Despierte a Estas Razones por las que Sufre de Insomnio

Nos ha pasado a todos -a algunos más a menudo que a otros-, que a pesar de haber tenido un largo día, nos quedamos mirando al techo, completamente despiertos a la 1 de la madrugada. Según SleepFoundation.org, el insomnio puede estar causado por “condiciones psiquiátricas y médicas”, así como por otros factores.

Dormir bien es importante para la salud en general, así que el insomnio no solo es desagradable, sino que puede empezar a afectar a stu rendimiento (o algo peor). Echemos un vistazo a las 12 razones por las que usted podría estar despierto en su cama noche tras noche…

Dolor físico

El Huffington Post dice que “cualquier condición que le deje con molestias puede, comprensiblemente, interrumpir su sueño”. Estas condiciones pueden incluir la artritis, el dolor de espalda, la fibromialgia y una serie de otros problemas dolorosos, según la fuente.

La fuente señala una encuesta realizada en 2015 por la Fundación Nacional del Sueño que encontró que solo el 36% de los encuestados con dolor crónico informaron que dormían bien de manera constante, mientras que el 65% de los que no tenían dolor crónico informaron lo mismo.

Estrés y Preocupación

¿Quién no se ha quedado despierto por la noche pensando en una presentación importante al día siguiente o en una entrevista de trabajo? Éstos son solo un par de ejemplos: la Clínica Mayo señala que “las preocupaciones por el trabajo, los estudios, la salud, las finanzas o la familia pueden mantener la mente activa por la noche, dificultando el sueño.”

Por otra parte, “los acontecimientos vitales estresantes o los traumas”, como la pérdida de alguien cercano, el divorcio o la pérdida del trabajo, también pueden mermar la capacidad de conciliar el sueño, añade la fuente. (Aquí hay más formas en que El Estrés Puede Afectar Nuestra Salud Física).

Interrupciones de la Respiración

Un problema crónico común con el que se enfrentan muchos estadounidenses es la apnea obstructiva del sueño, que se produce cuando las vías respiratorias superiores se obstruyen durante el sueño, cortando temporalmente el suministro de aire durante 10 segundos o más. La caída del oxígeno en la sangre hace que te despiertes de forma brusca.

Según WebMD, una persona que sufre apnea del sueño que no ha sido tratada puede “dejar de respirar repetidamente durante el sueño, a veces cientos de veces”. La apnea obstructiva del sueño se produce cuando el tejido blando de la parte posterior de la garganta se colapsa y bloquea el flujo de aire, añade. Mientras tanto, otras personas sufren de asma nocturna, que “puede imposibilitar el sueño y hacer que se sientas cansado e irritable durante el día”, dice WebMD.

Ciertos Medicamentos

El Huffington Post afirma que los medicamentos que usted toma para tratar ciertas enfermedades podrían estar quitándole el sueño. “Los fármacos para afecciones que van desde el resfriado común y la presión arterial alta hasta la depresión y el asma pueden causar insomnio”, advierte.

También señala que muchos remedios de venta libre pueden contener cafeína, que es un estimulante y definitivamente no le ayudará a dormir fácilmente. Consulte a su médico o farmacéutico para saber qué medicamentos, recetados o no, pueden hacer que se quede despierto más allá de la hora de acostarse.

Depresión

WebMD afirma que existe una “relación definitiva entre la falta de sueño y la depresión”, y que uno de los signos más comunes de la depresión clínica es la falta de sueño. Un trastorno del sueño en sí mismo no provoca la depresión, pero la falta de sueño “desempeña un papel”, añade.

Mientras que a muchas personas con depresión les resulta difícil conciliar el sueño o permanecer dormidas durante toda la noche, otras con esta enfermedad mental pueden dormir demasiado, añade la fuente.

Dieta

Psycology Today menciona cinco alimentos en particular como culpables de la falta de sueño y la ansiedad. Incluso si usted ha probado otros métodos para tratar de solucionar su insomnio crónico, lo que come podría ser la causa subyacente, dice la fuente.

Los cinco alimentos (y sus componentes) mencionados incluyen la cafeína en las bebidas (lo cual no es una sorpresa), pero quizá los menos obvios sean las plantas de la familia de las solanáceas (papas, tomates, berenjenas y pimientos), las carnes y los quesos curados o añejados, así como los carbohidratos refinados (los yogures dulces, los cereales y el jugo de naranja son ejemplos de la fuente).

Patrones de Alimentación

No es sólo lo que come, sino cuándo lo come lo que podría estar provocando sus problemas de sueño. FoodForTheBrain.org dice que debe comer a “intervalos regulares” diariamente: “idealmente tres comidas y tres tentempiés a lo largo del día”.

Otras fuentes, como BodyEcology.com, señalan que comer ciertos tentempiés justo antes de acostarse puede elevar el nivel de azúcar en la sangre, lo que puede provocar un bajón de azúcar después de haberse dormido. Esta caída alerta a las glándulas suprarrenales para que liberen cortisol, una hormona del estrés, que a su vez reduce la melatonina, una hormona del sueño, explica BodyEcology.

Condiciones Neurológicas

SleepFoundation.org explica que la falta de sueño por la noche puede deberse a una afección neurológica. Por ejemplo, puede ser un signo de la enfermedad de Parkinson, que es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que progresa lentamente.

También puede tratarse de algo menos grave, pero que no deja de ser una afección neurológica, como el síndrome de las piernas inquietas. Según la fuente, se trata de una afección “en la que la persona tiene una incómoda sensación de necesidad de mover las piernas”, y que puede provocar insomnio. Hasta un 10 por ciento de la población padece el síndrome de las piernas inquietas, añade la fuente.

Jet Lag

La incapacidad de conciliar el sueño o de mantenerlo puede deberse a que su cuerpo no sabe qué hora es. Según WebMD, si usted cruza zonas horarias, puede tener problemas para conciliar el sueño aunque se sientas cansado.

La fuente añade que la toma de suplementos de melatonina para “reajustar” el reloj biológico puede ayudar a mejorar su horario de sueño y vigilia. Dice que hay que tomar la melatonina según las indicaciones al anochecer del día en que se viaja, y al anochecer durante unos días después de llegar. A continuación, tome los suplementos por la noche “durante unos días” antes de volver a volar, suponiendo que se dirija al este, añade.

Fumar

Añada a la lista otra razón para dejar de fumar: es un desencadenante del insomnio, según el Huffington Post. La fuente enumera seis formas en las que el tabaquismo afecta su sueño, señalando que un estudio realizado en 2013 con ratones descubrió que podía alterar los “relojes circadianos naturales” en los pulmones y el cerebro, reduciendo la calidad del sueño.

HuffPost también señala que fumar puede aumentar el riesgo de desarrollar apnea del sueño, que ya le hemos dicho que es un gran asesino del sueño. La nicotina que contienen los cigarrillos es un “potente estimulante”, y encenderlos cerca de la hora de acostarse puede provocar insomnio, sobre todo en las mujeres de mediana edad, añade.

Envejecimiento

SleepEducation.org explica que el mero hecho de ganar años puede restar horas de sueño. Los adultos mayores necesitan dormir tanto como los jóvenes -entre 7 y 9 horas por noche-, pero no son muchos los que descansan adecuadamente, añade. (Consulta este artículo sobre Consejos para Dormir para Personas Mayores).

La fuente dice que puede haber algunas explicaciones de por qué los adultos mayores tienen problemas para permanecer dormidos (e incluso para dormir lo suficiente cuando lo hacen). Señala que la producción de melatonina puede disminuir a medida que se envejece, lo que podría ser un factor determinante. La fuente también sugiere que las personas mayores pueden ser más sensibles a su entorno y se despiertan con más facilidad. Los medicamentos también podrían influir.

Temperatura de la Habitación

Si se despierta periódicamente durante la noche sin ninguna razón en particular, puede que esté ignorando algo importante: la temperatura de su habitación. Aunque las temperaturas cálidas que hacen sudar a la gente suelen estar relacionadas con problemas para conciliar el sueño, las temperaturas frías también pueden impedir un sueño de calidad, señala WebMD.

Intente que la temperatura de su habitación para dormir sea de unos 68 grados F, añade. WebMD explica que, cuando usted se acuesta, su cerebro intenta alcanzar una determinada temperatura interna, lo cual es difícil de conseguir si la habitación está demasiado caliente o demasiado fría. Sin embargo, estar un poco más frío es probablemente mejor que estar demasiado caliente. “Ese leve descenso de la temperatura corporal induce el sueño”, dice.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X