15 alimentos que nunca deberías darle a tu perro

¿Quién puede resistirse a esos grandes y adorables ojos de cachorro que te miran y te piden un regalo? Es común en la mayoría de los hogares con mascotas que les escabullimos un poco de nuestra comida solo para hacerlos felices, o sino… se sirven de la mesa, del basurero o del piso. La parte aterradora es que, a veces, les damos de comer algo dañino, sin siquiera darnos cuenta. Justo esta semana, experimenté esto de primera mano con un incidente horrible con mi propio perro cuando ingiere alimentos que no debía. Terminó siendo un viaje apresurado a emergencias en la veterinaria, dos días en el hospital y, afortunadamente, un final feliz en el que pudimos llevarlo a casa. Lo que aprendí de esto es que, si bien los alimentos que comemos pueden ser seguros para nosotros, pueden ser terriblemente venenosos para un perro. No solo estás viendo una barriga enferma, a veces estás viendo la pérdida de una mascota que sucumbe a una enfermedad inducida por los alimentos. Así que ahora escribo con mucha pasión sobre el tema, con la esperanza de que cuanto mayor sea la consciencia sobre estos alimentos inseguros para las mascotas, más familias felices podrán evitar accidentes de pesadilla. Si bien podemos sentirnos tentados por esos ojos de cachorrito para compartir las sobras de nuestra mesa, ¡debemos ser conscientes de lo que podría estar causando daño sin siquiera saberlo! Por favor, siéntete libre de compartir este artículo con tus amigos amantes de los perros también. Nunca se sabe, puede que salves una vida que mueve la colita.

15. Aguacates o paltas

El aguacate es prácticamente un alimento básico y común en la mayoría de los hogares, es un poco impactante pensar que una palta mantecosa y suave sea tóxica para tu amigo peludo, Sin embargo, los aguacates contienen una sustancia llamada persina. Cuando los perros comen aguacate, puede provocarles vómitos y diarrea. Sin mencionar la pepa gigante en el corazón de las paltas, un peligro mortal de asfixia para tu mascota.

14. Café

No es raro que tu perro salte con sus patas delanteras sobre la mesa de centro y tome algunos sorbos de tu café de la mañana. Si bien esto es tóxico para ellos, es probable que no sea suficiente para causar daños mayores.

Sin embargo, si tu perro ingiere grandes porciones de cafeína, dependiendo de la ingesta y de su peso corporal, puede causar la muerte. Otra fuente mortal de cafeína son algunas variedades de pastillas para adelgazar. Si tu perro se encuentra y se come un par de ellas, también pueden provocar una emergencia médica muy grave.

13. Corazones de manzana

Si tienes niños en casa, sabes de primera mano cuán común es dejar de lado a los corazones de manzana, y si un cachorro ansioso está buscando un bocadillo y toma uno, es posible que tengas problemas.

Verás, las semillas de la manzana son bastante tóxicas para los perros ya que contienen cianuro. Si bien un incidente puede no ser un problema, con el tiempo y la ingesta repetida de semillas de manzana pueden provocar problemas médicos más graves en tu mascota.

12. Patatas crudas

Las patatas son verduras de solanáceas y contienen algo llamado solanina que es tóxico para los perros. Entonces, cuando estés pelando y cortando patatas en el mostrador, resiste darle un pedazo a tu perro que probablemente esté a tus pies, mirandote con anticipación.

Sin embargo, hay una escapatoria para las papas, ¡y esta es cocinarlas! En el proceso de hervirlas o asarlas, el calor disminuye la mayor parte de la solanina en las patatas, lo que las convierte en una buena opción (pero igual intenta evitar que se las den de comer a tu amigo que para en el piso).

11. Uvas y pasas

Esto es un poco más conocido, pero es importante porque el hecho es que a los perros les encanta. Si bien no se sabe del todo por qué las uvas y las pasas son tan tóxicas para los perros, lo que sí sabemos es que son tan tóxicas que los resultados de comerlas pueden ser fatales.

Las uvas y las pasas también son muy populares entre los niños. ¿Y qué es lo que normalmente hacen los niños? alimentan al perro. Esta es una gran oportunidad para conversar con tus hijos y hacerles saber que estos alimentos son realmente peligrosos para tu querida mascota. Además, ten cuidado con los paquetes de pañales y los bolsos que pueden estar almacenando paquetes de pasas para bocadillos antes de que tu cachorro las busque.

10. Frutas con pepa

Hay una gran variedad de frutas con pepas desde duraznos, aguacates, uvas y cerezas. Si bien algunas de estas son tóxicas para los perros, no es exactamente ahí donde radica la preocupación.

Las pepas en sí mismas pueden crear estragos en el sistema digestivo de un perro. El problema con eso es que a menudo no sabrás que hay un problema hasta más adelante, por así decirlo. Los perros no pueden quejarse cuando tienen dolor de barriga y, antes de que te des cuenta, es posible que lleves a tu perro a emergencias opr un bloqueo, lo que puede llevar a cirugía y facturas costosas en el veterinario.

9. Chocolate

Tal vez nuevamente uno de los alimentos más conocidos como tóxico para los perros, todavía vale la pena recordarlo, porque es complejo. Pequeñas cantidades de chocolate no deberían ser motivo de pánico, pero es posible que le causen malestar estomacal a tu perro.

Con cantidades más grandes, la teobromina en el chocolate puede provocar temblores, convulsiones, hemorragias internas e incluso ataques al corazón. Si tu perro ha ingerido un poco de chocolate, debes estar atento a la hiperactividad severa que puede ser el primer signo de envenena por teobromina. Una alternativa al chocolate que es segura para los perros si buscas darles un regalo casero, ¡es la algarroba!

8. Nueces, Pecanas, Almendras, Nueces de Macadamia y Pistachos

Tener nueces en esta lista es relativamente sorprendente, ya que todos sabemos que los perros y la mantequilla de maní van de la mano como ninguno, entonces, ¿por qué algunas nueces les hacen bien y otras no?

Bueno, la respuesta no es del todo conocida. Lo que sí se sabe es que estos frutos secos, quizás debido a su contenido graso cuando los perros los consumen, provocan que su digestión se altera, causando vómitos, diarrea y depresión. Qué triste.

7. Alcohol

La regla general que la mayoría conoce, pero en caso vale la pena repetir, es no darle alcohol a tus perros. El hígado de los perros no tiene la capacidad para filtrar adecuadamente el alcohol, lo que hace que tenga un efecto venenoso de manera rápida.

Si bien a los perros les gusta especialmente la cerveza y puede ser divertido darles un sorbo, ten cuidado porque los resultados podrían ser mortales si toman demasiado. Además, las bebidas alcohólicas a menudo se dejan en las mesas del centro, demasiado cerca y al alcance de los perros ansiosos. Algo a tener en cuenta en tu próximo evento.

6. Ajo y Cebollas

Hay una especie completa de plantas llamadas Allium, y las plantas Allium pueden tener un impacto dañino en los glóbulos rojos de tu perro. Con el tiempo, esto podría provocar anemia en tu amada mascota.

A menudo, pequeñas cantidades de ajo y cebolla se encuentran en la comida para mascotas, y eso está bien. Sin embargo, si tu perro consume más de una pequeña y sabrosa dosis, es posible que tengas problemas. Incluso si estás cortando la cebolla con los ojos llenos de lágrimas, ten cuidado de dejar trozos cortados en el piso.

5. Maíz en la mazorca

¿A cuántas barbacoas has asistido donde la gente les tira las mazorcas de maíz a los perros para que las mastiquen un rato? no es algo poco común.

Sin embargo, es increíblemente peligroso. Las mazorcas de maíz pueden causar una obstrucción intestinal a tu perro que puede ser fatal. Si has notado que tu perro está letárgico, vomitando, agitado o algo similar, y sospechas que puede haber ingerido una mazorca de maíz, comunícate con tu veterinario de inmediato.

4. Queso azul

¡A los perros les encanta el queso! En las tiendas de mascotas, encontrarás queso en huesos, golosinas y comida. Entonces, ¿por qué el queso azul está en esta lista? Este puede ser un caso de extremismo, y si tu perro consumió un poco, es probable que esté limpio. El problema es que no siempre es seguro, y es mejor prevenir que lamentar.

El queso azul cuando está demasiado maduro puede producir algo llamado roquefortina, que es tóxico para los perros. Tan tóxico que puede llevar a la muerte. Si no estás seguro de si el queso es tóxico o no, simplemente monitorea a tu perro para detectar cualquier reacción adversa y estate atento para llevarlo al veterinario si es necesario.

3. Masa de levadura

A veces cuando estás horneando, puedes ser culpable de arrojar pequeños trozos de masa a tu perro para que la disfrute. O tal vez, te sobró algo y lo tiras a un contenedor de basura abierto.

Cuidado, porque la masa de levadura es muy peligrosa para los perros. ¿Por qué? simplemente porque a medida que la levadura se expande con el calor, también  lo hará en el estómago de tu perro, lo que puede generar hinchazón y potencialmente, una torcedura intestinal, causando una lesión potencialmente mortal.

2. Tomates

Al igual que las patatas, los tomates son una fruta de solanáceas, que produce un elemento tóxico para los perros llamado solanina. Esto está particularmente presente en los tomates verdes sin madurar y debe mantenerse fuera del alcance de las mascotas.

¡Los tomates son riesgosos en especial, ya que muchos de nosotros los cultivamos en nuestros jardines! Los perros están afuera y se meten en cualquier cosa, incluso les puede gustar la generosidad de tu jardín. Si es posible, trata de mantener una barrera entre tu jardín de tomates y tu mascota.

1. Goma de mascar y Endulzante Xilitol

No, no es posible lanzar un paquete de goma de mascar a tu perro para refrescar su aliento. Dicho esto, la goma de mascar a menudo se encuentra en bolsos donde los perros cavan sus narices y también se suele dejar en mesas y lugares para tomarla fácilmente. Si los perros pueden alcanzar el paquete, es probable que lo hagan.

Eso es exactamente lo que sucedió en nuestra casa cuando mi perro agarró un paquete de goma de mascar (endulzada con xilitol) y se comió toda la bolsa. Llegamos a casa con un cachorro casi en coma que pasó los siguientes dos días en el hospital recuperándose de su caída de azúcar en sangre y tratado por una posible insuficiencia hepática. Después de esta experiencia, conocí a varios otros que pasaron por la misma experiencia aterradora y, lamentablemente, no todos tuvieron el final feliz que nosotros tuvimos. Mantén las carteras en alto y la goma de mascar fuera del alcance, confía en mí. Si a tu perro le encanta la mantequilla de maní, lee las etiquetas antes de dársela: ¡el xilitol es un edulcorante que también se usa en muchas mantequillas de nueces!

Reflexiones finales

Sabemos que estar en una casa con un perro que no puede comunicarse bien, a veces puede ser un juego de adivinanzas. Los miembros de la familia, especialmente los niños, pueden no ser conscientes de los riesgos de dejar alimentos peligrosos sin saberlo o incluso de dárselos directamente al perro de la familia que puede estar mendigando por un bocado.

Por lo tanto, para ayudar a prevenir un problema de salud (o algo peor) en tu hogar, te proporcionamos una INFOGRAFÍA DE DESCARGA GRATUITA para que imprimas, pegues en el refrigerador, enmarques o simplemente compartas con tus amigos. Estos recordatorios y consejos podrían salvar la vida de tu amada mascota.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X