Los síntomas más comunes de la ERGE

La enfermedad por reflujo gastroesofágico, también conocida como ERGE, es un trastorno digestivo común que afecta al esfínter esofágico inferior (EEI, por su abreviación), esto es: el anillo muscular que se encuentra entre el esófago y el estómago. Los síntomas más comunes de la ERGE son el ardor estomacal, o la indigestión ácida, pero hay otros. A continuación, se enumeran los 15 síntomas más comunes de la ERGE…

1. Dispepsia

La dispepsia (más conocida como “indigestión”) provoca un dolor de estómago de leve a intenso, normalmente después de las comidas. “El reflujo puede provocar un estrechamiento de la garganta -debido a los daños y las cicatrices-, de modo que la comida queda retenida en su camino descendente”, explica el doctor Josh Murray a Prevention. Esto puede ser extremadamente incómodo. Prevention lo describe como “la sensación de que a la comida le han salido garras y desuella la garganta en su camino hacia el estómago”. ¡Ay!

2. Dolor de garganta

Solemos asociar el dolor de garganta a una enfermedad viral, pero la ERGE también puede irritar la garganta y las vías respiratorias si los ácidos del estómago fluyen hacia arriba. A diferencia de una enfermedad viral, este dolor de garganta no desaparece con el tiempo. Los enfermos de ERGE tienen un dolor de garganta crónico. No sólo tendrán dolor de garganta, sino también la sensación de un nudo constante en la garganta, que nunca se despeja. Como resultado, los pacientes con ERGE pueden carraspear constantemente.

3. Tos seca crónica

Quienes padecen ERGE suelen sufrir una tos inexplicable y constante, sobre todo por la noche o al estar tumbados. Health.com escribe: “Muchos síntomas respiratorios, como la tos crónica y las sibilancias al respirar, también pueden deberse a la acidez (probablemente porque el ácido del estómago llega a los pulmones)”. La fuente también advierte a los pacientes que soliciten a su médico una prueba de pH si tienen la sospecha de que la acidez es la culpable de cualquiera de sus síntomas (incluida la tos crónica).

4. Voz ronca

No equipare la voz ronca a la enfermedad, podría haber algo más. Si los jugos ácidos suben con regularidad a la parte superior del esófago, pueden afectar a la garganta e incluso a la laringe, lo que acaba provocando una voz ronca y dolor de garganta. El doctor Timothy Pfanner, MD, profesor adjunto de Medicina Interna en el Centro A&M de Ciencias de la Salud de la Facultad de Medicina de Texas (Texas A&M Health Science Center College of Medicine) en College Station, dijo a Health.com que “el ácido del estómago en el esófago puede dañar las cuerdas vocales.” Si nota un cambio en su voz después de comer, podría estar sufriendo de ERGE.

5. Problemas respiratorios

El reflujo ácido puede causar problemas respiratorios e incluso -en casos graves- asma, si entra en las vías respiratorias. Desafortunadamente, la realidad es que la mayoría de los medicamentos para el asma empeoran el reflujo ácido.

6. Regurgitación

La ERGE suele provocar náuseas. Más aún, si las náuseas persisten durante mucho tiempo, provocando un reflujo ácido excesivo, pueden desencadenar regurgitaciones y vómitos. Según WebMD, “muchas personas dicen que se sienten como si la comida volviera a la boca dejando un sabor ácido o amargo”, lo que explicaría por qué muchas personas que sufren de ERGE también sienten náuseas.

7. Salivación excesiva

Muchos enfermos de ERGE experimentan un aumento de la saliva debido a los problemas para tragar o mantener la saliva en la boca. Según Prevention –en charla con el doctor Josh Murray-, una boca llena de saliva después de una comida es uno de los mejores indicadores de la ERGE. A veces, olvidamos lo sincronizado que está nuestro cuerpo; si el cuerpo detecta una irritación en el esófago, le dice a las glándulas salivales que empiecen a trabajar horas extras, por lo que las personas con reflujo ácido experimentarán una cantidad inusual de salivación.

8. Mal aliento

El mal aliento es uno de los síntomas más embarazosos del reflujo ácido. El mal aliento se debe a que el ácido sube desde el estómago, y desde el sistema digestivo, hacia la cavidad bucal.

9. Dolor en el pecho

Para muchas personas, la primera asociación mental que establecen con el dolor de pecho es un ataque al corazón. Pero el dolor de pecho también puede ser un síntoma muy común de la ERGE. El dolor torácico se produce cuando el ácido estomacal regresa al esófago, causando un dolor muy intenso que a menudo puede confundirse con un ataque al corazón. “No es raro ver a alguien en la sala de urgencias con un terrible dolor en el pecho, pensando que es un ataque al corazón, cuando en realidad es reflujo”, dice el doctor Josh Murray a Prevention. Por desgracia, hay muchos casos en los que ocurre lo contrario: alguien siente dolor en el pecho, pero en lugar de ir a urgencias, lo atribuye a una dolencia menor, como la ERGE. “En caso de duda, hay que ir a urgencias”, dice Murray.

10. Deterioro sin mejoría

Aunque la ERGE no es una enfermedad que ponga en peligro la vida, puede afectar significativamente la calidad de esta, si los síntomas (como la acidez, el dolor de pecho, el dolor de garganta y las náuseas) le causan dolor, vergüenza y depresión. El reflujo nocturno también puede causar insomnio, mientras que el estrés que rodea a los alimentos que desencadenan el reflujo puede ser muy abrumador.

11. Ardor de estómago

WebMD enumera el ardor de estómago como uno de los síntomas más comunes de la ERGE y dice que “generalmente se siente como un dolor ardiente de pecho que comienza detrás del esternón y se mueve hacia arriba -hasta el cuello y la garganta-”. La fuente continúa diciendo que muchas personas han informado sentirse como si la comida volviera a subir a la garganta y dejara un sabor malo o amargo en la boca.

Para muchas personas, el dolor del ardor de estómago no es ninguna broma y puede durar hasta dos horas. No es de extrañar que tienda a empeorar después de comer. Suele empezar cuando la persona se acuesta o incluso cuando se agacha. La mejor manera de encontrar alivio es ponerse de pie o tomar un antiácido para eliminar el ácido.

12. Asma

Como si sufrir de ERGE no fuera suficientemente incómodo, entre los muchos síntomas que acompañan a la ERGE, está el asma. “Cuando el individuo se acuesta, el ácido que sube al esófago puede desencadenar un reflejo que provoca sibilancias”, explica a Prevention el doctor Josh Murray, MD especialista en gastroenterología e investigador de la Clínica Mayo (Mayo Clinic). “El ácido también puede llegar a las vías respiratorias y causar una irritación directa, por lo que podría despertarse ahogándose y tosiendo”.

Health.com dice que no está claro con qué frecuencia la ERGE lleva a las personas a desarrollar asma, pero sí que que muchas personas que sufren de ERGE también tienen asma. Todavía no está claro si existe una relación entre ambas.

13. Sabor amargo

No es de extrañar que cuando el ácido del estómago vuelve a la garganta y a la parte posterior de la boca, pueda dejar un sabor amargo o agrio. Este síntoma va de la mano del mal aliento, mencionado anteriormente. Un estudio de 1999 publicado en The American Journal of Medicine menciona la regurgitación ácida como uno de los signos más contundentes que se utilizan para diagnosticar la ERGE, y señala que “la regurgitación ácida se definió como un líquido de sabor amargo o agrio que llega a la garganta, o a la boca”.

Como ya se ha dicho, en los casos graves de ERGE, esta regurgitación ácida puede provocar asfixia, sobre todo si se produce mientras el paciente está dormido. “Soy muy agresivo con la terapia si el paciente se despierta ahogado”, dice a Health.com el doctor Walter J. Coyle, MD especialista en gastroenterología de la Scripps Clinic Torrey Pines de La Jolla (California). Para proporcionar alivio, el Dr. Coyle dice que receta medicamentos supresores de la acidez, tales como “inhibidores de la bomba de protones, bloqueadores H2 y antiácidos”.

14. Dolor después de comer y durante el descanso

Una de las cosas más difíciles con la ERGE es encontrar alivio. Es una de las pocas enfermedades que empeora cuando se intenta descansar y acostarse. Esto se debe a que en posición horizontal (o agachado) es cuando es más probable que el ácido se escape hacia el esófago. “Si está sentado con la espalda recta, la gravedad ayuda a mantener la comida en el estómago. Si disminuye la gravedad, será más propenso/a al reflujo”, dice el Dr. Coyle a Health.com.

El hecho de que los síntomas se produzcan justo después de comer no es tan sorprendente, especialmente si se trata de una comida abundante. Cuando el estómago está lleno, el lugar más fácil para el exceso de comida es hacia arriba. Las personas que sufren de ERGE deben evitar la comida rápida, el alcohol o cualquier cosa demasiado grasa. “Yo haría hincapié en no comer comidas copiosas y grasientas y en vigilar [el consumo de alcohol y tabaco]”, dice Coyle.

15. Neumonía

Esto puede parecer un síntoma extraño para el reflujo ácido ¡pero tiene su lógica! El ácido estomacal no está destinado a salir del estómago, así que, cuando lo hace, causa todo tipo de problemas. No sólo irrita la garganta, sino que, también, puede llegar a los pulmones. El doctor Joseph Murray dijo a Prevention que, si esto ocurre, lo más probable es que cause un desagradable caso de neumonía. El reflujo ácido también podría ser el culpable de múltiples casos inexplicables de neumonía ocurridos en el pasado.

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X