Gluten ESP

¡Sorpresa!: Diez alimentos que en realidad sí contienen gluten

La tendencia libre de gluten continúa sumando adeptos; lo más sorprendente de todo es que muchos de ellos la adoptan como un modo de vida y no necesariamente por algún problema de salud en particular. En general, dejar de lado el gluten es más una elección personal que un requisito aunque, en el caso de los celiacos y de los que padecen algún tipo severo de intolerancia, consumir ciertos productos por error puede ser muy perjudicial para la salud. Por esta razón, es importante saber qué comer y qué no, ya que muchos productos que se comercializan en el mercado pueden contener pequeñas cantidades ocultas de gluten entre sus ingredientes.

A continuación, le presento diez alimentos que podrían no ser aptos para celiacos…

1. Goma de mascar

A simple vista, la goma de mascar parece inofensiva y es probable que en más de una ocasión se haya llevado un pedazo a la boca sin siquiera haberlo pensado antes. Sin embargo, este puede ser un terrible error. Por si no lo sabía, algunos fabricantes utilizan polvos que contienen gluten para evitar que el producto se adhiera al envoltorio.

Le recomiendo que lea detenidamente la lista de ingredientes antes de comprar un paquete de su goma de mascar preferida a fines de detectar la presencia de trigo, cebada u otros granos. Una vez que haya concluido su búsqueda y que haya encontrado una marca libre de gluten, trate de comprar siempre la misma para asegurarse de que no correrá riesgos cada vez que quiera refrescar su aliento.

Gum

2. Avena

La avena es una alternativa popular para aquellos que siguen dietas restrictivas, ya que, por naturaleza, no contiene gluten. No obstante, algunas de las marcas que se comercializan en los supermercados podrían haberse contaminado con trigo por accidente de dos maneras: porque la plantación de avena estaba cerca de la de trigo, centeno o cebada o porque la avena fue almacenada en lugares que alguna vez tuvieron granos con gluten.

De todos modos, muchos expertos sostienen que si en el envase se detalla que el producto es 100% libre de gluten, no hay nada de qué preocuparse. Sin embargo, si ordena algún menú con avena en un restaurante, lo mejor es corroborar con los cocineros que la que hayan utilizado sea apta para celiacos.

Oats

3. Condimentos para ensaladas

Es probable que no se le haya cruzado por la cabeza que los condimentos para ensaladas podían contener gluten, así que lamento ser yo quien le dé la mala noticia. Esto se debe a que muchos fabricantes utilizan ingredientes espesadores y estabilizadores a base de gluten.

Por fortuna, muchas marcas populares elaboran condimentos exclusivamente libres de gluten y, a diferencia del pasado, esto se detalla en las etiquetas. De todos modos, para estar seguro y no llevarse sorpresas indeseadas, tómese su tiempo para repasar la lista de ingredientes antes de preparar su ensalada césar.

shutterstock_114747295

4. Café saborizado

Atrás quedaron los días en que el café era una simple infusión de color marrón oscuro; hoy en día, las opciones parecen no tener fin. Hay tantas formas de personalizar las bebidas que es casi imposible no encontrar una que le agrade. Si bien el café tradicional no contiene gluten porque está hecho a base de granos y agua, no podemos decir lo mismo de las demás alternativas.

Algunos cafés instantáneos pueden resultar muy dañinos para el organismo de los celiacos y las personas con intolerancias. Las cremas, las salsas, los chips y las chispas suelen contener gluten; además, las máquinas que se usan para preparar las infusiones muchas veces quedan con restos de dichos ingredientes y en muy pocas ocasiones se limpian entre medio de cada pedido. Por esta razón, no podrá saber si el producto es apto para su consumo a menos que consulte al vendedor.

coffee

5. Sushi

Arroz, pescado, vegetales y algas; a simple vista, todos estos ingredientes parecen inofensivos. Sin embargo, si investiga un poco más, lo más probable es que cambie de opinión. Tradicionalmente, el arroz para sushi se prepara con vinagre de arroz, aunque algunos restaurantes prefieren usar vinagres hechos a base de productos con gluten.

Otro inconveniente con el sushi es que muchos cocineros le agregan salsa de soja al arroz para darle sabor antes de colocarlo dentro de cada pieza. Dicha salsa no es apta para celiacos, a menos que la etiqueta del envase indique lo contrario. Así que antes de llevarse una terrible sorpresa, asegúrese de hablar con el equipo de cocina para evitar comer algo que le pueda hacer daño.

Sushi

6. Pan de maíz

El maíz es el sustituto del trigo por excelencia para las personas que siguen una dieta libre de gluten y se utiliza para preparar todo tipo de productos como pastas, tortillas y panes. A simple vista, el tradicional complemento de las barbacoas sureñas puede parecer inofensivo pero yo lo pensaría dos veces antes de consumirlo.

Muchas recetas de pan de maíz contienen mucho más que harina de maíz; a veces se suele agregar trigo para que la masa adquiera una textura más suave y esponjosa. Si está en algún restaurante, siempre asegúrese de preguntar si el pan de maíz contiene gluten. Si está en su casa, puede preparar una versión casera y omitir cualquier ingrediente que pueda hacerle daño. Hoy en día hasta puede conseguir en el supermercado un polvo para preparar pan de maíz exclusivamente diseñado para personas con intolerancia al gluten.

shutterstock_373077340

7. Papas fritas saborizadas

Las papas son otro alimento a base de almidón que, por lo general, suele formar parte del repertorio de las personas que no consumen gluten. Aparentemente, no hay razón para que deje de comer su bocadillo preferido mientras disfruta de una maratón de su serie favorita. Sin embargo, cuando comenzamos a investigar más sobre las variedades saborizadas, el panorama cambia por completo.

Esto se debe a que muchos de esos polvos que se utilizan para saborizar las papas tradicionales contienen ingredientes a base de gluten, como harina de cebada malteada y proteínas de gluten de trigo. Incluso algunas papas fritas de sabor tradicional pueden ser peligrosas, debido a que pudieron haberse contaminado con gluten durante el proceso de elaboración. Para estar seguro, no deje de leer las etiquetas cada vez que vaya de compras. Recuerde que es mejor prevenir que curar.

chips

8. Sopas enlatadas

Si bien los caldos tradicionales no contienen ciertos ingredientes obvios como la pasta o el arroz, es probable que el gluten se haya escabullido en su tazón por accidente. Muchas sopas enlatas o que se sirven en restaurantes se preparan con ingredientes tales como espesadores, al igual que muchas salsas.

Por fortuna, muchos fabricantes usan fécula de maíz o harina de arroz como agente engrosador a fines de que sus productos sean libres de gluten. Otra alternativa interesante es preparar sopa casera. Es fácil, le permite poner a prueba su creatividad y puede omitir todo tipo de ingredientes dañinos. Algunos cocineros recomiendan agregar papa a la receta para que el menú tenga más consistencia.

can soup

9. Omelet o tortilla de restaurante

¡Seguro no esperaba ver este nombre en la lista! La industria de los desayunos parece estar dominada por el gluten; tostadas, panqueques, tostadas francesas, crepes y otras tantas opciones quedan fuera de la lista. Por lo general, los huevos son una alternativa segura (bueno, casi) pero, la próxima vez, antes de ordenar una omelet o tortilla en su restaurante preferido, le recomiendo que hable con el cocinero.

Algunas cadenas estadounidenses le agregan masa para panqueques a sus omelets para que sean más suaves y esponjosos. Si pensaba que en su plato sólo había carne, vegetales, queso y huevo, lamento decirle que también consumió trigo. Tómese un tiempo para hablar con los cocineros antes de hacer su pedido para asegurarse de que su primera comida del día no le traerá ningún problema de salud.

Omelet

10. Pasta libre de gluten

Debe estar preguntándose cómo demonios puede ser posible que la pasta libre de gluten contenga gluten. Si bien la pasta en sí es considerada un alimento seguro (más aún si la etiqueta del envase se lo garantiza), el problema está en el proceso de elaboración. Muchos restaurantes ahora ofrecen pasta para celiacos en sus menús, lo cual es maravilloso pero, a veces, esta se contamina con gluten en la cocina.

En los restaurantes, el agua de la pasta suele mantenerse caliente para que esté a la temperatura apropiada cuando haya que cocinar alguna orden. El gran inconveniente es que todos los pedidos se cocinan en esa misma agua. Si todo se hierve en la misma olla, es imposible que la comida no se contamine con trigo. En estos casos los más perjudicados son los celiacos así que, si está en riesgo, no deje de hablar con los cocineros antes de consumir cualquier menú.

Whole Wheat Pasta

Share This Article

X