Home » Spanish » Fitness & Nutrición » Siete malos hábitos que acentúan las arrugas de la piel

Siete malos hábitos que acentúan las arrugas de la piel


Mientras muchos de mis amigos, colegas y familiares aseguran que, por sus años, tienen bien merecidas sus arrugas — hay muchos hábitos diarios que pueden acelerar el proceso. Desde aquellas pequeñas líneas alrededor de sus ojos (a las que muchos llaman “patas de gallo”) hasta aquellas profundas grietas a los lados de su boca (también conocidas como líneas de expresión), los siguientes siete malos hábitos pueden incrementarlas o, peor aún, hacerlas aparecer antes de tiempo.

Mejore la apariencia de sus arrugas y líneas de expresión al evitar los siete siguientes malos hábitos…

1. Es fumador

“Espejito, espejito… ¿cómo me veo más bonito?” Creo que todos estamos de acuerdo con que se ve mucho más saludable sin ese cigarrillo en la boca. Hay miles de razones por las cuales fumar es dañino — entre las que se incluyen los movimientos faciales repetitivos que se hacen al inhalar y la forma en la que los químicos acaban con la elastina de su piel.

Según estudios publicados por la Biblioteca Nacional de Medicina y por los Institutos Nacionales de Salud, fumar cigarrillos restringe el flujo de sangre pura y de oxígeno necesarios para el rejuvenecimiento de las células de la piel, por lo que le quita a su semblante nutrientes vitales. Tristemente, el tabaquismo le deja como resultado más líneas más pronunciadas alrededor de sus labios y menos elasticidad en su piel a una edad más temprana.

2. No quitarse el maquillaje antes de dormir

Según el dermatólogo Eric Schweiger, fundador de la clínica Clear en Nueva York, dormir sólo una noche con maquillaje puesto no causará daños permanentes en su piel. No obstante, si constantemente sale de fiesta y se acuesta en compañía de su base y de su rímel preferidos, su rostro básicamente se convertirá en una placa de Petri para la generación de radicales libres.

El doctor Schweiger afirma que los cosméticos se aferran a todos los contaminantes ambientales a los que nuestros rostros se exponen a lo largo del día. Los poros pueden llegar a bloquearse a causa del maquillaje y, de la misma manera, pueden recolectar y almacenar radicales libres, lo cual hace que se reduzca el colágeno y, como consecuencia, se desarrollen las famosas arrugas. Es por eso que resulta súper importante limpiar e hidratar la piel antes de dormir (al igual que por la mañana) a fines de mantenerla joven y con aspecto saludable.

3. Le huye al protector solar

Los médicos de la Academia Americana de Dermatología le dicen “fush, fush” a cocinarse bajo el sol sin antes haberse puesto protector solar. Seguramente, los expertos en la piel saben que evitar la exposición solar por completo es algo casi imposible. Es por eso que recomiendan utilizar bloqueadores solares de amplio espectro, resistentes al agua y con SPF-30 o superior.

Recuerde que durante el invierno e incluso si está dentro de su vehículo, los poderosos rayos UV del sol también pueden alcanzarlo— ¡y dejarle arrugas profundas y visibles de recuerdo!

4. No puede alejarse un segundo de la tecnología móvil

Los teléfonos inteligentes, las tabletas y las consolas de video juegos personales tienen algunas cosas en común. No sólo que es muy descortés jugar con ellos a la hora de la cena — sino que también son muy dañinos para su piel, según el doctor Christopher Rowland Payne, un especialista en dermatología de la London Clinic en Reino Unido.

Considere el ángulo en el que posiciona su rostro al utilizar cualquier tipo de tecnología móvil — sus ojos están caídos y su cuello y su mentón se mantienen tensos durante horas. Esta pose repetitiva tiende a hacer que los usuarios desarrollen el famoso “tech neck” o “cuello tecnológico”, un patrón precoz que los dermatólogos describen como la aparición de papada junto con la acumulación de arrugas en la mitad inferior del rostro y del cuello.

5. Qué hacer y qué no hacer en la alimentación

No debería sorprenderlo el hecho de que la mala alimentación se haga evidente en el interior de su cuerpo (mala digestión, diabetes, enfermedades cardiovasculares) de miles de maneras distintas. Por ejemplo, una investigación publicada por la revista British Journal of Nutritition vincula los alimentos que causan inflamación — como la carne roja, los azúcares refinados, los alimentos procesados, la margarina o los aceites vegetales — con el envejecimiento prematuro.

Lo bueno es que una investigación publicada por la revista American Journal of Clinical Nutrition recomienda llevar una dieta rica en frutas frescas y vegetales, en proteínas magras (huevos, carne magra y granos), en ácidos grasos omega 3 y en ácidos alfalinolénicos (los que se encuentran en los aguacates, en el salmón, en el aceite de oliva y en la linaza) para proteger la piel de los daños provocados por los radicales libres y para promover la producción de colágeno suave y flexible.

6. Duerme boca abajo

Todos amamos nuestras almohadas, pero aplastar el rostro sobre ellas —- incluso si se trata de esas con plumas de ganso de alta calidad — puede provocar la aparición prematura de líneas y grietas en la piel, según un estudio publicado por la revista médica Journal of Cosmetic Dermatology.

Si se acuesta boca arriba pero se vuelve a despertar con el rostro apoyado sobre la almohada, intente dormir con un almohadón bajo sus rodillas para que le resulte más difícil darse vuelta mientras duerme.

7. Es adicto a la goma de mascar

Seguramente, después de su café matutino o de una comida un poquito picante, jamás podrá faltar la goma de mascar salvadora. Sin embargo, hacerlo constantemente es la razón principal por la cual se desarrollan las líneas de expresión y las arrugas — especialmente alrededor de la boca.

Numerosos estudios realizados por la Sociedad Americana de Dermatología Cosmética y de Cirugía Estética sugieren que el movimiento repetitivo al mascar causa la caída prematura de las comisuras de los labios. Afortunadamente, existen sustitutos igualmente efectivos a la goma de mascar como los enjuagues bucales, las láminas refrescantes o las mentas que acaban con el mal aliento.

ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat