Salud Mental ESP

Siete suplementos vitamínicos que promueven la salud mental

Llevar una dieta equilibrada, que incorpore nutrientes y vitaminas esenciales, es la clave para estar sano en cuerpo y mente. No obstante, ciertos suplementos naturales han demostrado ser muy efectivos a la hora de frenar los efectos del estrés, la ansiedad y la depresión sin tener que recurrir a los fármacos.

Recuerde que no debería depender de este tipo de suplementos para manejar el estrés— hacer ejercicio y comer bien son la principal solución. No obstante, por medio de estos siete suplementos, podrá controlar de forma natural la ansiedad y otros problemas psicológicos antes de tener que visitar a un especialista.

1. Inositol (Vitamina B8)

Todas las vitaminas del grupo B están ampliamente vinculadas con el control del estrés, aunque la B8 es la más beneficiosa a la hora de tratar trastornos obsesivo-compulsivos (TOC) y ataques de pánico, según Health Central. En un estudio previo, los pacientes con TOC demostraron sentirse más aliviados que aquellos a los que se les había administrado un placebo.

No obstante, durante ese mismo estudio, los pacientes que utilizaban antidepresivos SSRI no experimentaron ningún tipo de avance al combinar los fármacos con el inositol y los niveles de ansiedad permanecieron estables en todos los participantes. Se cree que los suplementos también son muy efectivos a la hora de tratar la tricotilomanía (arrancarse el cabello de forma compulsiva).

Inositol

2. Vitamina B6

Este es otro compuesto de vitamina B que combate los ataques de pánico. En 2013, Natural News publicó un artículo sobre un estudio de origen japonés, que demostró que 21 sujetos que sufrían de trastornos de ansiedad exhibían deficiencias de vitamina B6.

Las vitaminas B además son clave para producir serotonina, que controla el humor, la estabilidad mental, los patrones de sueño y hasta la función cardiovascular, según dicho artículo. Los fármacos antidepresivos evitan que la serotonina sea reabsorbida por el cerebro a fines de que pueda cumplir de lleno con su función de neurotransmisor.

vitamin B6

3. Hierro

Según Everyday Health, la deficiencia de hierro es el principal causante de debilidad física y mental. Un articulo publicado en 2014 notó que mientras el 20% de las mujeres (en su mayoría embarazadas) presentaban niveles bajos de hierro, sólo el 3% de los hombres tenía este problema.

La deficiencia de hierro resulta en anemia, que exhibe síntomas parecidos a los de la depresión, según dicho artículo. Entre los síntomas se incluyen desgano, irritabilidad y falta de concentración. Everyday Health sugiere que consuma entre 8 y 18 mg de hierro al día por medio de carnes rojas, pescados y aves de corral. Si no es de los más creativos en el ámbito culinario, agregue hígado a su menú semanal.

iron

4. Vitamina D

La principal fuente de vitamina D es la luz solar, lo que para muchos estadounidenses representa una gran desventaja durante los meses de invierno. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en 2006, 1/4 de la población norteamericana exhibió deficiencias de vitamina D. ¡Y sí que son muchas personas!

Los científicos han sacado a la luz los beneficios de dicho nutriente para el cuerpo y la mente. La revista Psychology Today afirma que aquellas personas que tienen deficiencias de vitamina D son más propensas a sufrir depresión. Además, se ha revelado que puede llevar semanas o meses normalizar los niveles de dicha vitamina en el cuerpo. De hecho, una investigación aseguró haber “curado” a tres individuos con depresión tras administrarles suplementos de vitamina D durante 12 semanas.

sun 1

5. Ácido folínico

No debe confundir el ácido folínico con el ácido fólico; algunos expertos afirman que consumir ácido folínico por vía oral como folinato cálcico eleva los niveles de serotonina. Además, ayuda a mantener estable un ciclo conocido como metilación, que es vital para el organismo completo al igual que para la salud de su cerebro.

Los trastornos del ciclo de metilación pueden asociarse a mutaciones genéticas que (al menos en ciertos pacientes) pueden tratarse por medio de ácido folínico. Dicha alteración en los genes también afecta la absorción de vitaminas B, que impactan directamente en el estado de ánimo. Uno de los estudios asegura que el ácido folínico es aún más efectivo si se lo combina con vitamina B12.

Mood

6. Magnesio

La revista Best Health explica que el magnesio es un estabilizador del humor y lo describe como “un calmante natural que protege el sistema nervioso y previene los episodios de ansiedad, miedo, intranquilidad, angustia e irritabilidad.” Además, contribuye con la función cardiaca y arterial, lo que, de acuerdo con la revista, es muy útil si sufre de ataques de pánico.

Best Health notó que incluso los suplementos de dosis bajas son de gran ayuda, aunque la ingesta recomendada es de 400 a 600 mg diarios. El artículo asegura que consumir magnesio y duplicar la dosis de calcio diaria promueve el descanso profundo y si se lo complementa con vitamina B6 alivia la ansiedad asociada con el síndrome premenstrual.

Magnesium

7. L-teanina

MenProvement, una fuente virtual para hombres, explica que la L-teanina es un aminoácido que apunta a combatir el estrés y la ansiedad. Es muy efectivo, ya que atraviesa con facilidad la barrera hematoencefálica (que evita que algunas sustancias ingresen al cerebro y a la médula espinal) y estimula la producción de nuestra querida serotonina, al igual que de dopamina, la hormona del bienestar.

Dicho artículo también asegura que la L-teanina genera lo que se conoce como ácido gamma-aminobutírico (GABA), que calma el cerebro y evita que las neuronas se destruyan con tanta frecuencia. Si bien hay ciertos fármacos de venta bajo receta que contienen L-teanina, MenProvement explica que los suplementos naturales no son adictivos y no causan síndrome de abstinencia.

multivitamin

Share This Article

X