Salud Bucodental ESP

Siete enfermedades vinculadas con la higiene bucodental deficiente

Ir al dentista es todo un desafío para muchas personas. Sin embargo, descuidar su salud bucal puede afectar mucho más que a sus blancas perlas.

Además de las enfermedades de las encías y el cáncer bucal, existe una gran cantidad de complicaciones vinculadas con la higiene bucodental deficiente. Con ustedes, las siete más comunes…

1. Aumento de peso u obesidad

Un adulto promedio tiene alrededor de 32 piezas dentales. No obstante, la Canadian Obesity Network asegura que si no supera las 21, está en riesgo de sufrir obesidad por no poder masticar bien su comida o por tener que limitarse a ingerir ciertos tipos de alimentos.

El problema está en tener que optar por productos fáciles de masticar, como los menús de los restaurantes de comida rápida, que suelen estar repletos de grasas y calorías. Los alimentos más nutritivos y altos en fibra (como las manzanas) suelen ser difíciles de tragar y los pacientes tienden a dejarlos de lado.

2. Riesgos elevados de sufrir diabetes

Según el periódico Daily Mail de Reino Unido, la pérdida de piezas dentales aumenta las posibilidades de desarrollar diabetes en un 11%, para ser más precisos. Esto se debe a la inflamación del torrente sanguíneo generada por la incapacidad del organismo de regular los niveles de azúcar en sangre.

Lo peor de todo es que la diabetes deteriora aún más la salud bucal. La clínica Mayo explica que el exceso de glucosa en sangre viene acompañado de enfermedades de las encías y rotura de las piezas dentales, entre otras complicaciones.

3. Mayores posibilidades de desarrollar enfermedades cardiacas

Por más insólito que le resulte vincular la salud bucal con la de su corazón, la American Dental Association (ADA) asegura que ambas están interrelacionadas.

Si bien la evidencia científica aún no es suficiente, la ADA explica que tanto sus encías como sus dientes son la puerta de entrada a todo tipo de enfermedades, entre ellas las cardiovasculares.

4. Mayores riesgos de tener partos prematuros

Si está embarazada y no es cuidadosa con su salud bucodental, debe saber que no sólo se está haciendo daño a usted misma, sino también a su hijo.

El gobierno canadiense asegura que se han estado realizando investigaciones para comprobar el vínculo entre higiene bucal deficiente y embarazos prematuros. Los bebés que nacen antes de término están expuestos a cientos de infecciones y complicaciones de desarrollo, según Health Canada.

5. Debilitamiento óseo

La osteoporosis provoca el deterioro de los huesos y lo vuelve propenso a sufrir lesiones y fracturas durante la realización de tareas cotidianas.

La clínica Mayo explica que esta enfermedad degenerativa fomenta la pérdida de piezas dentales al igual que del hueso periodontal, que sostiene la dentadura. Diversos estudios han demostrado que aquellas personas con deficiencias en el hueso periodontal, muestran signos de debilitamiento óseo en otras partes del cuerpo.

6. Posibles complicaciones respiratorias

Health Canada atribuye ciertos problemas respiratorios a las enfermedades de las encías, que son causadas por la acumulación de placa en su boca. Este organismo de salud gubernamental ha descubierto que las bacterias dañinas presentes en la placa pueden afectar el aparato respiratorio.

Este tipo de complicaciones afecta principalmente a los ancianos, aunque nadie está exento. Si presenta problemas para respirar, consulte a un médico y luego a un especialista en salud bucal.

7. Mayores riesgos de sufrir demencia

Así es, hasta su salud mental puede verse afectada si no mantiene la higiene de sus dientes. La Alzheimer’s Society señala la importancia de cuidar su salud bucal a fines de prevenir episodios de demencia que, a su vez, vienen acompañados de confusión y pérdida de memoria. Por este motivo, es mucho más complicado para los pacientes afectados concretar las rutinas de higiene oral diarias.

La Facultad de Medicina y de Odontología de la Universidad de Central Lancashire ha llevado a cabo investigaciones que revelaron que de los 10 participantes con demencia, alrededor de la mitad poseía una bacteria llamada Porphyromonas gingivalis en su cerebro.

X