Niños ESP

Juegos de niños que sirven de ejercicio para los adultos

Cuidar niños en constante movimiento, que corren incansablemente por ahí mientras van de juego en juego puede ser un poco agotador. ¿Cómo pueden tener tanta energía y divertirse tanto aun cuando ya no tienen aliento? Una de las razones es debido a lo divertidas que son sus actividades. ¡No les importa estar sin aliento y trabajar sus músculos y pulmones de esa manera cuando están jugando porque simplemente es divertido! Como adulto, puede que se encuentre atrapado en una rutina de ejercicios porque está aburrido de su rutina actual, porque no tiene la motivación para ejercitarse, o porque está demasiado cansado para molestarse. Pero hacer ejercicio con regularidad es vital para la salud y para prevenir la aparición de enfermedades graves a medida que envejecemos.

Afortunadamente, hay una solución — añada algunas de estas actividades de niños a su rutina de ejercicios ya que hará el doble de ejercicio o simplemente únase y juegue con sus niños.

1. Hula Hoop

Ah, el hula hoop. Probablemente tenga buenos recuerdos haciendo hula hoop durante horas, viendo quien podría durar por más tiempo. El hula hoop es uno de los juguetes más baratos para sus hijos que pueden doblar el ejercicio en los adultos. No se sorprenda si falla completamente la primera vez que lo intenta — quizás recuerde que era fácil y hasta puede parecer fácil, pero es una gran reto volver a practicarlo. Sin embargo, trate de adoptarlo de nuevo ya que puede proporcionarle un gran entrenamiento cardiovascular y comprometer los músculos de su torso. Este ejercicio se centra en los músculos del torso profundo (abdominales y espalda baja), lo que significa que lo ayudará a eliminar grasa de la cintura y a mantener su corazón saludable.

2. Rayuela

Seguramente recuerda esos momentos en los que hacía rayuelas con la longitud de toda una calle. A medida que fue creciendo, probablemente esto se fue haciendo cada vez más difícil – más combinaciones para saltar sobre un pie, extender las piernas cuando había que poner los dos pies en el piso y así sucesivamente. Como adulto, jugar a la rayuela puede ser un ejercicio efectivo y divertido.

Le ayudará a trabajar su corazón, le brindará un tipo de ejercicio cardiovascular muy necesario y le proporcionará estabilidad y equilibrio. Si cree que se sentirá un poco avergonzado al hacer su propia rayuela — especialmente si no tiene hijos – no necesita la tiza para guiarse. Puede pretender que está saltando en una rayuela y alternar los pasos y los saltos.

3. Saltar la cuerda

Saltar es un ejercicio cardiovascular fantástico del cual los adultos pueden beneficiarse al añadirlo a su entrenamiento. Esta es otra actividad de niños que probablemente recordará como algo fácil, pero puede tomar un tiempo volver a obtener la resistencia para saltar la cuerda durante un largo periodo. Una vez que llegue al punto en el que es capaz de saltar durante 5 ó 10 minutos, pruebe desafiarse con una rutina de saltos.

Una rutina vigorosa puede implicar mover la cuerda muy rápido para que dé la vuelta dos veces antes de lo que sus pies pisan el suelo de nuevo. O hágalo parte de un curso de entrenamiento de intervalos y salte muy rápido cuando esté en esta estación.

4. Saltos de tijeras

¿Recuerda cuando era un niño y solía hacer cosas aleatoriamente como saltar durante el medio tiempo del juego? Parece que cuando somos niños no pensamos en lo cansados que estamos y hacemos lo que nos apetece. A medida que envejecemos, cualquier cosa que trabaje los músculos o el corazón se considera ejercicio y si no tiene motivación natural (algunos gurúes del ejercicio si la tienen), puede ser difícil convencerse a sí mismo de hacer ejercicio.

Sin embargo, no deje que esto le impida ejercitarse. Los saltos de tijera son frecuentemente usados en el entrenamiento de circuito o boot camp y son una actividad ideal para los niños que también sirve de ejercicio para los adultos. Fortalecerá los principales grupos musculares, quemará grasa más rápido y mejorará su salud cardiovascular.

5. Carrera de obstáculos

A los niños les encantan las carreras de obstáculos — tanto crear el curso como recorrerlo una y otra vez. Ellos utilizan todo lo que pueden encontrar a sus alrededores; saltan sobre sofás y se arrastran por debajo de las mesas — ¡y es una carrera hasta el final! Los cursos de obstáculos proporcionan un entrenamiento total del cuerpo, así que no es de sorprenderse por qué este estilo de carrera está tan de moda en estos días.

Desde carrera de zombis hasta empantanadas (estilo militar de carrera de obstáculos), las carreras de obstáculos prueban su fuerza y su resistencia, así como su salud mental. Se requiere de impulso y de determinación para empujar su cuerpo al límite. Simplemente, los cursos de obstáculos son agotadores. Estas carreras están bastante de moda y tomar parte en una de ellas mejorará y probará todos los aspectos de su salud.

6. Trampolín

Como adulto, puede que observe con nostalgia el trampolín mientras sus hijos ríen y saltan en él. Pero, ¿qué le impide unírseles a ellos? Ya sea que tenga acceso a un trampolín grande, a uno al aire libre o a uno pequeño que se pueda utilizar en el interior de su casa, saltar en un trampolín es un gran entrenamiento. Trabajará su corazón, mejorará su resistencia y construirá algunos músculos bastante envidiables.

Trate de saltar de formas diferentes, como alternando los pies de manera tal que utilice sólo uno por vez: luego levante las rodillas muy alto cuando utilice los dos. Añada también algunos movimientos de brazos y giros para aumentar el reto y usar más músculos. Esta actividad para niños es divertida y es el ejercicio perfecto para los adultos.

7. Nadar bajo el agua

Los niños pueden ser muy valientes. Intentan casi cualquier cosa y se esfuerzan mientras lo hacen. A menudo, no se dan cuenta que están poniendo a prueba y fortaleciendo sus cuerpos — lo hacen por diversión y, a veces, para competir. Cuando se trata de nadar, un juego muy común en los niños es aguantar la respiración bajo el agua para ver quién puede hacerlo por más tiempo.

Sin embargo, el verdadero desafío es ver quién puede nadar más lejos bajo el agua. También usan juguetes de piscina especiales que se hunden en el fondo de la misma y la persona que más recoja es la que más puntos gana. Este es un muy buen ejercicio, ¡así que haga algo de buceo! Sólo asegúrese de estar a salvo y de no esforzarse demasiado cuando aguanta la respiración.

8. Dash races

Las escuelas suelen tener días de correr en la pista y el campo donde los niños compiten y hacen una gran cantidad de actividades diferentes, desde saltos altos y largos, hasta carreras de 50 metros y de relevos. Muchas de estas actividades podrían duplicar la cantidad de ejercicio en los adultos y uno de los mejores ejercicios para incluir en su entrenamiento son los dashes — corridas cortas pero rápidas.

Los niños hacen esto todo el tiempo fuera de la escuela, cuando se persiguen, al correr para salir al recreo y así sucesivamente. Incorpore 30 segundos de carreritas a toda velocidad en su entrenamiento (aproximadamente 5-10 con 2 ó 3 minutos de descanso entre series) y coseche los beneficios de quemar grasa, obtener masa muscular y mejorar su resistencia y salud cardiovascular.

9. Fiestas de baile

¿Ha visto alguna vez un grupo de niños al comenzar a bailar cuando ponen una canción? Esta es una actividad común que pone a los niños en movimiento – ¡y los hace morir de risa! Entonces, ¿qué le impide llegar a una fiesta de baile por más que sea adulto? Bailar es una excelente forma de ejercicio.

Además de esto, hace que la sangre bombee y pone a funcionar el corazón; bailar de manera libre puede comprometer toneladas de músculos, más que un montón de otros entrenamientos cardiovasculares. Así que la próxima vez que escuche su canción favorita, no tenga miedo de subirle volumen y de dejarse llevar. Obtendrá un buen ejercicio y probablemente se sentirá un poco mareado después.

10. Carreras de carretilla

Cada evento familiar se pone mucho más intenso cuando se practican algunos juegos amistosos al aire libre. Las carreras de carretilla, las caminatas de cangrejo y demás juegos infantiles familiares pueden darles bastante entrenamiento a los adultos. Especialmente en las carreras de carretilla, sentirá cómo quema calorías ya sea que le toque ser la carretilla o la persona que la empuja.

Se necesitan equipos de 2 para hacer este tipo de carreras. Un compañero de equipo se para sobre sus manos y rodillas, mientras que el otro se pone de pie detrás y agarra sus piernas. Al trabar las piernas de sus compañeros a los lados, la carretilla mueve sus manos para caminar mientras su compañero corre detrás de ellos. Este es un divertido juego de niños para realizar en las reuniones familiares y duplica la cantidad de ejercicio en los adultos.

Share This Article

X