Los síntomas más comunes que conducen a la apendicitis

Aunque muchos profesionales de la medicina afirman que el apéndice es un “órgano vestigial” (esto es, sin función en el presente período de la evolución), los investigadores de inmunología del Centro Médico de la Universidad de Duke (Duke University Medical Center) de North Carolina, explican que el apéndice puede beneficiar al sistema digestivo humano al aportar bacterias “buenas” que facilitan la digestión en el intestino.

La apendicitis se produce cuando el apéndice (una bolsa estrecha en forma de tubo situada al final del intestino grueso) se obstruye por las heces, o por una infección, y se inflama dolorosamente. La clave es la extirpación quirúrgica del órgano antes de que reviente, lo que puede provocar una infección mortal capaz de extenderse por todo el abdomen.

Los 20 síntomas más comunes que conducen a la apendicitis son…

1. Dolor abdominal

El síntoma más comúnmente atribuido a la apendicitis es el dolor agudo en la parte inferior derecha del abdomen, o el dolor que comienza en el ombligo o alrededor de él y se desplaza a la parte inferior derecha del abdomen. Esta es la zona general donde se encuentra el apéndice (un pequeño saco que sobresale del intestino grueso).

El dolor de la apendicitis suele ser constante, es decir, no aparece ni desaparece por completo. A menudo hace que los pacientes se doblen de dolor y suele ser descrito por los pacientes como si les “clavaran un cuchillo”.

2. Síntomas parecidos a los de la gripe

Además de un intenso dolor abdominal, la apendicitis también puede provocar síntomas similares a los de la gripe, tales como dolores musculares y fiebre.

La fiebre asociada a la apendicitis puede ser leve, pero casi siempre empeora a medida que la enfermedad avanza. Esta fiebre parecida a la de la gripe puede ir acompañada de náuseas que se intensifican y no se pueden ignorar.

3. Calambres

No todos los pacientes de apendicitis experimentan de inmediato un dolor agudo e insoportable en el abdomen. De hecho, muchas pacientes comparan el dolor inicial con los calambres menstruales.

NaruFoto / Shutterstock

4. Dolor en la parte baja de la espalda

Los pacientes que experimentan los primeros síntomas de apendicitis pueden desarrollar un dolor sordo en la parte baja de la espalda, el cual empeora con el tiempo. En el caso de las personas que tienen el apéndice situado detrás del colon, el dolor puede presentarse en la parte baja de la espalda o en la región pélvica.

sebra / Shutterstock

5. Diarrea

Muchos pacientes confunden las primeras fases de la apendicitis con un trastorno del sistema digestivo, ya que provoca retortijones estomacales, gases, hinchazón, escalofríos, náuseas y diarrea. Health.com advierte: “Si tiene una diarrea leve -sobre todo si hay mucha mucosidad-, además de dolor en la parte inferior derecha del abdomen, acuda al médico”.

6. Estreñimiento

Los pacientes suelen comparar el dolor de la apendicitis incipiente con el del estreñimiento o la sensación de tener que expulsar gases, pero sin poder hacerlo. Esto puede dar lugar a un dolor abdominal que se siente como un cólico y que aumenta gradualmente a medida que pasa el tiempo.

Dragana Gordic / Shutterstock

7. Náuseas y/o vómitos

Todos los síntomas de la apendicitis son incómodos y dolorosos, ¡y éste no es diferente! Poco después de que comience el dolor abdominal, surgirá una oleada de náuseas, la cual también podría provocar vómitos.

Health.com señala que los síntomas de la apendicitis pueden ser similares a los de una infección estomacal. Lo que empieza como un simple malestar y una pérdida de apetito, evoluciona rápidamente hacia las náuseas e incluso los vómitos. Vigile para ver si el estado mejora o empeora y, así, determinar si estos síntomas son un indicio de algo más grave.

Monkey Business Images / Shutterstock

8. Hinchazón abdominal

Según WebMD, la hinchazón abdominal es uno de los “síntomas clásicos” de la apendicitis. Cuando el apéndice se inflama, el abdomen también se hincha y se vuelve extremadamente sensible.

Es importante recordar que hay una diferencia entre estar hinchado y tener el abdomen inflamado. Una buena forma de comprobar si hay dolor o hinchazón abdominal es presionar la parte inferior derecha del abdomen. Si hay dolor cuando se libera la presión, podría tratarse de un dolor abdominal relacionado con la apendicitis. Póngase en contacto con un médico de inmediato si experimenta esto además de otros síntomas de esta lista, como fiebre, náuseas y/o vómitos y síntomas parecidos a los de la gripe.

9. Incapacidad de pasar el gas

Si se siente hinchado/a y con gases después de haber comido un montón de comida basura, probablemente se trate de una pequeña indigestión. Pero es una historia totalmente diferente si esta hinchazón dura varios días y empeora en lugar de mejorar.

Si ha estado hinchado/a durante un largo periodo de tiempo y experimenta muchos gases, acompañados de dolor abdominal o incapacidad para expulsar los gases, podría ser algo mucho más serio que una indigestión. Podría estar en las primeras fases de una apendicitis.

10. Flatulencia

Mientras que algunas personas pueden tener problemas para expulsar los gases, otras pueden tener el problema contrario. Varias personas hablaron con SELF sobre cómo fue su experiencia con la apendicitis. Muchas de ellas hacen referencia a los gases y a cómo los supuestos dolores de gases fueron aumentando hasta ser insoportables. Una apendicitis puede hacer que a menudo le duela el estómago como si tuvieras gases. Esta es una de las razones por la que una apendicitis puede ser confundida con un problema menos serio.

11. Pérdida de apetito

Las personas que padecen apendicitis experimentan pérdida de apetito, sobre todo a causa de todos los demás síntomas molestos (como la hinchazón, las náuseas, el estreñimiento y la diarrea).

La pérdida de apetito también puede ser un precursor de lo que está por venir: náuseas y vómitos. Según MedicineNet, las personas que sufren apendicitis suelen sentir náuseas debido a una “obstrucción intestinal por la masa inflamatoria en expansión (o absceso), y no tanto por la inflamación local.”

12. Dolor sordo cerca del ombligo

A pesar de estar casi al final de la lista, este síntoma es en realidad uno de los primeros signos de apendicitis. Cuando se habla de apendicitis, la mayoría de la gente piensa en un dolor en la parte inferior derecha del abdomen (lo que tiene sentido, porque es donde se encuentra el apéndice).

Pero antes de llegar a ese punto, los síntomas pueden comenzar como un dolor sordo cerca del ombligo. Más tarde -a medida que se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen- se convertirá en un dolor agudo más intenso. Según la Clínica Mayo, algunas personas pueden experimentar este dolor en diferentes zonas, especialmente las mujeres embarazadas o los niños.

13. Dolor al orinar

Las personas que padecen apendicitis no sólo sufren estreñimiento, ¡sino que sus vejigas también se ven afectadas! Aunque no es el caso de todo el mundo, muchas personas experimentan dolor al orinar, o no pueden orinar en absoluto.

Positive Health Wellness enumera algunas razones por las que esto puede ocurrir. En primer lugar, lo más probable es que se deba a la infección e inflamación del apéndice. La fuente afirma: “Es posible que haya una obstrucción en alguna parte que dificulte que los riñones pasen los desechos a la vejiga y salgan del cuerpo”. En segundo lugar, también podría significar que la infección se está extendiendo a la vejiga.

14. Dolor que empeora con el movimiento

El dolor de la apendicitis puede llegar a ser debilitante a medida que pasa el tiempo (lo que puede hacer que los movimientos básicos sean muy dolorosos). Esto incluye todo lo que suele ser una experiencia sin dolor, como levantar objetos, caminar, toser, respirar profundamente y estornudar. Incluso un simple toque de otra persona puede desencadenar una repentina sacudida de dolor.

15. Problemas para dormir

Cuando se padece apendicitis, el dolor no suele ser sutil (sobre todo cuando se lleva cierto tiempo con la enfermedad). El Dr. Michael Payne, MD habló con Health.com sobre cómo sus pacientes describen la apendicitis como un dolor sin igual. El dolor de la apendicitis puede ser lo suficientemente intenso como para despertarlo/a del sueño. Si este es el caso, la gravedad está en un punto en el que debe obtener asistencia médica inmediata.

Tero Vesalainen / Shutterstock

16. Fiebre leve y escalofríos

Las personas con apendicitis suelen tener una fiebre leve. Healthline informa que una fiebre relacionada con la apendicitis puede llegar a tener entre 99°F y 100.5°F, junto con escalofríos. Una temperatura superior a 101 °F y un aumento de la frecuencia cardíaca podrían indicar que el apéndice ha reventado.

Prostock-studio / Shutterstock

17. Sensibilidad de rebote

Otro síntoma que podría indicar apendicitis es la sensibilidad de rebote. Health.com informa que la sensibilidad de rebote se produce cuando se presiona la parte inferior derecha del abdomen y se experimenta dolor al liberar la presión. Si le duele, no vuelva a presionar y acuda al médico de inmediato, sobre todo si experimenta otros síntomas relacionados con la apendicitis.

Andrey_Popov / Shutterstock

18. Síntomas en los niños

No descarte que el dolor de estómago de su hijo/a sea una apendicitis. Los niños también pueden padecer apendicitis y hay que prestar atención a síntomas similares a los de los adultos. Se trata de un dolor persistente alrededor del ombligo o en la parte inferior derecha del vientre, fiebre baja, pérdida de apetito, náuseas y diarrea. Los padres también deben comprobar si el vientre está hinchado. Dos signos de rotura del apéndice son la propagación del dolor por el vientre y la presencia de fiebre alta.

Kunlanan Yarist / Shutterstock

19. Posibles complicaciones

Si la apendicitis no se trata, pueden surgir algunos problemas de salud. Según la Clínica Mayo, el apéndice podría romperse y propagar una infección por todo el abdomen. Esto obligaría a los médicos no sólo a extirpar el apéndice, sino, también, a limpiar la cavidad abdominal para tratar la infección.

Otra complicación podría ser el desarrollo de una bolsa de absceso. Los médicos tendrían que drenar el absceso y eliminar la infección antes de extirpar el apéndice.

Gorodenkoff / Shutterstock

20. Tratamiento de la apendicitis

Si sospecha que tiene apendicitis, acuda inmediatamente al hospital. El agravamiento del dolor de la apendicitis, indica que las bacterias y la inflamación se están multiplicando, y la obstrucción en el revestimiento del apéndice se está hinchando con pus.

Con el tiempo, el apéndice puede romperse en el abdomen (peritonitis) o provocar la formación de un absceso, el cual deberá ser drenado antes de ser extirpado quirúrgicamente.

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X