¿Vejiga Hiperactiva? Aquí Indicamos los 8 Alimentos y Bebidas que Debe Evitar

La vejiga hiperactiva, o OAB por sus siglas en inglés, es un problema que afecta a millones de personas en Norteamérica – hasta el 30 por ciento de los hombres y el 40 por ciento de las mujeres, según Urology Care Foundation. Generalmente impacta a las personas conforme van envejeciendo, y la condición se intensifica si existe un historial familiar de problemas con la vejiga. Obviamente, si se consumen muchos líquidos – digamos, realiza ejercicio casi todos los días y bebe mucha agua – se podría encontrar orinando frecuentemente.

Pero existen una cantidad de alimentos que pueden hacer más prevalente este problema. Si se encuentra visitando el baño en la madrugada, tal vez sea momento de evitar algunos de los alimentos y bebidas de nuestra lista a continuación.

1. Frutas Cítricas

A la gente les encanta la fruta cítrica, y con justa razón – las frutas como las naranjas, mandarinas, y toronjas son dulces y deliciosas, y saben deliciosas por sí mismas o al agregarlas en smoothies y ensaladas. Además, la fruta cítrica contiene mucha vitamina C, que puede ayudar a nuestro sistema inmune funcionando tal y como debe – algo particularmente importante durante los largos meses de invierno cuando la gente pasa bastante tiempo dentro y en compañía de otras personas.

Pero consumir mucha fruta cítrica puede tener sus desventajas, especialmente si se encuentra haciendo visitas frecuentes al baño. El motivo de esto son los compuestos que contiene la fruta cítrica que activan a la vejiga, y esto hace que uno piense que necesita usar el baño aún cuando no es el caso. El problema es la acidez de la fruta cítrica, así que si padece de una vejiga hiperactiva, considere reemplazar las naranjas y toronjas con bayas o plátanos.

2. Chocolate

El chocolate es uno de los alimentos populares en todo el mundo, y con justa razón – es delicioso, ya sea al consumirse directamente del empaque o en repostería horneada como galletas o pasteles. Pero al menos que sea chocolate oscuro – que tiende a tener menos azúcar y puede ayudar a prevenir una variedad de afecciones, incluyendo enfermedades del corazón y el cáncer – es difícil considerar que sea sano.

De hecho, el chocolate puede ser un obstáculo para controlar a una vejiga hiperactiva. Es debido a que la mayoría de los chocolates contienen cafeína, una sustancia adictiva que puede irritar a la vejiga, forzando a que la persona visite el baño más de lo necesario. El chocolate oscuro también puede dificultar esto, puesto que contiene más cafeína que el chocolate de leche.

3. Café

Esta bebida es bastante obvia – a menos que sea descafeinado, el café puede contener bastante cafeína, una sustancia adictiva, que tiende a irritar a la vejiga y forza a que la gente utilice más frecuentemente el baño. Solo algunas tazas al día pueden tener un impacto significativo en la cantidad de veces que se use el baño, a menos que se consuma una variedad sin cafeína.

Si se es fan de las bebidas calientes, existen otras alternativas, empezando por el té verde. Se debe tomar en cuenta que muchas otras variedades de te, incluyendo el te negro, contienen bastante cafeina y puede que no exista gran diferencia entre la experiencia que se  puede tener al beber café. Si el té verde no es lo suyo, existen muchos tés frutales y de menta que pudieran gustarle.

4. Alimentos Picantes

Visite cualquier restaurante y seguramente encontrará por lo menos algunos platillos en el menú que sean “picantes”, ya sean las alitas de pollo “suicidas”, el chili de cinco-alarmas, o el curry vindaloo. Mucha gente se decide por estos alimentos picantes por muchas razones: tal vez quieren presumir su alta tolerancia por alimentos picantes o tal vez genuinamente disfrutan del sabor de los alimentos picantes. También cabe mencionar que los alimentos picantes tienden a ayudar a que uno se sienta satisfecho por más tiempo.

Pero los alimentos picantes también pueden presentar una cantidad de problemas para la salud, incluyendo el reflujo ácido, malestar estomacal, y la diarrea. Además, este tipo de alimentos pueden irritar a la vejiga significativamente, resultando en visitas al baño más frecuentemente que lo normal. Los alimentos picantes específicamente pueden causar que el recubrimiento del estómago se inflame, y por ende una sensación de que se necesita ir al baño. Si padece de una vejiga hiperactiva, considere limitar su consumo de alimentos picantes.

5. Alimentos y Bebidas con Azúcar

Todos sabemos que la azúcar puede ser peligrosa: ya sea por el daño que le causa a los dientes, o causar aumento de peso, o resultar en un diagnóstico de diabetes tipo 2, existen muchos motivos por el cual debemos limitar el consumo de azúcar. Pero es imposible ignorar que muchos de nuestros alimentos favoritos – especialmente los populares postres – contienen mucha azúcar.

Y hay un motivo aún más grande por el cual se debe evitar el azúcar si se padece de una vejiga hiperactiva. Es por esto que muchos urólogos – o doctores que se especializan en el funcionamiento de la vejiga y el tracto urinario – creen que el consumo excesivo de azúcar puede impactar negativamente a la vejiga, y por ende resultando en que una persona tenga que visitar más frecuentemente el baño. Si es muy difícil evitar, considere el uso de Stevia, un endulzante natural que no debe causar problemas en la vejiga.

6. Alimentos a Base de Tomate

Es difícil imaginar que los productos a base de tomate como la salsa para espagueti o pizza tengan un efecto negativo en el funcionamiento de la vejiga humana, pero la acidez en los tomates puede presentar serios problemas para la gente con una vejiga hiperactiva.

No todos los individuos con una vejiga hiperactiva tendrán problemas con los tomates, que no son tan ácidos como las frutas cítricas. Pero el tomate puede causar problemas, especialmente si se combinan con especies para preparar salsa para tacos. Si le resulta muy problemática la vejiga hiperactiva, intente reducir su consumo de tomate.

7. Alcohol

El beber cualquier bebida en exceso puede resultar problemático para la gente con una vejiga hiperactiva, pero las bebidas alcohólicas son especialmente problemáticas. Es debido a que el alcohol puede impactar la actividad cerebral de manera significativa, y tentativamente indicando a la vejiga que es hora de ir al baño, aunque este no sea realmente el caso. Obviamente, si se bebe en exceso – por ejemplo, si una persona consume un seis de cervezas o una botella de vino – las visitas al baño serán más frecuentes, si o si.

Existen muchas razones por las cuales uno debe reducir el consumo de alcohol, y la vejiga hiperactiva es solo una de ellas. Es importante mencionar que el consumo excesivo de alcohol puede incrementar el riesgo de desarrollar una variedad de problemas de salud, desde afecciones del hígado hasta la diabetes.

8. Bebidas Energizantes

Las bebidas formuladas para incrementar el nivel de energía casi siempre dependen de la cafeína para cumplir con sus promesas al consumidor, así que uno no debe asumir que estas pueden sustituir bebidas como el té o café. Además, estas bebidas generalmente contienen mucha azúcar, que también puede irritar a la vejiga y por ende resulta en más visitas al baño.

Si no son tan fuertes los problemas con la vejiga hiperactiva, se puede intentar reemplazar las bebidas cafeinadas con agua. El beber agua puede ayudar a hidratarnos y a darnos un aumento de energía; también puede ayudar a aguantar sesiones intensas de ejercicio. Mejor aún, dormir bien resulta en beber menos excesivamente, independientemente de que las bebidas sean cafeinadas o no.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X