Estenosis Espinal: Síntomas, Causas, Diagnóstico y Tratamiento

Tal como suena, la estenosis espinal es una condición que afecta la espina dorsal estrechando la columna vertebral y comprimiendo la médula espinal. A veces también se denomina  pseudoclaudicación, estenosis espinal central o estenosis espinal foraminal

Esta afección no se oye ni se habla a menudo, ¡por lo que probablemente no sepas mucho sobre ella! Si ese es el caso, continúa leyendo para saber más sobre la estenosis espinal, como los síntomas y las causas más comunes, cómo se diagnostica y las posibles formas de tratamiento…

1. ¿Qué es?

Nuestra columna vertebral es el pilar de apoyo de nuestra postura y estabilidad. La columna vertebral consiste en una columna de huesos que suben por nuestra espalda y que se denominan vértebras. Esta nos permite sentarnos derechos, girar y doblar.

La columna vertebral es muy delicada, porque está formada por nervios que recorren las vértebras, conduciendo señales al cerebro y al resto del cuerpo. “El hueso y los tejidos circundantes protegen estos nervios. Si de alguna manera se dañan o deterioran, pueden afectar a funciones como caminar, el equilibrio y la sensibilidad”, escribe Healthline.

Según WebMD, la estenosis espinal normalmente ocurre debido a la artritis, que hace que  la columna vertebral se estreche y comprima la médula espinal.  Healthline explica que el proceso usualmente es gradual y puede ocurrir en cualquier parte de la columna vertebral. Y si el estrechamiento es extenso, puede comprimir los nervios y causar una serie de otros síntomas.

2. Tipos de Estenosis Espinal

Existen dos tipos diferentes de estenosis espinal: la estenosis cervical y la estenosis lumbar. Estos dos tipos se diferencian por el lugar de la columna en el que se producen y, según la Clínica Mayo, es posible tener más de un tipo.

La estenosis cervical es cuando el estrechamiento de la columna vertebral se produce en el cuello, mientras que la estenosis lumbar se produce en la parte baja de la espalda. La estenosis lumbar es la forma más común de estenosis espinal.

3. Síntomas de la Estenosis Espinal Cervical

La Clínica Mayo explica que los síntomas causados por la estenosis espinal dependen de su gravedad. Si el estrechamiento es mínimo, habrá evidencia de la afección en una resonancia magnética (MRI) o una tomografía computarizada (CT), pero aparte de eso, puede no haber ningún síntoma. En otros casos, los síntomas aparecen de forma gradual y lenta y difieren dependiendo la ubicación y qué nervios son los afectados.

Cuando se trata de la estenosis espinal cervical, a menudo hay entumecimiento, hormigueo o debilidad en los brazos o las manos. Una persona también puede tener problemas para caminar debido a problemas de equilibrio. Al estar localizada en el cuello, frecuentemente causará dolor de cuello.

4. Síntomas de la Estenosis Espinal Lumbar

Como se mencionó anteriormente, la estenosis espinal lumbar se produce en la parte baja de la espalda. Los síntomas asociados con este tipo de estenosis espinal incluyen entumecimiento u hormigueo en las piernas o los pies. Una persona también podría experimentar debilidad en las piernas o en los pies, así como “dolor o calambres en una o ambas piernas cuando estás de pie durante largos períodos de tiempo o cuando caminas, que usualmente se alivia cuando te inclinas hacia adelante o te sientas”, escribe la Clínica Mayo. Y no es de extrañar que la estenosis espinal lumbar provoque a menudo dolor de espalda. Además de todo esto, en casos severos, puede causar disfunción intestinal o vesical en forma de urgencia urinaria o incontinencia.

Healthline señala que las personas con estenosis espinal frecuentemente pueden encontrar alivio cuando se sientan, pero el dolor vuelve a aparecer una vez que empiezan a caminar y a ponerse de pie otra vez.

5. Causas de la Estenosis Espinal

La estenosis espinal puede ser causada por varias cosas diferentes. Dos de las causas más comunes son el envejecimiento y la artritis. Según WebMD, la artritis se produce cuando hay una degradación del cartílago, “el material amortiguador entre tus huesos”, y el crecimiento de los huesos. Healthline se expande escribiendo que a medida que nuestro cuerpo envejece, pasa por algunos procesos degenerativos, “los tejidos de la columna vertebral pueden comenzar a engrosarse y los huesos pueden crecer, comprimiendo tus nervios”.

La edad también puede provocar afecciones como la osteoartrosis  y la artritis reumatoide, las cuales ambas causan inflamaciones que pueden contribuir a la estenosis espinal. “La osteoartritis puede provocar cambios en los discos, un engrosamiento de los ligamentos de la columna vertebral y espolones óseos”, escribe WebMD. Esto también puede ejercer presión sobre la médula espinal y los nervios.

6. Condiciones Que Pueden Causar Estenosis Espinal

Además del envejecimiento y la artritis, hay otras condiciones que pueden causar estenosis espinal, incluyendo “defectos de la columna vertebral en el nacimiento, una médula espinal naturalmente estrecha, curvatura de la columna vertebral, o escoliosis, la enfermedad de Paget en el hueso, que causa la destrucción anormal del hueso y el rebrote, tumores óseos”, así como la acondroplasia, que es una forma de enanismo, escribe Healthline.

WebMD también enumera otras causas potenciales, incluyendo cualquier lesión que pueda haber causado una fractura o inflamación de la columna vertebral o una hernia discal, que se produce cuando las almohadillas se agrietan y el material se filtra en la médula espinal y los nervios.

7. Factores de Riesgo

Hay ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de una persona para desarrollar estenosis espinal. Como hemos mencionado previamente, las dos causas principales de la estenosis espinal son el envejecimiento y la artritis. Como resultado, las personas mayores de 50 años tienen un mayor riesgo.

La Clínica Mayo señala que la estenosis espinal puede producirse en personas más jóvenes debido a cambios degenerativos, pero otras condiciones también pueden aumentar el riesgo de una persona como “traumatismo, una deformidad espinal congénita como la escoliosis y una enfermedad genética que afecte al desarrollo óseo y muscular de todo el cuerpo.”

8. ¿Cómo se Diagnostica?

Anteriormente mencionamos que, en algunos casos, la estenosis espinal no causará ningún síntoma, pero aparecerá en una MRI o CT.  Para diagnosticar esta enfermedad, el médico hará algunas preguntas sobre tu historial médico y ordenará un estudio de Rayos X, MRI o CT, explica WebMD.

9. Tratamiento de la Estenosis Espinal

Hay varias formas de tratamiento disponibles para personas con estenosis espinal. WebMD lista a la medicación como la primera opción. Dado que el dolor de espalda y de cuello son dos de los síntomas más comunes, un paciente podría recurrir a remedios para el dolor, como la aspirina, el paracetamol (Tylenol), el ibuprofeno (Advil o Motrin) o el naproxeno (Naprosyn) para un alivio a corto plazo. Otros medicamentos que pueden ser recetados por un  médico son los relajantes musculares o los medicamentos anticonvulsivos para aliviar los espasmos musculares y los nervios dañados.

La siguiente opción de tratamiento que enumera WebMD es la inyección de corticosteroides. “Tu médico te inyectará un esteroide como la prednisona en tu espalda o en tu cuello”, escribe la fuente. “Los esteroides hacen que la inflamación baje. Sin embargo, por los efectos secundarios, se usan con moderación”, añade la fuente.

Las otras opciones son los anestésicos, el ejercicio y los dispositivos de asistencia (como una faja, corsé o un andador). En casos graves, la cirugía puede ser una opción viable. Esto es sólo para las personas que tienen dificultades para caminar o problemas con su vejiga o el intestino, dice WebMD Hay riesgos asociados con la cirugía, por eso necesitas hablar con tu médico para descubrir qué funcionaría mejor para ti.

10. Qué Puedes Hacer en Casa

Hay una serie de cosas que se pueden hacer en casa para ayudar a aliviar los síntomas de la estenosis espinal. Una de las mejores cosas para hacer es ejercicio, dice WebMD. No tiene por qué ser extenuante ni requerir mucho tiempo. Puede ser tan simple como 30 minutos de caminata cada dos días.

También puedes utilizar una compresa caliente o fría. El calor ayuda a aflojar los músculos, mientras que el frío reduce la inflamación. Puede utilizar una compresa en el cuello o en la parte baja de la espalda, dependiendo de dónde se encuentre localizada  la estenosis. Si no tienes una compresa, prueba tomando una ducha caliente.

WebMD también lista practicar una buena postura poniéndote de pie, sentándote en una silla con apoyo o durmiendo en un colchón firme. Cuando levantes objetos pesados, siempre inclínate desde las rodillas y no pongas ninguna tensión en tu espalda.

11. Ejercicios Para la Estenosis Espinal

Aunque la estenosis espinal provoca dolor de espalda y a veces dificultad para moverse, Healthline explica que el ejercicio y el movimiento en general, son cruciales para la salud en general. Puede mejorar la flexibilidad, el equilibrio y permitir que una persona se mueva mejor. Las personas con estenosis espinal deberían empezar estiramiento todos los días, varias veces al día.

Si eras una persona que no hacía ejercicio antes de desarrollar esta condición, es importante que empieces (pero tómalo con calma). Comienza con sólo unos minutos al día y ve aumentando hasta llegar a los 30 minutos, tres veces a la semana. Si el ejercicio sigue siendo demasiado doloroso, Healthline recomienda realizar la rutina de ejercicios en la piscina. “La flotabilidad del agua hace que sea más fácil moverse y conseguir un rango completo de movimiento”, escribe la fuente.

Para aprender sobre ejercicios y estiramientos específicos que pueden ayudar a fortalecer tu espalda y los músculos abdominales, debes consultar con tu médico o fisioterapeuta. En los casos más graves, puede ser necesaria una faja para la espalda para obtener un apoyo adicional.

12. Perspectiva a Largo Plazo

Aunque la estenosis espinal es grave y puede tener un gran impacto en la vida de una persona, mucha gente con esta condición tienen vida muy plena y activa. Lo más importante es que tendrán que hacer modificaciones en lo que respecta a la actividad física y algunos podrían seguir luchando contra el dolor después del tratamiento o la cirugía, escribe Healthline.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X