Salud Ocular ESP

¡Abra bien los ojos! Seis verdades acerca de los orzuelos

Quizás jamás haya oído hablar de los orzuelos, aunque es muy probable que haya tenido uno en algún momento de su vida o lo vaya a tener. Un orzuelo (lo que en medicina se conoce como hordeolum) luce como un granito de pus en el párpado y es causado por el bloqueo y, consecuentemente, la infección de una glándula. Como el área se enrojece y se inflama, provoca síntomas muy parecidos a los de la conjuntivitis, como dolor e inflamación.

Un orzuelo (que no debe confundirse con un chalazión o la inflamación no dolorosa del párpado) puede aparecer tanto en la parte interna como externa del párpado y suele ser provocado por una infección bacterial que surge del bloqueo de una glándula. Si bien no representan una amenaza para la visión, pueden causar preocupación y molestias en el paciente afectado. No suelen requerir tratamientos médicos, ya que tienden a desaparecer por sí solos. A continuación, seis datos que no debería pasar por alto acerca de los orzuelos.

1. Lávese las manos y el rostro con frecuencia

Siempre es una buena idea lavarse con frecuencia las manos, ya que tocarse los ojos con los dedos sucios puede ocasionar el bloqueo de alguna de las glándulas. Durante el proceso de limpieza el agua y el jabón son infaltables.

La limpieza no sólo debe limitarse a las manos, los párpados sucios también pueden provocar orzuelos. Así que no se olvide de lavar su rostro con agua y jabón de forma regular si desea evitar este problema tan molesto y desagradable. Los residuos de maquillaje son otra causa común de la obstrucción de las glándulas, así que asegúrese de conseguir un buen desmaquillante.

Hand Washing

2. Lave bien las lentes de contacto

Muchas personas dependen de las lentes de contacto para poder ver bien pero, según los expertos de la clínica Mayo, si no utiliza la solución indicada para lavarlos o si se las coloca con las manos sucias, puede aumentar considerablemente los riesgos de desarrollar un orzuelo.

Si llega a tener un orzuelo, lo mejor es evitar el uso de las lentes de contacto hasta que aquel haya desaparecido, explican los médicos de la clínica Mayo. Mientras tanto, desempolve su viejo par de anteojos o gafas, debido a que nada puede entrar en contacto directo con sus ojos. Para estar tranquilo, tómese un tiempo para lavar las lentes de contacto.

Contact Lens

3. Olvídese del orzuelo

Si bien es algo casi imposible, no intente curar por su cuenta un orzuelo. Con el paso de los días se drenará solo y desaparecerá, así que no trate de acelerar el proceso. Si lo hace, corre el riesgo de empeorar las cosas.

The Better Health Channel aconseja que evite tocar, rozar o apretar la protuberancia. Esto puede hacer que la infección se disemine. La punción no suele ser muy común, aunque esto dependerá del criterio de los médicos.

shutterstock_280733690

4. Algunas enfermedades subyacentes aumentan los riesgos

Si bien los orzuelos no son muy comunes, algunos son más riesgosos que otros. Por ejemplo, aquellos con blefaritis (la inflamación crónica de los bordes del párpado) o con rosácea (el enrojecimiento facial crónico) son más propensos a desarrollar orzuelos, explican los expertos de la clínica Mayo.

El hábito de frotarse los ojos es otro factor de riesgo. Por esta razón, los niños tienen mayores probabilidades de desarrollar orzuelos que los adultos. Según Healthline, esto se debe a que los más pequeños no son conscientes de los peligros de tocar sus ojos con los dedos sucios.

shutterstock_51295759

5. El mejor tratamiento es el agua tibia

Por más insoportables que sean las ganas de frotarse los ojos, de aplicarse cremas recetadas o de colocarse hielo en la zona para aliviar el dolor, el mejor tratamiento es usar un paño tibio o un saquito de té húmedo, asegura Healthline.

La clave es contar con materiales esterilizados para reducir la proliferación de suciedad y bacterias. Asegúrese de que el paño esté limpio y nunca use el mismo en ambos ojos para evitar la transmisión de secreciones y residuos.

shutterstock_252923023

6. Tratamientos caseros para orzuelos

El sitio web Healthline.com ofrece instrucciones bastante detalladas sobre la limpieza y el cuidado de los orzuelos. Como dijimos en la diapositiva anterior, el mejor tratamiento consiste en la utilización de soluciones simples a base de agua tibia.

Procure que el paño esté tibio y no caliente y que esté húmedo en lugar de mojado. Dicho sitio web sugiere que se acueste y que coloque el paño sobre el ojo de 5 a 10 minutos. En el caso del saquito de té, prepare la infusión con agua hervida y una vez que el saquito se haya enfriado un poco, déjelo reposar sobre el párpado durante 10 minutos. Recuerde no utilizar el mismo saquito en ambos ojos.

shutterstock_334568243

Share This Article

X