Hipocalemia: Síntomas y Causas del Potasio Bajo

La hipocalemia es una condición donde los niveles de potasio en la sangre son más bajos de lo que deberían ser. Como el potasio suele pasarse por alto como nutriente esencial, puede no parecer un problema del cual particularmente debamos preocuparnos. Sin embargo, debería serlo, ya que el potasio desempeña un rol en muchas funciones corporales vitales.

Según WebMD, entre ellas incluye ayudar a “los músculos a moverse, a las células a obtener los nutrientes que necesitan y a los nervios a enviar sus señales”. Además, la fuente afirma que el potasio es especialmente importante para las células de tu corazón, así como para “evitar que la presión arterial sea demasiado alta”. Debido a la importancia del potasio, es útil entender qué síntomas esperar si tienes un nivel bajo de este nutriente y también qué podría estar causando esta deficiencia. Sigue leyendo para aprender sobre los síntomas y las causas de la hipocalemia.

Síntomas

Debilidad Muscular y Calambres

Como se ha mencionado en la introducción, el potasio es necesario para el correcto funcionamiento de los músculos del cuerpo. Por lo tanto, si tienes un nivel bajo de este nutriente, es lógico que probablemente experimentarás algunos problemas. La debilidad muscular puede ser uno de los primeros signos, que según The San Francisco Chronicle, puede “causar a una persona dificultad para caminar o sostener objetos”.

Además, los músculos pueden sufrir espasmos o calambres. Estos espasmos, particularmente cuando se producen en la pierna, suelen denominarse “Caballos Charley”. Si los niveles de potasio continúan bajando, la fuente advierte que puede producir una parálisis muscular, y “si la parálisis afecta al diafragma, el músculo responsable de la respiración, se producirá una insuficiencia respiratoria”.

Fatiga

“Cada célula en tu cuerpo necesita la cantidad adecuada de potasio para funcionar”, dice la revista Women’s Health, por lo tanto “un descenso sostenido puede resultar en fatiga generalizada”

Pero, hay una gran variedad de factores que pueden causar sensación de fatiga, la cual puede hacer difícil identificar que el síntoma se debe a niveles bajos de potasio. Sin embargo, como un ejemplo, la fuente dice que “si tu sesión regular de sudoración te deja exhausto y sabes que estás durmiendo lo suficiente, el potasio podría ser la causa.”

Constipación

Las paredes del estómago y los intestinos “contienen células musculares… que impulsan los alimentos a través del sistema digestivo”, explica Livestrong.com. Cuando los niveles de potasio en tu sangre están bajos, estas células se vuelven lentas, lo que conduce a una variedad de problemas digestivos.

La fuente dice que la constipación es la queja más común; sin embargo, si los niveles de potasio caen a niveles severamente bajos, “los movimientos de propulsión de los intestinos pueden detenerse por completo, causando náuseas, vómitos, falta de apetito, hinchazón y dolor abdominal”.

Ritmos Cardíacos Anormales

Según Livestrong.com, “El corazón es capaz de trabajar incansablemente gracias a un equilibrio de químicos importantes (como el potasio y el sodio) entre las células del corazón y el torrente sanguíneo.” Cuando se produce la hipocalemia, sin embargo, la fuente indica que puede afectar este balance y “alterar el ritmo regular del corazón”.

Estos ritmos cardíacos anormales se conocen como arritmias y pueden hacer que sientas que tu corazón está “palpitando, revoloteando o a punto de salirse de tu pecho”, dice Prevention. Estos síntomas son considerados severos, por lo tanto si los experimentas, asegúrate de buscar atención médica inmediata.

Presión Arterial Elevada

Los niveles bajos de potasio también pueden causar que aumente la presión arterial de una persona. Al hablar con la revista Women’s Health, Janet Brill, Ph.D., R.D., una nutricionista de Filadelfia, dice: “El potasio ayuda a relajar los vasos sanguíneos… Sin la cantidad suficiente de este, ellos pueden constreñirse, provocando que la presión arterial se dispare.”

The San Francisco Chronicle añade que, a medida que los niveles de potasio disminuyen, “…el cuerpo se vuelve más susceptible a los efectos del sodio en la dieta, los cuales pueden aumentar la presión arterial”. En algunos casos, esto puede provocar desmayos o sensación de desvanecimiento, especialmente al levantarse de una posición sentada a otra de pie.

Micción Frecuente

En algunos casos, si la hipocalemia persiste por un largo periodo de tiempo, pueden desarrollarse problemas renales. Uno de estos problemas es que “las personas con una deficiencia de potasio suelen orinar con frecuencia y producir más orina de lo normal”, dice Livestrong.com.

Además, la pérdida de agua por la micción frecuente “desencadena una sed continua y la ingesta de más líquidos para compensar”, lo que a su vez conduce a una micción más frecuente, y así el ciclo continúa. La fuente advierte que, si no se trata, la hipocalemia puede causar un mal funcionamiento del riñón y “las personas con enfermedades renales preexistentes son vulnerables a la insuficiencia renal”.

Hormigueo y Entumecimiento

Los niveles bajos de potasio en la sangre también pueden causar sensaciones de hormigueo y entumecimiento, conocidas como parestesias. Esto normalmente ocurre en las extremidades, como los dedos de las manos y de los pies, manos y pies, pero Livestrong.com indica que “puede irradiarse a otras zonas del cuerpo, incluidos los brazos y las piernas”.

Como el potasio es un nutriente esencial para el correcto funcionamiento de los nervios del cuerpo, la fuente dice que “la disminución de los niveles puede afectar a los impulsos eléctricos que pasan de la piel y los músculos a la médula espinal y el cerebro, lo que conduce a  una pérdida de sensibilidad a lo largo de las extremidades exteriores.”

Causas

Diuréticos

Aunque hay muchas causas diferentes de hipocalemia, la Clínica Mayo indica que la más común es “la pérdida excesiva de potasio en la orina debido a los medicamentos bajo receta que aumentan la micción.” Estos medicamentos se conocen como diuréticos (o píldoras de agua), y “ frecuentemente se prescriben a personas que tienen presión arterial elevada o enfermedades del corazón.”

Debido a que la pérdida de potasio a través de la orina es un efecto secundario común de los diuréticos, como la hidroclorotiazida (Hydrodiuril) o la furosemida (Lasix), MedicineNet.com dice que las personas a las que se les prescriben estos medicamentos “a menudo tienen sus niveles de potasio controlados.”

Vómitos y Diarrea

El bajo contenido de potasio también pueden ocurrir debido a los vómitos o la diarrea. Mientras  estos síntomas pueden ocurrir como resultado de una enfermedad temporal, como la gastroenteritis (la “gripe estomacal”), Livestrong.com indica que también pueden deberse a que alguien sufre un desorden alimenticio.

Con la bulimia, en particular, los vómitos autoinducidos son muy comunes, así como el uso excesivo de laxantes durante un largo período de tiempo, las cuales son causas comunes de hipocalemia. Las personas con bulimia adoptan estos comportamientos (llamados purgas) en un intento de evitar el aumento de peso por toda la comida que consumen durante un episodio de atracón.

Efecto Secundario de la Medicación

Además de los diuréticos, la hipocalemia puede ocurrir como efecto secundario de la toma de una variedad de otros medicamentos. Cuando se toman en grandes dosis, la Universidad de Arizona afirma que ciertos antibióticos, como “la penicilina, la ampicilina, la nafcilina o la carbenicilina pueden inducir la excreción renal de potasio”.

Esta fuente también indica que “el mismo efecto puede ocurrir con la terapia con aminoglucósidos y la anfotericina B”

Los manuales de Merck añaden que otros fármacos, como la insulina, el albuterol y la terbutalina, “hacen que pase más potasio de la sangre a las células y pueda resultar en hipocalemia”, aunque normalmente sólo en un nivel temporal “a menos que otra afección esté causando también la pérdida de potasio.”

Dieta Inadecuada

Aunque es posible, la hipocalemia raramente ocurre como resultado de una ingesta insuficiente de potasio en la dieta. La razón es que el nutriente está fácilmente disponible en una variedad de fuentes de alimentos naturales, como las batatas, los tomates, los frijoles, la remolacha y la sandía.

En algunos casos, sin embargo, esta desnutrición puede ser intencionada, como en el caso de quienes padecen anorexia. Como la anorexia es un trastorno alimenticio “que implica el ayuno prolongado y la inanición”, Livestrong.com dice que la hipocalemia es común, ya que estos individuos “pueden no estar consumiendo suficientes alimentos que contienen potasio”.

Abuso de Alcohol

El alcohol, especialmente cuando se consume en cantidades excesivas, afecta negativamente a todo tu cuerpo, y los niveles de potasio no son una excepción. Livestrong.com explica que esto se debe a que “el consumo de alcohol provoca desequilibrios en los electrolitos, los iones conductores de la electricidad en los fluidos corporales, lo que afecta a los niveles de potasio”.

La fuente continúa explicando que estos desequilibrios “interfieren en los procesos corporales normales al alterar la composición química y la concentración de los fluidos en todo tu cuerpo”. Por lo tanto, es mejor vigilar tu ingesta de alcohol para evitar que provoque hipocalemia.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X