Síntomas del síndrome de Asperger: Conozca las señales

El síndrome de Asperger es parte del trastorno del espectro autista, también conocido como SA. Es una forma leve de autismo y generalmente se manifiesta sin discapacidad mental extrema. Las principales características externas de una persona con síndrome de Asperger son la falta de habilidades sociales, falta de comunicación no verbal y la torpeza.

A diferencia de otras formas de autismo, las imágenes cerebrales no han mostrado una patología común entre los enfermos. Los científicos creen que puede haber una causa genética del síndrome, ya que es muy común que varias personas de una misma familia lo padezcan. Hasta el momento, no hay genes que hayan sido identificados en relación con el síndrome.

En un pequeño porcentaje de los casos, la enfermedad se presenta debido a la exposición a ciertos productos químicos y medicamentos mientras el feto estaba en el útero. Hay muchas teorías de cómo un individuo puede desarrollar el síndrome de Asperger, pero ninguna ha sido demostrada todavía. Actualmente hay cientos de estudios científicos en todo el mundo tratando de entender la causa y el tratamiento de este síndrome.

Aquí están los 10 síntomas clásicos del síndrome de Asperger. Si estás preocupado de que tú mismo o un ser querido pueda padecer este síndrome, consulta a tu médico sobre las opciones de detección.

1. Falta de desarrollo de amistades

Los niños que tienen síndrome de Asperger pueden tener dificultad para cultivar amistades. No pueden conectarse con sus compañeros debido a la falta de habilidades sociales. Tal vez les sea duro hablar con otros niños o participar en actividades de grupo. Esto puede ser difícil para un niño con Asperger ya que ellos desean conectar con sus compañeros. Opuestamente, algunos niños con Asperger no desean hacer amistades y prefieren estar solos.

2. Mutismo selectivo

Los niños pequeños con Asperger pueden demostrar el mutismo selectivo como un síntoma. Esto ocurre cuando sólo hablan libremente con personas con las que se sienten cómodos y no pueden hablar con extraños. En casos extremos este episodio se repite durantemuchos años. La familia inmediata no es generalmente la afectada, ya que el niño se siente cómodo hablando con ellos. El mutismo selectivo ocurre más a menudo en la escuela y en público. Algunos niños se niegan a hablar con cualquier persona a partir de una edad muy temprana. Esta afección puede irse sola o con terapia.

3. Incapacidad para tener empatía

Los individuos con el síndrome de Asperger pueden encontrar dificultad estableciendo empatía con los demás. A medida que envejecen, las personas afectadas aprenderán las respuestas sociales aceptadas para interactuar con los demás. Mientras que pueden reaccionar adecuadamente y decir las cosas correctas, no pueden entender por qué la otra persona está realmente molesta. Esto puede ser un problema en la infancia ya que el individuo con Asperger puede jugar demasiado duro con sus compañeros o decir cosas crueles, hiriendo sin saberlo a la otra persona. Ante este comportamiento, el niño puede responder que lo que dijo era cierto y no entiende cual es el problema detrás de esto.

4. No pueden hacer ni forzar el contacto visual

Las personas que padecen el síndrome pueden encontrar dificultad haciendo y manteniendo contacto visual con las personas a las que le están hablando. Algunos creen que esta afección es provocada por la falta de confianza. Otros relatan que tener contacto visual les hace sentir muy incómodos. Dicen que es casi doloroso. También existe la teoría de que las personas con síndrome de Asperger no son conscientes de lo importante que es mirar a los ojos para la comunicación social. Esto puede conducir al problema opuesto – forzar el contacto visual, lo que puede hacer sentir a la gente aun más incómoda, mientras que el individuo con Asperger cree que está siendo más accesible.

5. Ser activo pero raro

La idea de que las personas con el síndrome de Asperger no son apasionadas es totalmente falso. Un término común para describir a personas que sufren de esta enfermedad es ¨activo pero extraño¨. Pueden volverse muy activos socialmente, formando unas pocas amistades cercanas. Otros pueden intentar rodearse de gente, haciendo un montón de conocidos cercanos pero no forman amistades profundas. Esto puede estar relacionado con la manera que tienen de empatizar con los demás. Las personas con síndrome de Asperger pueden no mostrar muchos signos de esta enfermedad, pero pueden ser un poco diferentes.

6. Intereses reducidos

Los individuos con el síndrome de Asperger pueden no ser excelentes en la escuela, pero esto no quiere decir que no tengan intereses. En cambio, sus intereses son probablemente muy reducidos y específicos. Podrían estar jugando videojuegos, hacer modelos, dibujando y mucho más. Estas actividades centran sus mentes y de hecho encuentran consuelo en ellas; tanto que si se ven obligados a dejar sus proyectos, pueden ponerse muy angustiados y ansiosos. Asimismo, si sus proyectos fracasan pueden angustiarse demasiado. Fomentar estos intereses selectos es importante para el apoyo emocional y mental.

7. Seguir una rutina

Seguir una rutina puede ser muy importante para las personas con síndrome de Asperger. Pueden angustiarse y sentirse ansiosos cuando cambia su horario. Las nuevas situaciones pueden ser aterradoras. Una rutina puede ayudar a manejar la ansiedad de las personas con síndrome de Asperger. Afortunadamente, gran parte de nuestro mundo funciona con horarios ajustados. Si sospechas que tu hijo puede tener el síndrome de Asperger, ponle una agenda apretada; puede ser una manera de ayudar a manejar algunos de sus síntomas.

8. Interpretaciones Literales

Uno de los síntomas del síndrome de Asperger es interpretar literalmente lo que la gente dice. El individuo afectado puede no entender el sarcasmo, tomando en su lugar lo que la persona ha dicho como verdadero. La idea de que las personas con síndrome de Asperger no entienden el humor es errada. Estos individuos pueden ser las personas más divertidas que jamás hayas conocido. Cuando se dan cuenta del fallo en sus interpretaciones literales, son capaces de entender el verdadero significado detrás de lo que se dice. Aunque pueden necesitar una explicación.

9. Excelente reconocimiento de patrones

Uno de los síntomas positivos del síndrome de Asperger es una asombrosa habilidad para reconocer patrones. Sus cerebros están tratando de darle sentido a su entorno; una ruptura en el patrón se puede mostrar con claridad. Esta habilidad puede ser evidente en la infancia, ya que en la educación temprana se desarrolla el tejido neuronal de reconocimiento de patrones. Mientras que los niños con el síndrome de Asperger pueden encontrar difícil el ambiente de la escuela y la lucha con sus notas, los problemas de patrones como las matemáticas y las artes pueden ser muy enriquecedoras. Fomentar este talento natural es una gran idea.

10. Habilidades motrices deficientes

Algunas personas con síndrome de Asperger pueden tener dificultades para controlar su motricidad gruesa y fina. Los problemas motrices pueden manifestarse a través de una mala escritura que -se cree- puede estar causada por una mala coordinación entre la mano y la visión.

Si usted, o alguien que conoce, experimenta alguno de los síntomas indicados, lo mejor es buscar atención médica. Aunque estos síntomas no significan necesariamente que el individuo tenga Asperger, siempre es mejor buscar el consejo de un profesional médico.

11. Problemas para entender las señales sociales

Como se ha mencionado anteriormente, las personas con síndrome de Asperger pueden ser socialmente torpes, a menudo debido a su dificultad para empatizar con los demás. Pero otra razón por la que pueden tener dificultades en estas situaciones es porque tienen problemas para captar o entender las señales sociales no verbales de los demás.

Estas señales sociales incluyen cosas como el lenguaje corporal, los gestos y las expresiones faciales. Por ejemplo, WebMD dice que el individuo “puede no darse cuenta de que cuando alguien se cruza de brazos y frunce el ceño, está enfadado”.

12. Manierismos motores repetitivos

Además de tener un conjunto de intereses muy estrecho y una necesidad de rutina, los individuos con Asperger pueden demostrar patrones de comportamiento restringidos y repetitivos en su expresión corporal. Lo más notable es que pueden exhibir manierismos motores repetitivos.

Estos movimientos pueden incluir “batir los brazos o las manos, chasquear los dedos, balancearse, saltar, girar o dar vueltas, sacudir la cabeza y realizar movimientos corporales complejos”, dice la Sociedad Nacional de Autismo (National Autistic Society). La fuente añade que estos movimientos repetitivos también pueden implicar a un objeto, “como estirar una banda elástica o retorcer un trozo de cuerda”, o a los sentidos, “como tocar repetidamente una textura particular”.

13. Patrones anormales de lenguaje y habla

Hay una gran variedad de síntomas comunicativos asociados al síndrome de Asperger. Tomar lo que la gente dice literalmente -como ya se ha comentado- es sólo uno de ellos. Otro es tener un estilo habitual de hablar, que puede sonar formal y guionizado, casi como un robot.

Las personas que padecen esta enfermedad también pueden utilizar palabras o frases complejas, aunque no entiendan del todo su significado. eMedicineHealth.com añade que también pueden tener problemas para moderar “el volumen, la entonación, la inflexión, la velocidad y el ritmo del habla”. Y, cuando participan en conversaciones, puede que no sepan cuándo es su turno para hablar, lo que hace que interrumpan con frecuencia a los demás.

14. Hipersensibilidad sensorial

Algunas personas con Asperger también pueden presentar hipersensibilidad sensorial. Autism-Help.org explica que esto se debe a que “el sistema nervioso tiene dificultades para recibir, filtrar, organizar y hacer uso de la información sensorial”.

Como resultado, pueden experimentar sensibilidad o sobreestimulación cuando son expuestos a cosas como ruidos fuertes, luces brillantes y ciertas texturas o sabores. Además, la fuente dice que un niño con Asperger “también puede ser insensible a las sensaciones que sus padres encuentran desagradables, como un intenso calor, frío, o dolor”. Para un padre que no tiene el síndrome de Asperger, estas sensibilidades pueden ser difíciles de entender y pueden ser malinterpretadas como un mal comportamiento.

15. Dificultad para juzgar el espacio personal

Calibrar el espacio personal es otro de los retos a los que suelen enfrentarse las personas con Asperger. Por ejemplo, la Red Interactiva de Autismo (Interactive Autism Network) dice: “Pueden ubicarse demasiado cerca de los demás y caminar entre la gente que está hablando”.

También pueden ser muy sensibles a su propio espacio personal. Por ejemplo, tienden a necesitar más espacio que la persona promedio, y pueden mostrarse intolerantes si otros lo invaden (por ejemplo, si alguien se sienta demasiado cerca de ellos, choca con ellos o intenta abrazarlos).

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X