Lesiones ESP

Siete formas en las que hacer ejercicio puede provocar lesiones

Por lo general, todos tienen buenas intenciones en mente cuando empiezan a ejercitarse de forma regular. Puede que salga a caminar o a trotar todas las mañanas, que haga entrenamiento de pesas en el gimnasio o que pruebe suerte en la clase de fitness.

De cualquier manera, una lesión es lo último que desea a la hora de dar el gran paso. Sin embargo, los esguinces musculares, las contracturas o cualquier tipo de lesión pueden boicotear sus esfuerzos si no maneja bien las técnicas o se exige demasiado. A continuación, le presento siete motivos por los que puede lesionarse al hacer ejercicio…

1. La actitud “si no duele, no sirve”

Seguro, es probable que note la tensión en sus músculos después de un entrenamiento, en especial si nunca ha hecho actividad física antes o ha pasado mucho tiempo desde la última vez que se ejercitó. El Dr. William Siegel, ortopedista y deportólogo neoyorquino, advierte que exigirse un poco más durante un entrenamiento no tiene por qué causar dolor físico.

Si siente dolor, su cuerpo le está advirtiendo que es necesario tomarse un recreo o dejar de hacer lo que está haciendo. De hecho, el dolor muscular es una cosa, pero las molestias en la rodilla o en la espalda baja deberían tomarse como un signo de advertencia para parar.

overweight workout

2. Levanta demasiado peso

Todos quieren aprovechar al máximo el tiempo que pasan dentro del gimnasio. Sin embargo, más no siempre es mejor cuando se aplica al peso que decide levantar. Según un artículo de MuscleMagFitness.com, levantar mucho peso podrá hacerle perder la técnica y, consecuentemente, aparezcan las lesiones.

En cambio, elija un peso apropiado para usted, que pueda controlar sin problemas y le permita completar un buen set de repeticiones. Cuando ese peso comience a parecerle fácil, agregue un poco más.

shutterstock_228635518

3. No se toma su tiempo

Los expertos de WebMD sugieren que comience a practicar con calma una nueva actividad en lugar de empezar de lleno y exponerse a una lesión. Después de todo, tomarse con calma su nueva rutina de ejercicio ya representa un desafío bastante importante.

Luego, a medida que construya masa muscular y adquiera resistencia, podrá incrementar la intensidad, la frecuencia y la duración de los ejercicios— a su vez, descansar correctamente entre ejercicio le permitirá reparar los músculos doloridos.

shutterstock_146066507

4. Demasiadas repeticiones

Una vez tuve un compañero de cuarto que hacía 100 dominadas cada mañana. Como se imaginará, al cabo de un mes se lesionó y probablemente nunca más pudo volver a hacer una dominada en su vida. Las lesiones por estrés repetitivo son un resultado inevitable de hacer siempre el mismo ejercicio.

Mi compañero se desgarro el dorsal ancho (un músculo enorme al costado de la espalda) simplemente porque le exigió demasiado al músculo. En cambio, debería haberse permitido tener el tiempo de descanso apropiado y haber diseñado una rutina de ejercicio más variada.

shutterstock_190530071

5. No distingue dolor de lesión

Las contracturas y el dolor leve son comunes entre 24 y 72 horas después de un entrenamiento, en especial si es principiante o ha vuelto a hacer ejercicio después de mucho tiempo. Sin embargo, su cuerpo conoce la diferencia entre un simple dolor de pantorrillas y una torcedura de tobillo.

Por naturaleza, las fibras musculares se desgastan al hacer actividad física. Descansar les brinda el tiempo adecuado a esas mismas fibras para que se reparen y adquieran fuerza y resistencia. Sin embargo, el dolor— debido a un desgarro o lesión en el músculo o en alguna articulación— genera molestias persistentes que no desaparecen con reposo. Si el dolor no se aplaca, suspenda el entrenamiento y consulte a un profesional de inmediato.

Hamstring Injuries

6. Se exige demasiado

Por supuesto, para ver avances se necesita salir de la zona de confort. Sin embargo, para lograr esto, es necesario saber reconocer los límites de su propio cuerpo. Si tiende a pasarse de la raya con frecuencia, la actividad física no sólo se convertirá en una adicción—sino que acabará lesionado.

Una investigación llevada a cabo por el Departamento de Ciencias Clínicas y Biológicas del Hospital San Luigi en Turín, Italia, afirma que una persona se exige demasiado cuando “los ejercicios que realiza exceden los niveles de recuperación de su cuerpo,” por lo que, en lugar de desarrollar resistencia, los músculos se debilitan a causa de las lesiones.

shutterstock_302979950

7. Le falta técnica

Está de más decirle que hacer bien un ejercicio es clave para evitar lesiones. Sin embargo, dejaré que la clínica Mayo le recuerde que si no dispone de técnica al levantar pesas, podría desarrollar casi instantáneamente una lesión por estrés repetitivo.

Este tipo de complicaciones ocurre cuando se sobreexigen los músculos y las articulaciones. El estrés repetitivo desgasta la zona de a poco, hasta que ocurre un desgarro, una fractura o una dislocación.

shutterstock_116449027

Share This Article

X