Piel ESP

8 signos y síntomas de quistes pilonidales

Los quistes pilonidales son el resultado crónico y doloroso de la enfermedad del seno pilonidal (ESP) que azota a menudo a varones jóvenes. Dicha enfermedad causa pequeños quistes o abscesos que se forman persistentemente y se llenan de pus, pelo, infección y sangre cuando están infectados y emiten un olor fétido hasta que se realice la punción y el drenaje.

Aunque se desconoce la causa exacta de un quiste pilonidal, los abscesos permanecerán inactivos hasta que se produzcan infecciones o brotes. Se cree que los brotes son causados por una combinación de folículos pilosos encarnados, por la fricción de la ropa, por estar sentado durante largos periodos, por desequilibrios hormonales o por lesiones en el área.

Si sospecha que tiene un quiste pilonidal, aquí le detallamos los ocho síntomas comunes a los que debe estar atento…

1. Hoyuelos en la piel

La mayoría de las veces, un quiste pilonidal se presenta sin dolor hasta que se infecta. Antes de que eso suceda puede no mostrar ningún síntoma notable excepto la presencia de un pequeño punto o depresión en la superficie de la piel, más a menudo en el área por encima de las nalgas (conocido como el sacro). La piel también puede aparecer rota en la superficie con múltiples extensiones del seno en los tejidos subcutáneos.

2. Signos de infección

El problema será difícil de ignorar una vez que la hendidura sobre sus nalgas se convierta en un verdadero quiste. Cuando este se infecte, rápidamente se convertirá en un quiste (saco cerrado lleno de líquido) o un absceso (hinchazón de tejido inflamado donde se acumula pus).

3. Dolor en el sacro

Cuando experimentamos un brote de quistes pilonidales, la mayoría de los enfermos se queja de sufrir dolor intenso en el área del sacro (el área directamente sobre las nalgas) particularmente al estar sentados o cuando la ropa abrasiva hace contacto.

4. Inflamación

Un quiste pilonidal inflamado puede ser insoportable para el que lo padece. La inflamación y la hinchazón se producen cuando el quiste se infecta, se llena de pus, de pelo y de sangre.

5. Sensibilidad

El dolor, el enrojecimiento y la hinchazón entre las nalgas por encima del ano (Sacro) son signos reveladores de un quiste pilonidal. En la etapa temprana de la infección, el enrojecimiento e hinchazón serán mínimos. Sin embargo, a medida que empeora la infección, el quiste se hinchará y eventualmente será necesario hacerle una punción y un drenaje de pus para quitar la infección.

6. Mal olor

El aspecto más doloroso e incómodo de un quiste pilonidal es cuando el absceso se infecta y se hincha. Cada vez que el absceso pilonidal se hincha, se vuelve una mezcla de cabello bloqueado, pus maloliente y sangre.

7. Crecimiento anormal de vello

Cuando un quiste pilonidal se hincha hasta el punto en que en realidad se asemeja a un forúnculo, puede brotar cabello desde la lesión inflamada. Los hombres con exceso de vello son propensos a tener quistes pilonidales y deben procurar mantener el sacro limpio y libre de cabello para prevenir la infección tanto como sea posible.

8. Fiebre leve

Muchos pacientes con quistes pilonidales desarrollan fiebre baja. La fiebre puede progresar rápidamente de bajo grado a una fiebre alta que empeora cuanto más grave es la infección del absceso.

Share This Article

X