Conozca Los Diferentes Tipos De Trastornos De La Personalidad

Cada persona tiene una personalidad única que la distingue de todas las demás. Es una “colección de características o rasgos que hemos desarrollado a medida que crecimos y que nos hacen a cada uno de nosotros un individuo”, dice el Royal College of Psychiatrists, e incluye las formas en que pensamos, sentimos y nos comportamos.

Sin embargo, con un trastorno de personalidad, la American Psychiatric Association dice que estos pensamientos, sentimientos y comportamientos se desvían “de las expectativas de la cultura, causan angustia o problemas de funcionamiento y perduran en el tiempo”. Hay 10 tipos específicos, todos los cuales se han agrupado en una de tres categorías: Grupo A (comportamiento extraño o excéntrico), Grupo B (comportamiento dramático, emocional o errático) o Grupo C (comportamiento ansioso o temeroso). Siga leyendo para conocer los 10 trastornos de personalidad diferentes y los comportamientos distintivos de cada uno.

Grupo A:

Trastorno de Personalidad Paranoide

El trastorno de personalidad paranoide se caracteriza por una desconfianza extrema hacia los demás, que incluye a menudo a amigos, familiares y parejas románticas. Tienden a creer que estas personas los usarán o se aprovecharán de ellos, por lo que dedican mucho tiempo a buscar pistas que respalden estas sospechas.

Psychology Today agrega que alguien con esta condición “tiene un fuerte sentido de los derechos personales”, en el sentido de que es “demasiado sensible a los reveses y desaires, siente vergüenza y humillación con facilidad, y guarda rencores persistentemente”. Como resultado, tienen dificultad en construir relaciones cercanas con los demás o confiar en ellos.

Trastorno Esquizoide

Según Psychology Today, “el término ‘esquizoide’ designa una tendencia natural a dirigir la atención hacia la vida interior y alejarla del mundo exterior”. Debido a su preferencia por estar solos, tienden a pasar mucho tiempo fantaseando.

Las personas con trastorno esquizoide de la personalidad también están completamente desinteresadas en construir relaciones sociales con los demás y pueden parecer indiferentes y frías debido a su rango limitado de expresión emocional.

Trastorno Esquizotípico

Al igual que el trastorno esquizoide de la personalidad, las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad tienden a “mostrar un patrón constante a largo plazo de graves limitaciones sociales y en las relaciones”, según HealthyPlace.com. También prefieren el aislamiento social y se involucran en actividades solitarias.

Lo que diferencia a estas dos condiciones es que las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad también experimentan distorsiones cognitivas o perceptivas. MentalHelp.net indica que estas distorsiones pueden incluir “notar destellos de luz que nadie más puede ver, o ver objetos o sombras en el rabillo del ojo y luego darse cuenta de que no hay nada”. Además, la fuente dice que pueden tener creencias extrañas, como ser capaces de “leer los pensamientos de otras personas, o que sus propios pensamientos han sido robados de sus cabezas”.

Grupo B:

Trastorno de Personalidad Antisocial

El trastorno de la personalidad antisocial se caracteriza por un patrón a largo plazo de desprecio a los derechos o sentimientos de los demás. Esto puede incluir mentir, robar y manipular, por lo que el individuo no tendrá ningún sentimiento de culpa.

A menudo se colocarán en situaciones peligrosas o riesgosas, sin haber considerado las consecuencias. Como resultado, tienden a tener problemas con la ley y pueden pasar su vida dentro y fuera de prisión.

Trastorno Límite de la Personalidad

Con el trastorno límite de la personalidad, Psychology Today dice que “la persona esencialmente carece de un sentido de sí mismo y, como resultado, experimenta sentimientos de vacío y miedo al abandono”. Debido a esto, tienden a tener relaciones inestables, ya que constantemente les preocupa que las personas los dejen, ya sea que estos temores sean reales o percibidos.

También experimentan emociones extremas, que Mind.org.uk explica “pueden durar desde unas pocas horas hasta unos pocos días y pueden cambiar rápidamente”, cómo “sentirse muy feliz y confiado por la mañana a sentirse deprimido y triste por la tarde”. ” Los estallidos de ira y agresión también son comunes.

Trastorno Histriónico de la Personalidad

Según HealthyPlace.com, las personas con trastorno histriónico de la personalidad “se comportan de manera muy emocional y dramática con la esperanza de llamar la atención sobre sí mismos”. Estas personas a menudo se conocen como “reinas del drama” y harán lo que sea necesario para asegurarse de ser el centro de atención, ya que se sienten incómodas cuando no lo son.

Para ganar esta atención, la Mayo Clinic indica que actuan “excesivamente emocionales, dramáticas o sexualmente provocativas”, y que tienden a estar muy preocupadas por su apariencia física. También buscan la aprobación constante de los demás y son increíblemente sensibles a las críticas y el rechazo.

Trastorno Narcisista de la Personalidad

Las personas con trastorno narcisista de la personalidad poseen un sentido extremo de auto importancia, creyendo que son especiales y por lo tanto merecen ser tratados de esa manera. También pueden tener ideas infladas sobre sus talentos, intelecto y atractivo.

Debido a estas creencias, MentalHelp.net dice que estas personas  tienden a “ignorar el valor de quienes los rodean y a faltarles el respeto”, lo que puede conducir a “relaciones conflictivas que a menudo son superficiales y carecen de verdadera intimidad y cariño”.

Grupo C:

Trastorno de la Personalidad Evasiva

También conocido como trastorno de la personalidad ansiosa, las personas con esta afección luchan contra profundos sentimientos de insuficiencia e inferioridad. Creen que son socialmente ineptos y, por lo tanto, evitan el trabajo o los eventos que requieren estar cerca de otros.

También son extremadamente sensibles a las críticas, la vergüenza o el rechazo, por lo que tienden a evitar conocer gente nueva y participar en actividades nuevas. Para otros, este comportamiento se percibe como una timidez extrema, que MentalHelp.net dice que “probablemente interferirá con su capacidad para conseguir amigos o avanzar profesionalmente”.

Trastorno De Personalidad Dependiente

Según Psychology Today, el trastorno de personalidad dependiente, como su nombre indica, “se caracteriza por una falta de confianza en uno mismo y una necesidad excesiva de ser atendido”. Las personas con esta condición tienden a ser bastante ‘pegajosas’ y luchan por tomar decisiones sin la ayuda de los demás.

Debido a su miedo a quedarse solos y a tener que valerse por sí mismos, tienen dificultades para defenderse o estar en desacuerdo con los demás. Como resultado, a menudo son tolerantes del trato deficiente o abusivo.

Trastorno de Personalidad Anancástico (obsesivo-compulsivo)

A pesar de tener nombres muy similares, el trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo no es lo mismo que el trastorno obsesivo-compulsivo. La Canadian Mental Health Association caracteriza el trastorno de personalidad anancástica como una “necesidad constante de que las cosas estén ordenadas y de querer tener el control”.

Las personas con esta afección también luchan contra el perfeccionismo, que es tan extremo que la Mayo Clinic dice que es posible que no puedan terminar un proyecto porque no pueden cumplir con sus propios estándares estrictos. Estos altos estándares también ejercen presión sobre las relaciones personales con compañeros de trabajo, amigos y familiares, quienes pueden tener dificultades para estar a la altura de sus expectativas.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X