Perder Peso ESP

Siete errores típicos que le harán subir de peso durante estas fiestas

La culpa acumulada durante las fiestas representa una gran amenaza para la temporada de invierno. Si desea controlar su peso o mantener un régimen de alimentación saludable durante las fiestas—los numerosos brindis en la oficina, los intercambios de galletas navideñas, los banquetes familiares y los regalos comestibles pueden llevarlo por el mal camino.

Por fortuna, le presentamos siete maneras de evitar los errores típicos que nos llevan a aumentar de peso durante las fiestas…

1. No comer entre fiestas

Muchos de los que planean excederse con la comida en los banquetes deciden no comer entre fiesta y fiesta. Sin embargo, este método extremo para adelgazar sólo despierta aún más su apetito a la hora de celebrar.

Morirse de hambre hará que sus niveles de glucosa colapsen y acabe con antojos insaciables que lo llevarán a comer en exceso. Estas dietas extremas también ralentizan el metabolismo. Hágale un favor a su cuerpo y entre cada festejo opte por menús livianos hechos a base de productos frescos, proteínas magras y carbohidratos complejos.

Not Eating

2. Privarse de probar lo dulce

Mientras algunos devoran cada panecillo o galleta que se les cruza por el camino en las fiestas y los banquetes, otros se privan de cada una de las delicias festivas que se sirven en la mesa.

Sí, es cierto que el verdadero sentido de las fiestas es pasar tiempo de calidad con amigos y familiares— no atracarse de comida cual Pacman hambriento. Sin embargo, darse el gusto de disfrutar de una pequeña porción de torta o “un pequeño bizcocho” evitará los excesos posteriores. Así que saboree bien ese snicker-doodle y continúe socializando.

Holiday Eating

3. Fomentar el apetito voraz

La idea de morirse de hambre durante todo el día para después poder devorar todo lo que sirvan en el potluck de la oficina es bastante tonta. Sabe bien cómo acabará la historia. Llegará al lugar y querrá comerse hasta las servilletas.

En lugar de eso, coma algún bocadillo saludable pero llenador un par de horas antes de que comience la fiesta. Busque opciones ricas en fibras, proteínas y repletas de grasas beneficiosas que supriman el apetito a fines de liberar ghrelina, la hormona que aplaca el apetito.

Holiday Eating 2

4. Seguir el recorrido de la fila del bufé

El problema con respetar las filas del bufé y de seguir al líder, uno a la vez, sirviéndose platillos grasosos y postres hipercalóricos— es que tenderá a elegir un poco de cada cosa que tenga frente a sus ojos.

En cambio, observe “el panorama global”. Dé una mirada rápida a todas las alternativas y diríjase de inmediato a los menús saludables. No deje de disfrutar de algún que otro “permitido o capricho”.

Holiday Eating 1

5. Correr de fiesta en fiesta

Lo curioso del estrés es que lo lleva a comer más que de costumbre— de hecho, más de lo que comería cuando no está estresado. Es por eso que saltearse una comida y correr desde la oficina hasta el concierto de Navidad de su hija y de allí a la fiesta de fin de año del trabajo es un pésimo error.

En cambio, tómese un descanso entre evento y evento. No tiene nada de malo llegar un rato más tarde. El estrés crónico sólo elevará los niveles de cortisol, un potente estimulante del apetito, la hormona que hace que devore grasas y carbohidratos dañinos.

Holiday Stress

6. Pasar todo el día sentado junto al escritorio

Hacer un poco de ejercicio antes de una fiesta le permitirá aumentar el metabolismo y la energía antes de comer y beber. Resérvese un momento para hacer actividad física entre medio de tantas compras y corridas por los centros comerciales.

Incluso 20 o 30 minutos caminando o una sesión de yoga o estiramiento con meditación le permitirán deshacerse de algunas calorías que consumirá en la fiesta. Además, caminar aumenta los niveles de energía y concentración y evita que se lleve cantidades inmensurables de comida a la boca sin antes pensarlo dos veces.

Winter Exercise

7. Abusar de las calorías vacías del alcohol y el ponche

Una deliciosa copa de ponche es una forma tentadora de aplacar la sed durante las fiestas. Sin embargo, los cócteles con y sin alcohol hechos con sodas, jugos azucarados, líquidos cremosos y jarabes están repletos de calorías vacías.

Excederse con el vino, los espumantes, las cervezas y los cócteles variados lo llevará a comer de más. En cambio, beba un vaso enorme de agua helada entre cada vaso de cerveza o vino que consuma y asegúrese de regresar a casa en taxi o de contar con un conductor designado por si se pasa de copas.

party
X