Dormir ESP

¡Abra bien los ojos!: Seis datos que todo sonámbulo debería conocer

Recuerda haberse ido a dormir a su habitación. Sin embargo, se despertó esta mañana en el sillón del comedor. Lo más bizarro de esta escena es que tiene en sus manos las llaves de su vehículo, su abrigo de invierno y solo una bota de nieve puesta; su computadora u ordenador está encendido y en la pantalla aparece un artículo sobre los pingüinos en la Antártida.

Quedan dos posibilidades: Todavía está soñando o sufre de un severo caso de sonambulismo…

1. Características del sonambulismo

Según la American Sleep Association (ASA), el sonambulismo se engloba bajo el término parasomnia, un gran grupo de anomalías relacionadas con el sueño—pesadillas, parálisis de sueño, trastorno conductual del sueño MOR, agresividad, sexomnia y trastornos alimenticios nocturnos.

Las parasomnias suelen ocurrir en dos momentos clave— mientras duerme o cuando apenas va quedarse dormido. Los datos de la ASA demuestran que alrededor del 10% de los estadounidenses (en especial, niños) sufren de algún tipo de trastorno del sueño. En la mayoría de los casos, el sonambulismo no tiene consecuencias de salud negativas y suele desaparecer con el tiempo. No obstante, algunas veces el sonámbulo puede recrear escenas violentas de su sueño y dañar a los que se cruzan por su camino.

nightmare

2. ¿Qué provoca el sonambulismo?

El sonambulismo puede ser causado por una gran cantidad de factores. De hecho, en muchos casos los factores genéticos juegan un papel importante. La ASA señala que la mayoría de las parasomnias ocurren en distintos miembros de la familia.

Estas, al igual que el sonambulismo, pueden desarrollarse por algún medicamento (antidepresivos, por ejemplo) o se activan por otro trastorno del sueño (apnea del sueño, por ejemplo) o por alguna enfermedad (como narcolepsia, accidentes cerebrovasculares o la enfermedad de Parkinson).

sleep walking

3. Evidencias de sonambulismo

Es bastante engañoso saber si ha caminado dormido la noche anterior— en especial si vive solo. Después de todo, estaba dormido. Sin embargo, además de dormitar y caminar errante por la casa, las evidencias de haber merodeado por la noche sí existen.

De hecho, un estudio publicado por los National Institutes of Health analizó los comportamientos nocturnos de la población estadounidense. Los resultados demostraron que los síntomas de caminar dormido van desde repetir expresiones sin sentido hasta realizar actividades peligrosas, como cocinar un menú gourmet o salir a dar un paseo por el barrio en automóvil.

sleepy driver

4. Duración de los episodios de sonambulismo

Según los National Institutes of Health, el episodio de sonambulismo promedio dura alrededor de 10 minutos. Por fortuna, eso le deja tiempo suficiente para sentarse en la cama a armar la lista de quehaceres para el día siguiente.

No obstante, los expertos aseguran que es poco probable que recuerde lo que hizo una vez que se despierte. Si bien la ASA explica que el sonambulismo es más común en los niños— aunque en los adultos se está volviendo cada vez más común debido al aumento del consumo de antidepresivos que, como dijimos antes, aumentan los riesgos de sufrir un episodio.

shutterstock_134253680

5. Más culpables del sonambulismo

Otro estudio de los National Institutes of Health llevado a cabo en 2005 afirma que el sonambulismo es causado por la aparición repentina del sueño de movimiento ocular lento (NREM, por sus siglas en inglés) y es por eso que el trastorno ocurre principalmente en la niñez o en la pre-adolescencia. No obstante, en los adultos, otros factores pueden perpetuar el sonambulismo.

Dicho estudio señala que el sueño de movimiento ocular lento (NREM) puede darse de forma brusca por factores ambientales y estimulantes que incrementan el sueño profundo—tales como los cambios en la agenda de sueño, consumo de drogas o de bebidas alcohólicas y casos de estrés severos.

shutterstock_316293002

6. Los peligros del sonambulismo

Seguramente le han enseñado que nunca intente despertar a un sonámbulo. No obstante, los expertos de la National Sleep Foundation nos recuerdan que esto es igual de importante para la seguridad del sonámbulo como de los que lo rodean. Es lógico, despertarse de repente y ver que alguien le grita o lo sacude puede desencadenar una respuesta agresiva o violenta de su parte.

Dicha fundación estima que menos del 2% de los sonámbulos es violento al despertarse. Sin embargo, un estudio llevado a cabo en 2000 por el Centro de Trastornos de Sueño Mayo reveló que aproximadamente el 64% de los sonámbulos agredía a sus parejas al ser despertados de forma brusca. Lo mejor que puede hacer para garantizar la seguridad de todos es guiar al sonámbulo de vuelta hasta su cama.

Sleep window open
X