Celiaquía ESP

10 síntomas de la enfermedad celíaca: ¿Eres celíaco?

La enfermedad celíaca, también conocida como celiaquía, es un trastorno autoinmune que afecta aproximadamente a 1 de cada 100 estadounidenses. La enfermedad es causada por la intolerancia al gluten. La gliadina, una proteína del trigo, hace que el sistema inmune de las personas afectadas ataque a los propios tejidos del intestino. Esto provoca la atrofia de las vellosidades, que son las diminutas prolongaciones que recubren la pared del intestino delgado y por donde se absorben los nutrientes. Otros cereales, como la cebada y el centeno, tienen proteínas de estructura similar que pueden causar la misma reacción en personas sensibles.

La enfermedad celíaca puede causar daños irreversibles, si no se trata. Este problema parece tener una causa de origen genético y podría transmitirse de generación en generación. Las pruebas para la enfermedad celíaca se realizan mediante análisis de sangre y endoscopía. Es importante que la persona afectada siga comiendo gluten mientras se realizan los análisis para detectar la enfermedad celíaca. Cuando se elimina el gluten de la dieta, el cuerpo comienza a repararse a sí mismo, dando un falso negativo en los análisis.

La enfermedad celíaca puede causar multitud de problemas. Los más importantes provienen de la mala absorción de nutrientes. Esto puede conducir a padecer osteoporosis, anemia y retraso del crecimiento en los niños. Los que sufren de la enfermedad celíaca son también más propensos a desarrollar linfoma no Hodgkin, en comparación con la población general. La mejor manera de protegerse y reducir al mínimo el riesgo es el diagnóstico precoz y la dieta estricta.

A continuación se enumeran 10 síntomas de la enfermedad celíaca. Si sufres de alguno de estos síntomas o crees que tienes riesgo de padecer de celiaquía, por favor contacta a tu médico para realizar un análisis.

1. Sin síntomas

Desafortunadamente, muchas personas que sufren de la enfermedad celíaca no tienen síntomas. Esto es particularmente peligroso porque el daño intestinal puede presentarse, incluso sin la presencia de síntomas. Con las nuevas técnicas de detección, las personas están siendo diagnosticadas aún sin sospechar que tienen la enfermedad. Es importante que las personas que no presentan síntomas, pero obtienen un diagnóstico positivo, coman adecuadamente, ya que todavía están en riesgo de complicaciones graves de la enfermedad celíaca; como el cáncer.

2. Distensión Abdominal

Muchas personas que padecen la enfermedad celíaca sufren de hinchazón abdominal dolorosa. Durante días, después de consumir gluten, el estómago puede estar distendido y lleno de gas. Esto puede ser muy doloroso. Muchas personas se quejan de dolor intestinal y de la sensación de estar “embarazadas de 6 meses”. También pueden sufrir de exceso de gases y flatulencias. La distensión abdominal puede ser síntoma de otras condiciones alimentarias, por lo tanto analízala en conjunto con el consumo de gluten.

Gas

3. Diarrea

La diarrea crónica es un síntoma común de quienes padecen la enfermedad celíaca. Los episodios pueden ser malolientes, explosivos, y dolorosos. El color de las heces puede ser pálido o blanco, y, normalmente, flota en la superficie del agua. Incluso las heces sólidas pueden presentar estas características. Los síntomas relacionados con la diarrea crónica incluyen las hemorroides. Estas se producen cuando no hay suficiente materia en las heces.

4. Estreñimiento

Aunque la diarrea es común en los celíacos, algunas personas pueden padecer de estreñimiento. Esto ocurre si el cuerpo mueve lentamente el contenido de los intestinos. El cuerpo puede estar tratando de sacar todos los nutrientes posibles de los alimentos, ya que las vellosidades dañadas no funcionan tan eficientemente. El estreñimiento puede estar marcado por períodos de diarrea fuerte cuando la persona consume gluten. El estreñimiento puede causar dolor e hinchazón.

5. Pérdida o aumento de peso

Muchas personas que sufren de la enfermedad celíaca pierden peso, ya que su cuerpo reacciona a la deficiencia de nutrientes. La diarrea causada por el gluten puede bloquear la absorción de calorías de los alimentos, privando al cuerpo de su combustible. Por el contrario, hay pacientes que en realidad pueden aumentar de peso en lugar de perderlo. Su cuerpo puede estar demandando nutrientes, por lo que comen en exceso para lograr una nutrición adecuada. Estas personas pueden tener dificultades para bajar de peso hasta que restringen el gluten de su dieta.

6. Fatiga

La fatiga es una queja común de los afectados por la enfermedad celíaca. Los celíacos no diagnosticados pueden sufrir de malnutrición causada por los problemas de absorción intestinal. Su cuerpo va a responder con fatiga extrema y malestar general. Ellos pueden desear alimentos azucarados y beber cafeína en exceso sólo para mantenerse con energía. Después del diagnóstico y de la eliminación del gluten de la dieta, la fatiga puede ser el primer síntoma en ser eliminado.

7. Dificultad para concentrarse

Las personas que sufren de enfermedad celíaca pueden experimentar algo que se llama una “niebla cerebral” en relación con el consumo de gluten. Este síntoma se presenta inmediatamente después de comer gluten y puede persistir durante días. La sensación que da es de confusión, dificultad para concentrarse y pérdida de la memoria a corto plazo. Un paciente puede olvidarse de recoger a sus hijos de la escuela, o incluso olvidar lo que está escribiendo a media frase. Afortunadamente, este síntoma no persiste cuando la persona elimina el gluten de su dieta. Incluso puede hacer que se sienta por fin despierta después de años de confusión.

8. Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido

Estudios recientes han encontrado que los pacientes celíacos comúnmente sufren de trastornos del sueño. El estudio encontró que, independientemente de la dieta de la persona, libre de gluten o no, los trastornos del sueño son mucho más comunes en comparación con la población general. El trastorno del sueño puede manifestarse a través de una incapacidad para conciliar el sueño, y de la imposibilidad de permanecer dormido. El estudio encontró que las causas de la incapacidad para dormir adecuadamente incluyen depresión, fatiga y ansiedad.

9. Entumecimiento y hormigueo

Muchos enfermos celíacos presentan síntomas neuropáticos. Los problemas con el sistema neuropático pueden afectar el control de la motricidad gruesa y fina y los nervios sensoriales. Una persona celíaca no diagnosticada puede percibir que sus extremidades presentan problemas nerviosos. Esto puede incluir una sensación de hormigueo en las manos y los pies, que van desde leves a “dormidos”. En cambio, es posible que no sientan nada en las manos y los pies, ya que el entumecimiento es una queja común. Otras partes del cuerpo pueden verse afectadas, tales como los músculos faciales y los nervios del cuerpo.

10. Depresión

Desafortunadamente, la depresión y las tasas de suicidio son más altas en las personas con enfermedad celíaca. Existen investigaciones que han demostrado que incluso comiendo una dieta sin gluten, los índices de depresión son mucho más altos que en la población general. Un estudio encontró una relación entre los trastornos alimentarios y la depresión en las mujeres que sufren de la enfermedad celíaca. Al controlar los alimentos que ingieren por la presencia de gluten, se pueden desarrollar trastornos y restricciones alimentarias. En cuanto al riesgo de suicidio, al parecer, una vez diagnosticada la enfermedad, y con cambios en la dieta, el riesgo de suicidio se reduce notablemente.

Share This Article

X