Trabajo ESP

Ocho consejos para equilibrar la vida laboral y la familiar

La maternidad suele ser considerada uno de los trabajos más exigentes en términos de responsabilidades que cualquier mujer jamás pueda elegir. Sin embargo, las madres que deben dividir sus vidas entre el trabajo y la familia suelen vivir atrapadas en un círculo de culpa y estrés. Para algunas, quedarse en casa a cuidar a sus hijos no es una opción viable desde el punto de vista financiero. Para otras, continuar o seguir una carrera y ser padre es una decisión personal.

No hay forma correcta o incorrecta de hacer las cosas, pero es necesario que tanto las madres como la familia logren un equilibrio para satisfacer sus necesidades. Esto puede ser abrumador y hasta bastante difícil de lograr a diario. No se desespere, es posible conseguirlo. Echémosles un vistazo a los siguientes consejos para equilibrar la vida laboral con la familiar.

1. Elija bien el personal de atención para sus hijos

Una de las decisiones más importantes que puede tomar por sus hijos es elegir quién cuidará de ellos y a dónde se quedarán mientras usted esté en el trabajo. Esto no sólo implica mantenerlos felices, sino también hacer que sus mentes estén tranquilas. Una buena forma de iniciar el proceso es tomarse un tiempo para seleccionar el personal de atención, al igual que pedirles consejos a otros padres.

Intente mantenerse conectado con las niñeras/maestros de sus hijos para que pueda estar involucrado en el día a día de su pequeño, incluso cuando esté en la oficina. Intente formar un “equipo” con las personas que se harán cargo de sus hijos. No está permitido ponerse celosa si accidentalmente su pequeño le dice “mamá” a su maestra. Siéntase feliz porque se siente a gusto mientras trabaja. Usted es la única que realmente lleva el título de mamá, sin importar lo que ocurra.

Child's Caretaker

2. Olvídese de las culpas

No debe sentir culpa por seguir una carrera o trabajar fuera de casa mientras es madre a tiempo completo (digo tiempo completo porque no hay otra forma de hacerlo, por más que trabaje). ¡Es una mujer maravilla!

Sus hijos crecerán y aprenderán a apreciar lo mucho que mamá se esforzó por la familia, por más que a veces se quejen o la hagan sentir culpable. Reconocer cuánto se sacrifica por la familia la ayudará a apreciar el hecho de que puede con todo. ¡Tú puedes, mamá!

Child Counselling

3. Responsabilidades, responsabilidades y más responsabilidades

Las cosas comienzan a desmoronarse cuando el orden falla. No es fácil estar organizado todo el tiempo entre tantos horarios, visitas al médico, deportes, almuerzos, eventos familiares y demás. Sin embargo, es posible lograrlo.

Organizar su vida depende de cada familia. El objetivo es planear todo lo que pueda, así cuando la vida lo golpee (y sus hijos vomiten a las 2 de la mañana, por ejemplo), pueda solucionar todo con mayor tranquilidad. Tomarse el tiempo de diseñar una lista de objetivos y de comidas al comienzo de la semana le evitará la presión y el estrés de tener que lidiar con todo “en el momento”.

Kids Help in Kitchen

4. Diseñe un calendario familiar

Los niños suelen preguntarle millones de veces qué harán en el día y, con frecuencia, necesitan un esquema para sentirse menos estresados o excluidos de los planes. Un calendario familiar permite que todos estén conectados a diario y ayuda a que todo fluya sin tantos inconvenientes de por medio.

La clave es no pensar en esquemas definitivos. Explíqueles a sus hijos que sólo se trata de una guía para la semana/el mes, por lo que las cosas pueden modificarse de vez en cuando. De esta manera, acabará con los descuidos y sus hijos podrán recurrir al calendario cada vez que necesiten saber dónde están parados.

conception calendar

5. Prepárese para las prisas de la mañana la noche anterior

Las mañanas son el momento más caótico del día para cualquier madre, ya que todos necesitan llegar a sus guarderías/escuelas, ser alimentados, bañados y vestidos. Si ya es lo suficientemente difícil para usted sola, imagínese cuando tiene familia. Demasiada presión.

Facilíteles a todos las cosas y organice la noche anterior la rutina de la mañana. Algunos consejos útiles incluyen preparar el desayuno con anticipación (aunque esto sólo implique poner los platos sobre la mesa), cocinar los almuerzos, preparar la ropa que van a usar y dejar listas las mochilas de la escuela, los bolsos y las llaves de las puertas. Cuando las cosas se vuelven caóticas, es fácil perder el control. Preparar todo la noche anterior, mientras todos están acostados en sus camas, reduce el estrés y le permite empezar el día con el pie derecho.

Child School

6. Que los niños sean el foco en casa

Esta es la lucha máxima para muchas mamás que trabajan. Su teléfono no para de sonar con correos electrónicos del trabajo y usted inmediatamente quiere responder. A veces, no le queda opción. Sin embargo, hacer el esfuerzo de dejar que los niños y la familia vean que ellos son la prioridad en casa también es importante.

En lugar de permitir que su teléfono o computadora acaparen todo su tiempo en casa, trate de pasar tiempo con su familia, con algún que otro momento dedicado al trabajo. Los niños se sienten ignorados si ven que se la pasa revisando su teléfono. Así que comuníqueles con claridad que necesita trabajar y que volverá de inmediato. Esto les permitirá entender que necesita ese tiempo y que realmente regresará. Una alternativa es ponerse al día con sus quehaceres cuando los pequeños ya estén dormidos.

Parent - Reward Child

7. Tómese un tiempo para usted misma

Volvemos a la famosa “culpa” que todas las mamás sienten por tener que salir a trabajar y regresar a casa para ser padres. Con tantas responsabilidades, solemos dedicarnos muy poco tiempo. Sin embargo, las mamás también merecemos un poco de independencia y diversión.

Permítase salir una noche con amigas o cenar con su pareja y planee algo igual de divertido para los niños (este es el momento ideal para llamar a su niñera favorita). Entre el trabajo y los hijos, necesita refrescarse para seguir feliz y equilibrada. Dedicarse tiempo a una misma es súper importante.

Date

8. Comparta responsabilidades

Parte de ser padre implica brindarles a los hijos distintas herramientas que les sirvan para la vida. Así que no se sienta mal por delegarles algunas de sus responsabilidades. Ellos aprenderán de cada experiencia y hasta se sentirán motivados al tener una lista de quehaceres e incentivos para ahorrar dinero.

Los niños más pequeños no siempre pueden llevar a cabo una tarea por sí solos. Esta es la excusa perfecta para pasar tiempo con sus ellos e involucrarlos en las tareas hogareñas. Les tomará bastante completar una tarea simple (como cargar o descargar la ropa de la lavadora), pero lo harán con muchísimo entusiasmo. Piénselo de esta manera: pasará más tiempo con ellos y tendrá ordenada la casa. ¡Todos ganan!

shutterstock_188325938

X