Crianza ESP

Siete maneras de mantener entretenido a su hijo mientras está ocupado

Como padres, hacemos lo imposible para compartir con ellos todo el tiempo que esté a nuestra disposición. Pero, a veces, necesitamos limpiar, cocinar, calcular los impuestos o hacer miles de cosas que implican concentración y tiempo a solas.

Esto se aplica tanto a una visita al centro comercial, al banco o a un día agitado en casa. Muchas veces, no nos queda otra opción que llevar a nuestros hijos, lo que significa tener que concentrarnos en dos tareas al mismo tiempo. No se preocupe, a continuación, le presento siete formas de mantener entretenidos a sus pequeños pedacitos de alegría (sin necesidad de que estén sentados frente al televisor durante horas)…

1. Enséñeles un poco de ‘arte con yogur’

La revista Parenting sugiere que deje jugar a su hijo con la comida. En realidad, es un poco más específico que eso. El artículo aconseja que elija distintos colores de yogur y que ponga en el suelo un papel encerado para que su pequeño se exprese y haga sus propias creaciones artísticas.

Lo positivo es que si el niño siente curiosidad por probar la “pintura” de sus dedos, no tendrá de qué preocuparse. Además, el yogur es mucho más fácil de lavar que otras alternativas no comestibles.

shutterstock_410904427

2. Deles libertad

Si dispone de un bello patio cerrado con la combinación perfecta entre sol y sombra, ¿por qué no le da a su pequeño una palita de plástico? A los niños les encanta cavar en la tierra, así que puede enseñarles a plantar semillas. De esta manera, no sólo despertará su curiosidad, sino que le ahorrará tiempo valioso.

La mejor parte es que su pequeño se maravillará al ver que todo lo que planta crece gracias a sus esfuerzos. También puede enseñarle a regar sus plantas…y, por qué no, ¡el resto del jardín! ¡Felicidad extrema! Sólo asegúrese de controlar al pequeño y evitar que se salga del área de juego. No se olvide de colocarle pantalla o protector solar y un buen sombrero de ala ancha.

shutterstock_285775793

3. Permítales participar en sus quehaceres

Si su pequeño tiene problemas para entretenerse a sí mismo, hay miles de tareas de lavandería en las que puede contribuir. BabyCenter sugiere que canalice toda esa energía acumulada en la realización de las tareas que todos los adultos detestan.

Dicho artículo sugiere que puede “hacer que las tareas hogareñas sean entretenidas para los pequeños” al permitirles, por ejemplo, sostener los broches para colgar la ropa. También puede enseñarles las distintas tareas de limpieza que existen para que lo ayuden a terminarlas. Si le toca preparar la cena, dicha fuente aconseja que deje que su pequeñín ponga el mantel y las servilletas sobre la mesa.

shutterstock_188325938

4. Permítales disfrazarse

Se habrá dado cuenta que su pequeño, en especial las niñas, tiene una gran fascinación con la ropa y los accesorios; ¿recuerda aquella vez que trató de caminar con sus zapatos talla 8? Bien, ¿entonces por qué no prepara algunos atuendos y accesorios (que no sean ajustados) y le permite combinar prendas?

La revista Canadian Living asegura que esta actividad es aconsejable para niños de más de 3 años. También le recuerda que algunas de sus artículos pueden romperse durante la hora de juego, así que procure no darle al niño la ropa nueva y costosa que usa para hacer ejercicio. Si bien el artículo no lo menciona, puede colocar un espejo cerca del niño para que pueda divertirse con su (falta de) sentido de la moda.

shutterstock_291187679

5. Construyan juntos un fuerte

A los niños les encanta pasar tiempo en sus propios espacios. Es lo que hace que los padres duerman en una tienda cuando disponen de una cama cómoda y calentita cerca.

Construir fuertes es una forma maravillosa de entretener a su pequeño, al mismo tiempo que le enseña a disfrutar de su propia compañía. Explíquele cómo construir un fuerte sólido con almohadones y otros elementos que no puedan dañarlo si se caen y dele algunos libros y juguetes para que pase el tiempo dentro de la construcción. Asegúrese de que esta tenga una abertura amplia por la que el niño pueda salir y entrar con facilidad y desde donde usted pueda controlar que todo esté en orden.

shutterstock_378868630

6. Deles imanes

Los imanes son geniales y, para un niño, son realmente fascinantes. ¿Cómo es posible que se peguen a los metales? Magia, por supuesto. Un sitio web llamado TeachingMama.org sugiere que le brinde una colección de imanes a su pequeño (las letras son una buena opción) y que les permita que los organicen como ellos quieran en el refrigerador.

Además, puede mostrarles cómo los imanes se pegan o se repelen entre sí…¡más magia todavía! Procure que su hijo tenga la madurez suficiente como para no intentar comérselos (por lo general, lo ideal es que sean mayores de 3 años) en lugar de colocarlos sobre el metal.

shutterstock_170515613

7. Los dispositivos electrónicos son el último recurso

Los expertos siguen debatiendo acerca de cuánto tiempo de exposición a los dispositivos electrónicos es apropiado y a qué edad es conveniente que los niños entren en contacto con la tecnología. En este contexto, nos referimos específicamente a tabletas digitales y a teléfonos inteligentes, no a programas de televisión.

Es fácil decir que prefiere que su pequeño no se entretenga con la tecnología, pero dígale eso a cualquier padre que deba viajar durante horas en automóvil o en avión con sus hijos. “Siempre y cuando haya un equilibrio saludable entre interacción y no interacción, está todo bien,” asegura un artículo de Today’s Parents acerca del uso de tabletas en niños pequeños. Recuerde que hay muchísimas aplicaciones “educativas” que le permiten a su pequeño aprender mientras juega.

shutterstock_381568831
X