto único de síntomas y pronóstico. Debido a que existen tantos tipos, usualmente se dividen en las siguientes cuatro categorías:

  • Neuropatía Sensorial: Afecta tus nervios sensoriales, los cuales están conectados a tu piel y perciben lo que sientes, es decir, controlan el sentido del tacto, el dolor y cómo percibimos la temperatura.
  • Neuropatía Motora: Involucra el daño a los nervios que controlan los músculos, y dirigen el movimiento del cuerpo.
  • Neuropatía del Nervio Autonómico: Afecta los nervios autonómicos, los cuales están conectados con nuestros órganos internos. Esos nervios controlan las funciones de las cuales no estamos consciente, incluyendo la respiración y los latidos del corazón. Si se presenta daño en estos nervios, puede traer una complicación muy seria al paciente.
  • Combinación de Neuropatías: Incluye una combinación de dos o tres tipos de neuropatías.

Signos y Síntomas Comunes de la Neuropatía Periférica

Los síntomas de la neuropatía periférica pueden variar basados en el tipo de neuropatía al que correspondan, y a la parte del cuerpo afectada. Pueden ser desde leves, y presentarse como sensación de hormigueo o calambres, a más serios, como un dolor “que quema” o incluso una parálisis. Estos son algunos de los síntomas más comunes de la neuropatía periférica:

  • Hormigueo o calambres en las manos o los pies
  • Debilidad o espasmos musculares
  • Dolores punzantes agudos
  • Pérdida de sensibilidad en ciertas partes del cuerpo
  • Pérdida del equilibrio
  • Problemas para comer o tragar
  • Estrés emocionalInterrupciones del sueño
  • Pérdida del dolor o de la sensación
  • Mareos o aturdimiento
  • Diarrea o estreñimiento
  • Respiración dificultosa
  • Latidos irregulares

¿Cuándo es el Momento de Visitar a un Doctor?

Si llegas a experimentar una sensación de hormigueo, debilidad o cualquiera de los síntomas anteriores, asegúrate de buscar atención médica de inmediato. El diagnóstico temprano es esencial para prevenir un mayor daño a los nervios periféricos. Recibir tratamiento tan pronto sea posible, es vital para controlar sus síntomas.

Antes de hablar con tu médico, haz una lista de todos los síntomas que presentas y dudas que tengas. Esto ayudará a tu médico a determinar el mejor curso de acción para ti.

Causas de la Neuropatía Periférica

Existen diferentes causas de la neuropatía periférica. Las personas que tienen antecedentes familiares de este trastorno tienen más probabilidades de desarrollarlo. Otras personas pueden desarrollar el trastorno debido a una lesión o como consecuencia de otra condición.

Son muchos los diagnósticos que se deben a otra afección subyacente que conduce a la neuropatía periférica. Esto incluye problemas como desequilibrios hormonales o una condición renal.

La causa más común de neuropatía periférica en los Estados Unidos es la diabetes. De hecho, del 60% al 70% de las personas con diabetes tienen una forma leve de daño en los nervios motores, sensoriales y autónomos. Esto a menudo causa síntomas como hormigueo, ardor o entumecimiento de los pies, así como entumecimiento y debilidad en el tronco o la pelvis.

Diagnosticando la Neuropatía Periférica

Para diagnosticar la neuropatía periférica, tu doctor deberá realizar un examen físico. También te preguntará sobre tu historial médico. Si tu médico no puede determinar si tus síntomas son causados ​​por una neuropatía periférica a partir de un examen físico, deberá proceder con otras pruebas. Estas incluyen:

Exámenes de sangre para ayudar a determinar si su tiroides está funcionando como debería.Es posible que necesites una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN) para determinar si algo está presionando un nervio, como un tumor o una hernia de disco.También puede ser necesaria una biopsia de nervio. Esta es una cirugía menor que requiere la extirpación de una pequeña cantidad de tejido nervioso para examinarlo con un microscopio.

Opciones de Tratamiento para la Neuropatía Periférica

Desafortunadamente, este trastorno no se puede curar, sin embargo, hay varias acciones que puedes tomar para evitar que el trastorno empeore. Si tu neuropatía se debe a una condición médica previa, tu doctor tratará dicha condición primero para luego atacar los síntomas de la neuropatía periférica.

Puede que tu doctor recomiende medicamentos de libre acceso para tratar el dolor, y puede que te asigne un tratamiento. Actualmente, existen dos medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos para la neuropatía periférica relacionada con la diabetes. Finalmente, en el peor de los casos, puede que tu médico recomiende una cirugía para destruir los nervios o reparar las lesiones que están causando los síntomas.

Cómo Lidiar con la Neuropatía Periférica

A pesar de que este desorden no se puede curar, existen algunos cambios que puedes llevar a cabo para ayudarte a lidiar con esta condición. Un estilo de vida saludable puede impactar positivamente para hacerte sentir mejor, y reducir los síntomas asociados a la neuropatía periférica.

Si fumas, dejar el hábito podría ayudarte a manejar el desorden. También es importante no dejar que las lesiones pasen desapercibidas sin tratarlas adecuadamente, por eso sé diligente para tratas tus pies. Puede que también encuentres técnicas de relajación como el yoga o la meditación que te ayuden a reducir los síntomas físicos y emocionales asociados al desorden.

¿Qué Puedes Hacer desde Casa?

Sufrir de neuropatía periférica te puede poner en gran riesgo de tener accidentes en casa. Afortunadamente, existe una variedad de cosas que puedes hacer para aumentar tu seguridad. Para empezar, siempre viste zapatos en casa para proteger tus pies.

El segundo paso, es mantener tu piso limpio y recogido para evitar algún tropiezo. Puede que también sea una buena idea que instales pasamanos o un tubo en la regadera, y utiliza alfombras en la bañera o en la ducha para evitar resbalarte. También es una buena idea chequear la temperatura del agua con tu codo, no con tu mano ni tu pie.

No te quedes en una misma posición por demasiado tiempo, en vez de eso muévete un poco cada hora. Finalmente, puedes utilizar una plantilla para que te asista al caminar y sopese la pérdida de músculo.

¿Cómo prevenir la neuropatía periférica?

Si eres parte de una familia que tiene historia de neuropatía periférica o de una condición que pueda desarrollar este trastorno, existen algunos cambios que puedes aplicar en tu estilo de vida para evitarlo. Para empezar, evitar el alcohol, o al menos tomar alcohol con moderación podrá ayudar.

Además, llevar una dieta balanceada, ejercitarte regularmente, perder peso, y corregir las deficiencias de ciertas vitaminas también puede ayudar. Finalmente, si sufres de diabetes, toma extremo cuidado de tus pies. Revísalos diariamente y mantén la piel hidratada. Implementar estos cambios podrá prevenir o retrasar la aparición de la neuropatía periférica.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X