Piel ESP

Identificando los Síntomas de la Rosácea

Aproximadamente 14 millones de personas en los Estados Unidos (que es aproximadamente 1 de cada 20) sufren de rosácea, una enfermedad crónica, inflamatoria de la piel que se manifiesta en un rubor oscuro (o persistente) enrojecimiento facial, así como dolorosas y pequeñas protuberancias llenas de pus.

La rosácea se diagnostica a menudo como eczema y por desgracia, cuanto más tiempo se está sin diagnostico y sin tratamiento; puede ser peor. Por eso es vital reconocer la rosácea y sus siete síntomas más reveladores…

1. Pequeños Bultos Faciales

La mayoría de pacientes con rosácea desarrollan un puñado de protuberancias rojas, inflamadas o pústulas, a lo largo de sus mejillas, nariz y mentón. Muchos médicos pueden confundir este patrón de bultos con un acné general debido al hecho de que los bultos son a menudo llenos de pus (como espinillas). El factor diferenciador es que las protuberancias de la rosácea estarán calientes al tacto y a menudo también muy sensibles.

2. Vasos Sanguíneos Faciales Exagerados

Una de las características más identificativas de la rosácea es el enrojecimiento persistente que a menudo es causado por inflamación de los vasos sanguíneos. Estos tienden a volverse exagerados y visibles en la parte central de la cara — incluyendo a lo largo del puente de la nariz y las mejillas.

3. Enrojecimiento Facial

El signo más común y más revelador de la rosácea es el profundo enrojecimiento o rubor causado por las condiciones en sus primeras etapas. Los periodos de enrojecimiento van y vienen, a menudo acompañados por una sensación muy caliente o febril a través del área de la piel afectada. El brote por rosácea puede persistir durante 5 a 10 minutos, pero el calor y el color rojo serán disipados y luego volverán a la normalidad.

4. Piel Roja Persistente

Para muchas víctimas de esta condición crónica de la piel, el brote por rosácea puede a menudo ser acompañado por un persistente enrojecimiento facial. A menudo es confundido con un rubor profundo o quemaduras de sol, pero es causado por la inflamación (o dilatación) de la agrupación de vasos sanguíneos bajo la piel, particularmente en el centro de la cara.

5. Nariz Congestionada

Es mucho más común para los hombres sufrirla que para las mujeres, la rosácea puede causar que la piel de alrededor de la nariz se vuelva gruesa, roja y bulbosa, similar a una condición denominada rinofima, cuyos efectos suelen ser comunes para las personas que beben mucho licor.

6. Piel Híper-reactiva

Una cosa que todos los que sufren rosácea tienen en común es la piel sensible. Esto puede ocurrir debido a muchos factores, incluyendo fricción, toque o estímulos ambientales (es decir, la temperatura o la luz del sol) — que hace que los vasos sanguíneos se inflamen dolorosamente. Sin embargo, es la sensibilidad de los vasos sanguíneos y no de la piel la que causa esta reacción en pacientes con rosácea.

7. Problemas Oculares Crónicos

Aproximadamente 50% de quienes sufren de rosácea también sufren de algún tipo de problemas oculares — desde una mezcla de resequedad en los ojos a párpados hinchados, y de párpados irritados y sensibles a enrojecimiento del ojo (que a menudo es confundido con síntomas de alergias).

X