Trastornos de comportamiento y emocionales en los niños: Tipos comunes, síntomas y tratamientos

Al igual que los adultos, los niños son criaturas complicadas y pueden actuar de forma inusual. Sin embargo, en algún momento su comportamiento puede cruzar el territorio de los trastornos médicos diagnosticados, momento en el que puede ser razonable buscar algún consejo médico.

Algunos de estos trastornos pueden tratarse con medicamentos, asesoramiento o ambos. Es importante saber reconocer algunos de estos comportamientos para poder dar a su hijo las mejores oportunidades de éxito. He aquí 12 cosas que hay que saber sobre los trastornos conductuales y emocionales en los niños.

Definición de los trastornos de comportamiento infantil

Healthline explica que algunos expertos afirman que el término “trastorno” debe utilizarse con precaución en el caso de los niños de hasta 5 años de edad. Señala que los problemas de comportamiento en los años preescolares no significan necesariamente que vaya a haber problemas en el futuro.

Además, señala que las pruebas son limitadas en cuanto a que “los problemas de comportamiento son evidencia de un verdadero trastorno”. Por ejemplo, que un niño pequeño tenga una rabieta no equivale a un problema con la autoridad, y que un niño que se distraiga fácilmente en el jardín de infancia no es garantía de un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). No siempre es fácil distinguir el comportamiento normal del anormal durante esta etapa crucial del desarrollo.

Características comunes

Aunque los distintos problemas de comportamiento infantil conllevan diferentes signos y síntomas, pueden incluir ira e irritabilidad, comportamiento argumentativo y rencor, explica AboutKidsHealth.ca.

Estos trastornos también pueden caracterizarse por una agresividad inusualmente alta (hacia personas y animales), vandalismo, robo o mentira, o incumplimiento intencionado de las normas. Veamos con más detalle cada uno de los trastornos.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Healthline dice que el TDAH está clasificado como un trastorno de salud mental, que puede causar “niveles superiores a los normales de comportamientos hiperactivos e impulsivos”. El paciente también puede tener problemas para concentrarse en una sola tarea.

Los síntomas del TDAH incluyen problemas para concentrarse, permanecer sentado, olvidar responsabilidades o interrumpir a la gente cuando está hablando. En realidad, hay diferentes tipos de TDAH, según los comportamientos predominantes (falta de atención, impulsividad o ambos).

Trastorno de oposición desafiante (TOD)

Según KidsMentalHealth.org, el TOD es un “trastorno agotador” para toda la familia debido al comportamiento descontrolado. Sin embargo, según la fuente, el TOD es un comportamiento aprendido (por el entorno familiar y por factores hereditarios). En otras palabras, se puede desaprender.

Aunque no hay medicamentos específicos para el TOD, puede haber algunos aspectos de salud mental que coexisten con el TOD (por ejemplo, el TDAH y el TOD suelen coexistir), que pueden tratarse con medicamentos. El trastorno en sí puede corregirse con una “rutina estricta y consistente”, añade la fuente.

Trastorno del espectro autista (TEA)

La misma fuente afirma que los niños con TEA presentan síntomas evidentes desde el principio (en los dos primeros años de vida). El TEA afecta a la capacidad de la mente para procesar la información, pero aún no se entiende del todo.

Los niños con autismo pueden no ser capaces de reconocer las emociones de otras personas, ser no verbales o repetir frases. La soledad y el aislamiento social pueden ser efectos secundarios no deseados del autismo.

Trastornos de ansiedad

A menudo se piensa que la ansiedad es un problema más bien de adultos, pero puede afectar a cualquier persona a cualquier edad, señala Healthline. Además, es el trastorno emocional más común, añade.

Si bien es normal sentirse ansioso antes de actuar o estar en una situación desconocida, los que padecen un trastorno de ansiedad pueden sentirlo todo el tiempo, incluso cuando están en un entorno familiar. Hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad, pero los más comunes en los niños son el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), las fobias (incluida la fobia social) y otros.

Depresión

Puede resultar difícil imaginar que un niño pueda estar deprimido, pero la depresión infantil es muy real, según WebMD. Aunque algunos niños pueden tener episodios de tristeza, un estado de tristeza persistente es un signo revelador.

La depresión en los niños puede afectar a su rendimiento escolar, a sus relaciones sociales y a su vida familiar. Sin embargo, la fuente advierte que la depresión infantil a menudo se pasa por alto, porque se confunde con un comportamiento emocional normal asociado al desarrollo.

Trastorno Bipolar

También puede ser más difícil de diagnosticar en pacientes jóvenes (puede confundirse con el TDAH), pero a menudo se caracteriza por cambios extremos de humor. Su hijo puede tener un estado de ánimo anormalmente elevado durante un período de tiempo, conocido como episodio maníaco, y luego su estado de ánimo puede caer en la depresión.

“El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos normales por los que pasa todo niño”, explica el Instituto Nacional de Salud Mental. Es una “enfermedad cerebral grave” y puede afectar a los patrones de sueño del paciente, a su nivel de energía y a su capacidad de pensar con claridad. Puede alterar el aprendizaje y la vida familiar, e incluso hacer que los jóvenes se autolesionen.

Trastorno del lenguaje

Aquellos con un trastorno del lenguaje pueden tener problemas para expresar lo que intentan decir (un trastorno del lenguaje expresivo), tener problemas para entender lo que dicen los demás (un trastorno del lenguaje receptivo) o ambos.

El retraso en el desarrollo del lenguaje puede estar relacionado con problemas de audición, lesiones cerebrales, autismo o problemas de aprendizaje.

Trastornos de comportamiento

Se trata de un grupo de problemas de comportamiento y emocionales que suele comenzar en la infancia, señala Healthline. Los niños con un trastorno del comportamiento pueden ser difíciles de manejar, ya que pueden ser impulsivos y no consideran el impacto de sus acciones en otras personas.

Los trastornos de conducta pueden caracterizarse por la agresividad, el acoso, el engaño, el comportamiento destructivo, la violación de las normas, la mentira, el absentismo escolar y la actividad sexual precoz. Estos comportamientos pueden ser leves, moderados o graves y se han relacionado con daños en el lóbulo frontal del cerebro. Los factores ambientales, como el abuso o la pobreza, también pueden desempeñar un papel en los trastornos de conducta.

La conexión con los padres

Aunque el estilo de crianza no suele ser la causa de los problemas de comportamiento en la infancia, ser paciente con los hijos puede ayudar mucho, dice Healthline. “La empatía, una actitud cooperativa y un temperamento tranquilo son rasgos cruciales que los padres deben adoptar cuando su hijo tiene problemas”, dice la fuente.

Dice que hay que acudir a un profesional si el comportamiento de su hijo se vuelve perturbador, su escolaridad se ve afectada o actúa de forma violenta, “pero antes de apresurarse a diagnosticarlo o convertirse en una persona muy estricta, busque ayuda”, añade la fuente. También es importante asegurarse de que el niño sigue una dieta nutritiva, hace ejercicio con regularidad y duerme lo suficiente.

Buscar ayuda profesional o médica para su hijo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirman que es importante recibir un tratamiento temprano para estos trastornos. “El tratamiento es más eficaz si se ajusta a las necesidades del niño y la familia en concreto”, añade la fuente.

Para obtener un tratamiento, será necesario consultar con un profesional de la salud, y puede ser necesaria una evaluación exhaustiva por parte de un experto en salud mental para llegar a un diagnóstico. Los CDC afirman que un tratamiento eficaz para los niños más pequeños se dirige en realidad a sus cuidadores. La formación en terapia conductual para padres le ayuda a aprender a reforzar los vínculos con su hijo y a saber cómo responder a su comportamiento.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X