Nutrición ESP

Siete desayunos prácticos y saludables para los más pequeños

Hoy en día el tiempo vale oro y cada vez es más común tener que comer algún bocadillo de pasada antes de salir de casa al trabajo o a la escuela porque no tenemos tiempo para preparar algo más consistente. Lo mismo ocurre con los niños– ya sea por miedo a que pierdan el autobús o a que lleguen tarde a la guardería– terminan comiendo productos artificiales y poco saludables.

Sin embargo, puede prevenir esta situación preparando menús fáciles y prácticos que aporten las vitaminas y minerales que los más pequeños necesitan para estar activos a lo largo del día. Recuerde que el desayuno es la comida más importante del día ¡por lo que saltearlo está fuera de discusión! A continuación, le presento siete opciones nutritivas de desayuno para que sus pequeños pedacitos de alegría estén fuertes y sanos en todo momento…

1. Manzana y mantequilla de almendra

Buzzfeed asegura que los sándwiches de manzana rellenos de mantequilla de almendra y granola son una gran opción de desayuno cuando el tiempo es acotado. Lo único que necesita es tener listas las rebanadas de manzana dentro del refrigerador, aunque tampoco es tanto trabajo ponerse a lavar y cortar una manzana fresca.

Reemplace el pan por rodajas de fruta y rellénelas con mantequilla de almendra y granola. Este snack es delicioso y nutritivo. Si está muy apurado, unte unas rodajas de manzana con mantequilla de almendras y disfrute. ¡Delicioso!

Apples and Butter

2. Tostadas con aguacate y huevo

Greatist, una fuente virtual, sugiere que unte un poco de aguacate en unas rodajas de pan de harina integral para empezar el día con un menú sabroso y nutritivo. Para obtener un plus de proteínas, coloque un huevo encima de cada tostada.

También puede cocinar un poco más los huevos para que estén más sólidos y colocarlos entre dos rodajas de pan, como si fuese un sándwich. Sin embargo, para algunos esto puede ser demasiado pesado para tan temprano en la mañana, por lo que un poco de aguacate en su tostada le resultará más liviano y fácil de digerir y le aportará grasas y ácidos saludables.

shutterstock_377628064

3. Avena con jarabe de arce

La revista Woman’s Day ha publicado esta receta, para la que necesitará una olla de cocción lenta, jarabe de arce y fruta. Si bien la idea es dar un mejor comienzo a la jornada de los más pequeños, tendrá que preparar este desayuno mientras los demás duermen.

No se preocupe–no tendrá que sacrificar horas de sueño. Coloque los ingredientes clave en la olla de cocción lenta y déjelos reposar toda la noche. Cuando se despierte en la mañana, lo único que deberá hacer es revolver el jarabe y los arándanos. ¡Listo! Esta opción les emocionará más a sus hijos que la avena de siempre.

baked-oatmeal_large

4. Parfait de desayuno

EatingWell nos recomienda esta opción saludable para ponernos en marcha temprano en la mañana. Es deliciosa y nutritiva y seguramente les encantará a niños y adultos por igual.

Según la receta, puede usar requesón o yogur común y agregarle pedacitos de piña, papaya o duraznos. Esto le aportará una dosis saludable de vitaminas a cambio de muy pocas calorías. Además, es un menú muy accesible y fácil de preparar.

shutterstock_166603595

5. Quesadillas de manzana

Suena bastante exótico, ¿no cree? En realidad, no lo es. La revista Parenting asegura que puede preparar una de estas en tan sólo 5 minutos; mucho menos de lo que tardan sus hijos en preparar sus mochilas para ir a la escuela.

Lo único que necesita es un poco de queso cheddar rallado, dos tortillas de harina y unas rodajas de manzana verde Granny Smith. Puede prepararlas en segundos dentro del microondas o darles un toque más crocante o crujiente en la sartén si dispone de un poco más de tiempo.

shutterstock_365193161

6. Casserole de tostadas francesas

Se equivoca si piensa que los casseroles pueden comerse sólo durante la cena. Health.com señala que puede darles un plus más saludable y saciente a las tostadas francesas con ayuda de esta receta simple y fácil.

Tan sólo con un par de ingredientes que muchos tienen en su cocina (como extracto de vainilla, azúcar negra y jarabe de maíz), podrá preparar esta delicia en cuestión de minutos. ¡No se alarme! Tarda unos 30 minutos en hornearse, más o menos lo mismo que dura un episodio de los dibujos animados de sus hijos.

shutterstock_113971018

7. Batido de frutas

Según la revista australiana Taste, es posible preparar un desayuno bebible igual de nutritivo que uno sólido. Un ejemplo claro es este sabroso licuado de banana y bayas, que les dará a sus hijos la energía que necesitan para estar activos todo el día.

Por supuesto que necesitará bananas, un mix de bayas congeladas, leche, yogur y miel. Un par de minutos serán más que suficientes para contar con un vaso lleno de vitaminas y minerales. La receta alcanza para dos porciones, por lo que podrá acompañar a su hijo con su licuado matutino preferido (por supuesto, después de una taza de café).

smoothie

Share This Article

X