Dolor ESP

Cinco síntomas reveladores de la ciática

Los especialistas del Centro de Salud de la Columna Vertebral de la clínica Cleveland consideran que la ciática en realidad es un conjunto de síntomas en lugar de un diagnóstico. Provoca adormecimiento, hormigueos y dolor punzante— por lo general, en las nalgas y en la parte inferior de las caderas— que repercuten hasta en los dedos de los pies. Esto se debe a que el nervio ciático se origina en la región inferior de la espalda, se extiende desde la columna lumbar, a lo largo de la pelvis, recorre cada nalga y luego llega hasta cada una de las piernas. Los expertos vinculan la ciática con el dolor neurálgico, ya sea por un pinzamiento o por una hernia discal. No obstante, el dolor es apenas una de las tantas complicaciones de la ciática.

A continuación, le presentamos las cinco más comunes…

1. Dolor de ciática

El síntoma más común de la ciática es el dolor intenso en una parte del cuerpo (similar al de un shock eléctrico) que ocurre al toser, estornudar o permanecer sentado durante muchas horas. Este dolor se origina con el pinzamiento de uno o varios nervios lumbares— repito, provocado por una hernia de disco, estenosis espinal, enfermedad degenerativa de disco, espondilolistesis u otras complicaciones que presionan las vértebras que están en contacto con el nervio ciático. No obstante, los pacientes suelen confundir el dolor neurálgico con lesiones o contracturas de los músculos o ligamentos de la espalda.

Según los investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard, una lesión en el músculo ubicado en la parte profunda de las nalgas (el piriforme, por ejemplo) con frecuencia hace que los músculos se contraigan y se acorten. Si esto ocurre, el músculo se inflama por no recibir los nutrientes necesarios a través del torrente sanguíneo. Para corroborar que se trata de acortamiento muscular y no de ciática, presione fuerte con sus dedos la parte de la espalda baja durante diez segundos. Debería sentir que el dolor repercute en todo el cuerpo.

shutterstock_312239648

2. Pérdida de función vesical e intestinal

A diferencia de cuando bebe demasiado té de hierbas antes de dormir y debe despertarse en medio de la noche a hacer sus necesidades— la ciática ejerce presión en los nervios que rodean los intestinos y la vejiga, lo que hace que de repente no pueda controlar sus ganas.

Los especialistas de American Academy of Orthopaedic Surgeons aseguran que la pérdida total de función vesical e intestinal se considerada una emergencia médica y debe solucionarse por medio de una cirugía. A pesar de que este tipo de complicaciones sea poco común, cada vez que el canal vertebral ejerce presión excesiva en los nervios que lo rodean, provoca daños permanentes en la vejiga y en los intestinos.

shutterstock_234591922

3. Inflamación e hinchazón

Con el dolor de ciática siempre llega la inflamación. Si el dolor y la hinchazón no mejoran al cabo de 90 días (o tres meses), los expertos sugieren combinar anti-inflamatorios, analgésicos y fisioterapia a fines de reducir la presión y de regresar el disco desplazado al lugar correcto.

Según una investigación llevada a cabo por la clínica Cleveland, el dolor de ciática se corrige por sí mismo (es decir, al reposicionar el disco y eliminar la presión en los nervios) en casi el 80% de los casos. No obstante, si su cuadro no mejora al cabo de unos meses, le recomiendo que consulte a un profesional para que lo asesore sobre los tratamientos correspondientes.

shutterstock_325427006

4. Debilidad articular en una sola pierna

Según una investigación publicada por la National Library of Medicine de los Estados Unidos, el dolor o la debilidad en una sola pierna es un indicador de ciática. Debido a que el nervio ciático es uno de los más anchos y largos del cuerpo, puede generar molestias en una de las extremidades inferiores.

La debilidad puede darse en cualquier punto del nervio ciático— que comienza desde la parte inferior de la columna y se extiende por la pierna hasta llegar al pie. Si el nervio ciático se pinza o se comprime, la función nerviosa se altera. En este caso, el paciente puede experimentar hormigueos, espasmos, adormecimiento y pinchazos en la región de las nalgas o en cualquier parte de una sola pierna. El debilitamiento gradual es un signo claro de la presencia de complicaciones neurológicas.

leg rash

5. Síntomas progresivos

La clínica Mayo indica que los casos moderados de ciática suelen ser temporales y desaparecen con el tiempo. Sin embargo, si experimenta alguno de los síntomas anteriores y nota que empeoran de semana a semana, le sugiero que consulte cuanto antes a un especialista.

Dicha clínica indica que el dolor progresivo en la región baja de la columna y en una pierna, acompañado de debilidad muscular y adormecimiento son motivos suficientes de preocupación. Si le cuesta controlar su vejiga y sus intestinos, también debería considerar una visita al centro de atención médica más cercano. Después de haber sufrido alguna lesión grave (por ejemplo, un accidente automovilístico), lo más recomendable es pedirle a su doctor que le examine la región del nervio ciático para descartar problemas futuros.

Emergency Room

Share This Article

X